El cubano Howard Sant-Roos parece que pondrá rumbo a tierras rusas donde le espera con los brazos abiertos el CSKA de Moscú. Según el periodista Nikos Varlas se está a punto de confirmar lo que era ya un secreto a voces. El actual campeón de la Euroliga puso su vista en el jugador criollo debido a las grandes prestaciones de este con el AEK Atenas.

El fichaje puede hacerse oficial en los próximos días, ya que el CSKA está dispuesto a pagar el Buyout del alero criollo que asciende a medio millón de euros.

Según algunas fuentes, los rusos le ofrecieron al agente del cubano Paolo Giuliani una oferta que consta de una buena mejoría salarial y un contrato hasta la temporada 2020-21 buscando garantizar el sí del representado de Giuliani.

«Buena adición para el CSKA. Jugador de equipo, gran defensor, versatilidad, hace un poco de todo», dijo Varlas sobre el cubano.

Sus grandes cualidades en defensa, explosividad en cancha y rapidez ofensiva le han valido para hacer enfocar las vistas de los mejores equipos de Europa. Por estos motivos se le ve como el remplazo perfecto del Ala Pívot norteamericano Will Clyburn.

De izquierda a derecha, los jugadores cubanos Jasiel Rivero y el mencionado Howard Sant-Roos, en noviembre de 2019. Foto: Instagram de Rivero.

El 20 de diciembre pasado el periodista Donatas Urbonas anunciaba la posibilidad de la operación por parte del club moscovita. Los astros se van alineando y todo parece indicar que en poco tiempo (se habla de tres o cuatro días), el muchacho de 10 de octubre, pasará a formar parte de la nómina de uno de los mejores clubes europeos en el deporte de las canastas.

«El especialista defensivo realizó algunas actuaciones llamativas desde el comienzo de la temporada 2019-20, en la que ha promediado 12.2 puntos, 6.8 rebotes, 3.8 asistencias y 2.4 robos por partido en la BCL», dice John Askounis, en el sitio eurohoops.net.

Un equipo de peso en Europa

Howard llegaría al flamante monarca de la Euroliga, pues el el CSKA de Moscú levantó su octavo título de esa competencia al imponerse por 83-91 al Anadolu Efes en la final disputada en Vitoria-Gasteiz.

La vida recompensa el espíritu de consagración y sacrificio deportivo que ha caracterizado a Howard Sant-Roos durante toda su carrera. El hombre que comenzó jugando en canchas de cemento y casi sin zapatillas hoy se une a la disciplina del Campeón de Europa.