El voleibolista cubano nacionalizado polaco Wilfredo León — considerado por los especialistas como el mejor jugador del mundo — constituyó la pieza clave del conjunto ruso Zenit Kazan para alcanzar el liderato y un récord de victorias consecutivas en el fortísimo certamen europeo.

Una vez más, León demostró que es la superestrella de ese equipo, pues de no ser por su excelente desempeño en los momentos cruciales, su plantel no se hubiese arribado a las seis victorias consecutivas en el arranque del torneo.

El Zenit Kazan, campeón en esta temporada de la Champions League continental de voleibol varonil se impuso al Gazprom-Jugra Surgut por tres set a uno (25-15, 26-24, 20-25, 25-21) en la última fecha de la justa.

Wilfredo León se encargo de consolidar el éxito con sus propias manos, tras anotar
27 puntos, cuatro de ellos por el saque y dos por bloqueos con una eficiencia al ataque del 66%.

Después de este partido, León se convirtió en el líder de la Superliga en aces con 17. En el partido con Jugra Surgut fue, el antillano fue secundado a la ofensiva por Mikhail Mikhailov con 22 unidades.

El voleibolista cubano inició los trámites para formar parte de la selección de Polonia, sumamente interesada en contar con los servicios del estelar atleta, aunque para ello debe esperar alrededor de dos años por el reglamento de la Federación Internacional de este deporte (FIVB). El presidente de esta institución Ary Graca manifestó que el jugador cubano con pasaporte polaco debutará al menos con el combinado nacional del país europeo el 24 de julio de 2019.