El inicialista cubano Yuli Gurriel empujó la carrera de la diferencia en la victoria 4-3 de los Astros de Houston sobre los Media Rojas de Boston, uno de los duelos que animará la postemporada en la Liga Americana, la cual arrancará este martes con la definición del comondín entre los Yankees de Nueva York y los Mellizos de Minnesota

Los Astros anotaron las cuatro carreras del triunfo en el séptimo episodios. El cubano completó el productivo inning con elevado de sacrificio y Houston venció a los Medias Rojas.

En este encuentro, el Yuli bateó de 3-2 con una impulsada y culminó la temporada regular frisando los 300 de average al finalizar su promedio de bateo en 299 con 75 remolcadas y 18 jonrones.

En su año de debut el cubano implantó  una nueva marca de extrabases para un novato en la franquicia de los Astros, tras llegar a 62. El cubano superó el récord previo que impuso Hunter Pence en 2007. Los 43 dobles de Gurriel representan la mayor cantidad para un novato en la Liga Americana desde Dustin Pedroia (39) y Delmon Young (38), también impuestos en 2007, y sus 75 carreras empujadas representan la segunda mayor cantidad para un novato en la historia de los Astros.

Igualmente llamativo fue  la escasa cantidad de ponches que se tomó el antillano, solo 62 en 529 comparecencias al bate.