Wilfredo León — considerado por los especialistas el mejor jugador de voleibol del mundo — formará parte de una nueva selección nacional en 2019, tras quedar en el ostracismo por las absurdas políticas deportivas de su país natal.

El voleibolista antillano inició los trámites para formar parte de la selección de Polonia, sumamente interesada en contar con los servicios del estelar atleta, aunque para ello debe esperar alrededor de dos años por el reglamento de la Federación Internacional de este deporte (FIVB). El presidente de esta institución Ary Graca manifestó que el jugador cubano con pasaporte polaco debutará al menos con el combinado nacional del país europeo el 24 de julio de 2019.

«No se puede acelerar el proceso. Si permitiera acortarlo entonces otros jugadores y federaciones exigirían lo mismo “, manifestó Graca citado por el sitio netka.org.

«Hubo comentarios en los medios de comunicación polacos sobre si la retirada de León  pudiera reducirse para que el cubano comience con el equipo cuanto antes. Sin embargo, resulta que no hay ninguna posibilidad para ello. Respetar la ley es importante para que ninguna federación con gran poder económico pueda comprar todo un equipo basado en jugadores extranjeros», explicó el directivo.

Sobre el jugador de 24 años pesa el mal que recae sobre muchos de los voleibolistas cubanos que andan desperdigados por el mundo imposibilitados de jugar para su propio país, y que a la vez llevan consigo el estigma de «busca vidas» en otras representaciones. Además, León nunca ha jugado en ningún club polaco lo cual también afecta negativamente a la evaluación por la federación internacional. .