El jardinero de los Dodgers de Los Ángeles, el cienfueguero Yasiel Puig, fue suspendido por dos partidos tras una pelea que provocó el pasado martes cuando su equipo enfrentaba a los Gigantes de San Francisco.

Además, Puig tendrá que pagar una multa a la oficina de las Grandes Ligas, sin que se conozca hasta el ahora el monto exacto de la penalidad.

Puig se enfadó con el receptor de los Gigantes, Nick Hundley, a la altura del séptimo inning del partido del martes.

Tras un cruce de palabras, el cubano empujó en dos ocasiones al receptor y, luego, lo golpeó en la máscara. Allí comenzó la trifulca que vació los bancos de jugadores y terminó con la expulsión de los dos protagonistas.

En el caso de que Puig decida no apelar su castigo, su pena comenzará a hacerse efectiva en el próximo partido de los Dodgers —este viernes, ante los Marineros de Seattle—. El sábado Puig cumpliría el segundo día de castigo y ya para el domingo estaría de vuelta en el terreno.