La noticia no tomó a muchos por sorpresa. Este lunes 14 de mayo el manager Víctor Mesa anunció a Radio Rebelde que no estará al frente de Industriales en la 58 Serie Nacional de Béisbol.

En el programa Deportivamente, de la cadena cubana, Mesa aseguró que tal decisión nada tenía que ver con que sus dos hijos decidieran probar suerte en las Grandes Ligas y puso como excusa que: “No estoy preparado para dirigir este año, no me han tomado en cuenta para ninguno de los tres equipos que están en la Serie Especial, ni para los Juegos Centroamericanos y del Caribe”.

Bajo semejante premisa muchos serían los entrenadores que en el país no volverían a pisar los estadios. Además, ¿a qué aspira Mesa? No ha ganado ningún campeonato doméstico, a pesar de hacer tocado las puertas de la corona en los últimos años; y sus actuaciones al frente de equipo nacional han terminado, una y otra vez, en bochornosos descalabros. Dicho esto, no es de extrañar que le dejen fuera. Siendo claros, ya era hora que tal cosa sucediera.

Sobre su salida de Industriales, Víctor añadió algo que los capitalinos ya sabían desde hace mucho: “En la capital hay nombres y hombres que pueden asumir la dirección, yo dije que venía por un año, y el trabajo se vio, continuaré en la preparación de la preselección hasta que se designe a un nuevo director”.

La lista de sucesores de Mesa parece evidente: Lázaro de la Torre, actual timonel del Sub 23 habanero, y Guillermo Carmona, quien era considerado por muchos la elección más clara antes de la llegada de Víctor Mesa a la capital.