Este miércoles, el cubano Yurisbel Gracial fue el héroe de los Halcones de SoftBank, al conectar 2 cuadrangulares y remolcar 5 carreras en 5 visitas al plato. Si bien no llega todavía a 100 turnos en la NBP, despeja, de momento, las dudas que había con su arribo a Japón.

Gracial desapareció su segunda pelota en el noveno inning ante los Luchadores de Nippon Ham en el Tokyo Dome, y elevó su promedio a 340 de average, con 9 impulsadas.

“Me parece que es muy superior (el nivel) al de la liga de Cuba. Por eso es que se dice que esta es la segunda mejor liga del mundo, después de las Grandes Ligas. Aquí hay muchos peloteros con mucha experiencia, mucho nivel y mucho profesionalismo y al tener esos peloteros la liga tiene buen nivel”, dijo en una entrevista publicada en Beisboljapones días atrás.

Yurisbel Gracial… de las tropas especiales al béisbol

Yurisbel solo ha podido disputar 17 partidos, pero ha aprovechado muy bien las oportunidades. En su anterior presentación disparó también vuelacercas, además de sencillo, para impulsar tres carreras.

Como resultado, en los dos últimos juegos, el cubano lleva 3 jonrones y ocho propulsadas, para confirmar que está encendido con el madero.

El matancero sufrió una lesión a comienzos de la temporada y no tuvo mucha acción con el segundo equipo de Fukuoka. Firmó a principios de año con el conjunto de los Halcones, que tiene en sus filas a los también cubanos Alfredo Despaigne y Liván Moinelo.

Con anterioridad, se había probado durante dos años en la liga CanAm en Canadá, en los cuales bateó para más de 300 de average. Pero Japón ha sido un reto mayúsculo para este pelotero de 33 años, quien no ha defraudado.

“Yo sólo vine aquí a jugar pelota, tanto a este nivel como en las ligas menores. Lo mío es desarrollarme y jugar todo lo que pueda para adquirir más conocimiento del juego y ser más profesional de lo que soy. Estoy muy contento por esta posibilidad que me han dado de estar aquí con el equipo grande y ver acción en algunos partidos y tratar de hacerlo lo mejor posible, que es mi trabajo. La idea es jugar bien para que me sigan dando oportunidades”, dijo. Y lo está logrando con creces.