Por: Daniel Guemechu / Corte4

En el béisbol, no existen dudas de que el cuadrangular es el batazo más emocionante y una de las principales razones por las cuales los fanáticos asisten al estadio para experimentar las emociones que un vuelacercas es capaz de desencadenar. Es aún más excitante para un jugador, cuando lo logra frente a su afición, bateando ante el mejor lanzador del mundo y con la posibilidad del empate o la ventaja en sus muñecas.

Ese conjunto de emociones desatadas las debe haber sentido el inicialista cubano de los Astros de Houston, Yuliesky Gurriel cuando, enfrentándose al as de los Dodgers, Clayton Kershaw, durante el 5to partido de la Serie Mundial, desapareció la pelota por el jardín izquierdo para igualar las acciones en el 4to episodio y convertir el Minute Maid Park de Houston en un manicomio de fanáticos enardecidos.

Pero también sabemos que no existe nada para un pelotero comparado a que su familia vaya a apoyarlo. Desde las categorías infantiles, pasando por las etapas de desarrollo deportivo y físico, siempre, absolutamente siempre, la familia constituye un pilar básico que soporta las vicisitudes del atleta. Y es aún más fuerte esa relación, si alguno de los miembros de la familia ha sido o es, un deportista que no puede quedarse en casa sentado inmóvil frente al televisor y prefiere desatar la adrenalina en las gradas del estadio.

Esto fue lo que sucedió anoche cuando pudimos ver a la familia del “Yuli”, especialmente a su padre, el legendario pelotero cubano Lourdes Gurriel, saltando de júbilo ante el batazo descomunal del mediano de sus hijos (los otros dos también son peloteros) que lo convirtió en uno de los héroes de la noche en Houston.

La reacción de la familia Gurriel cuando el Yuli su jonron titánico anoche…

Una publicación compartida de Yusseff Diaz(Pelota Cubana) (@pelota_cubana) el

Estamos seguro que el gesto del muchacho de Sancti Spíritus, Cuba, cuando llegó al plato, iba dirigido a su familia. Especialmente a su padre, el “Héroe de Parma”. Y que Lourdes, la familia Gurriel y Cuba toda están muy orgullosos de la actuación de su muchacho en esta postemporada.

¡Enhorabuena!