Por: Mundo Deportivo

El cubano Pedro Pablo Pichardo, de 23 años y doble plata mundial en triple salto, desapareció de la concentración del equipo nacional cubano en Stuttgart, donde preparaba los Mundiales de Londres.

Con su mejor marca de 18,08 metros, Pichardo es el cuarto en la lista de todos los tiempos en triple salto, solo por detrás del británico Jonathan Edwards (18,29) y los estadounidenses Christian Taylor (18.21) y Kenny Harrison (18,09). En 2013 y en 2015 se llevó la medalla de plata de los dos últimos Mundiales al aire libre, en Moscú y Pekín, pero no pudo competir en los pasados Juegos Olímpicos de Río por culpa de una lesión.

Se desconoce su paradero y si se establecerá definitivamente en Alemania o en otro país europeo, pero todo indica que no volverá a competir para Cuba nunca más, en un caso de deserción que el atletismo cubano ya ha vivido otras veces con varias de sus estrellas.

Pichardo es una de las grandes promesas del atletismo cubano y latinoamericano. Con solo 23 años es uno de los cuatro triplistas que ha superado la barrera de los 18 metros, con marca de 18.08 en el 2015. El atleta había confesado su intención de alcanzar pronto saltos por encima de los !8.30 metros.

Era considerado un pilar del equipo cubano para los próximos torneos élite y de cara a los Juegos Olímpicos de Tokío en el 2020.

Solo el británico Jonathan Edwards (18.29) y los estadounidenses Christian Taylor (18.21) y Kenny Harrison (18.09) ostentan marcas superiores a la de Pichardo en la historia del atletismo.