El receptor cubano Yasmani Grandal continuará vistiendo la camiseta de los Dodgers de los Ángeles por un año más, según difundió en su cuenta de Twitter el reconocido columnista deportivo de Usa Today, Bob Nightengale.

Por un contrato de 7,9 millones de dólares, evitando el arbitraje salarial, el cátcher volverá a competir con uno de los grandes candidatos al anillo dela Serie Mundial en 2018.

En el pasado enfrentamiento contra los Astros de Houston, el nacido en La Habana no pudo embazarse en solo tres turnos al bate, incluido un ponche, por lo que en la próxima temporada tendrá la oportunidad de redimirse en la gran final, si es que el conjunto californiano vuelve a acceder a la discusión del título de la MLB.

Los playoffs de 2017 tampoco fueron un lecho de rosas para el jugador de 29 años. No pudo conectar hit en ocho apariciones en el cajón de bateo y solo pudo llegar a primera gracias a tres boletos.

Grandal acumula ya tres temporadas con los Dodgers y en la pasada edición logró superar algunas de sus marcas desde que ingresó al plantel en 2015: 50 carreras, 108 hits, 27 dobles, .247 de average y .459 de slugging.

Bajo las órdenes del mánager Dave Roberts, el cubano tendrá como principal rival detrás del plato a Austin Barnes, quien en 2017 promedió .289 con OBP de .408 y OPS de 895.

Pero, sobre todo, el 2018 representa para Grandal la oportunidad de conseguir cifras históricas en MLB: las 300 carreras anotadas (actualmente posee 230), los 500 hits (441), los 100 tubeyes (87), los 100 cuadrangulares(89) y las 300 impulsadas (271).

Receptor cubano Yasmani Grandal FOTO: MLB.com

Receptor cubano Yasmani Grandal FOTO: MLB.com

Grandal inició su paso por Las Mayores en 2012 con los Padres de San Diego, franquicia en la que militó hasta 2014 y con la que acumuló 88 anotadas, 94 impulsadas, 161 hits y 24 cuadrangulares. A partir de 2015 su carrera se mudó a los Dodgers, con los cuales ha visto mucha más acción sobre el terreno, con un promedio de 120 partidos jugados por temporada.