Por João Gabriel Rodrigues  y Thaynara Amaral / Globo.com

El vínculo no se limita a la nacionalidad. Cuando Robertlandy Simón eligió al Cruzeiro como su primer equipo en Brasil, pesó la posibilidad de actuar al lado de un «hermano». Desde niño, en la base de la selección cubana, el central antillano soñó con la oportunidad de jugar al lado de Yoandy Leal. Y, en la temporada de estreno, la sociedad se mostró perfecta. En el camino hasta el título de la Superliga, conquistado el domingo, contra el Taubaté, ellos fueron dos de las figuras más destacadas de la campaña celeste.

La amistad entre Leal y Simon nació en la base del equipo Cuba. Los dos formaron parte del conjunto nacional hasta el Mundial de 2010, cuando decidieron seguir otros rumbos y fueron a vivir fuera de la isla. Nació entonces la voluntad de defender el mismo club. Simon jugó en Italia y en Corea del Sur antes de aceptar la invitación del Cruzeiro para unirse al hermano en Brasil.

«Leal es uno de mis mejores amigos. Tengo buenas amistades y Leal es uno de ellas. Es parte de mi vida, es fantástico. Es un gran jugador y una persona genial. Cuando él necesita ayuda, siempre estoy aquí. Cuando yo lo necesito, él siempre está presente. Y eso es muy importante para mantener la asociación dentro y fuera de la cancha», expresó Simón.

Leal es sólo elogios para su amigo. En el proceso de contratación de Simon, fue el principal impulsor para la entrada de Robertlandy al equipo. El central tenía otras propuestas, pero el atacante, ídolo de la hinchada, fue esencial para que el refuerzo fuera confirmado.

Robertlandy Simón y Yoandy Leal con el Sada Cruzeiro de Brasil.

Leal y Simón celebran el título. FOTO: Wander Roberto/Inovafoto/CBV

«No tengo palabras para hablar de Simon. Nuestra amistad es de otro planeta. Ya son 15… o 16 años que nos conocemos. Siempre queríamos jugar en el mismo equipo, y en esa temporada lo conseguimos. Estoy feliz. Sabía que era un gran jugador y que iba a ayudar mucho. Va a ser un honor poder jugar más tiempo con él. ¡Estamos juntos siempre!» bromeó Leal.

Los dos, probablemente al lado de los brasileños Felipe y Serginho, formarán la base del equipo celeste para la próxima temporada.