Con botas y sombrero para protegerse del sol, en medio del surco recién sembrado o recogiendo la cosecha, así disfruta sus días de aislamiento social el campeón olímpico cubano Dayron Robles.

“Es una inspiración personal, siempre quise poner el campo como parte de mi vida, poner cadenas productivas como parte de mi vida”, dice.

Mientras las personas se las ingenian buscando formas creativas de vivir este distanciamiento forzoso por la expansión del nuevo coronavirus, el exvallista recurrió a un modo llamativo para hacerlo, sobre todo para quienes no asocian a este famoso deportista con el duro trabajo del campo.

Pero no es un recurso de última hora, o una medida desesperada. Para Robles acudir a la tierra es bastante habitual. En sus redes sociales suele compartir videos o fotografías, en medio de la faena, o recolectando el resultado de su esfuerzo, aunque en esta ocasión hay condicionantes especiales.

«¿Pensaron que ya habíamos terminado en el campo?!!! No, seguimos dando pelea, sembrando, recogiendo… Ojalá cuando todo esto pase podamos vernos de nuevo, para eso #QuédateEnCasa, escribió en Facebook.

“Por supuesto, aquí estamos por la cuestión del COVID-19. Como parte del eslogan mundial de quédate en casa, nosotros también lo hemos hecho muy propio y lo llevamos bien a cabo, haciendo uso del llamado de la nación de que todo el que tenga un pedacito de tierra, sacarle el mayor provecho para darle al vecino al amigo, a la placita, porque lo vamos a necesitar”, afirma.

Pero el campeón olímpico no está solo: su familia lo acompaña, como parte de este aislamiento especial y productivo en que pasan el tiempo por estos días.

“Mi familia y yo tenemos esta posibilidad y lo hacemos con bastante frecuencia en la vida normal: estar en este sitio, tratar de implementar el huerto que aquí tenemos y darle uso a los productos que nos da la tierra”, explica.

Después de su exitosa vida como deportista, marcada por haber sido recordista del mundo, y por alcanzar la gloria olímpica en los 110 metros con vallas en Beijing 2008, Robles emprendió otro camino como esposo y padre.

“Mi principal labor es ser un padre de familia, que es lo más importante en mi vida y mi tarea principal. Esto me hace sentir espectacular y es el complemento más importante que tiene mi felicidad individual”, contó meses atrás.

Fuera del deporte activo, el antiguo atleta se reinventó además como un emprendedor, con el restaurante La Escondida Habana, además de una experiencia Airbnb. Esta parte se relaciona, igualmente, con este lazo que lo ata al campo.

“Cómo no va a tributar directamente a nuestros negocios, a lo que hacemos. Del huerto a la mesa es algo que funciona en el mundo entero y nosotros también tratamos de tenerlo como un uso normal”.

Robles suele ocupar bastante tiempo en su trabajo campesino, porque ve en este más que un simple pasatiempo, y disfruta de cada proceso.

“Me encanta hacer el sacrificio general de las cosas: labrar, plantar la semilla, echarle el agua, cuidar de esa semilla, ver su surgimiento. El fruto a todo el mundo el gusta, pero esta parte del sacrificio, puesto en cualquier ámbito de la vida es interesante, porque después de que te sacrificas haciendo algo, cuando ves el resultado, creo que te sabe doble el éxito, lo disfrutas mucho más. Creo que al que le vaya a brindar un macito de lechuga, o un mango, se lo doy porque realmente conozco el sacrificio que deviene de aquella persona que trabaja el campo”, cuenta.

Desde su lugar de retiro, ante la amenaza de la COVID-19, se sumó a la campaña internacional que conmina a permanecer en los hogares y evitar el contacto.

“Lo fundamental es que la gente entienda qué tan necesario es quedarse en casa, y que, para poder nosotros combatir en esa guerra, nuestro fusil es el aislamiento social, por eso exhorto a aquellas personas que aprecien su vida, y la vida de los demás, que amen y que les guste ser amados, que se queden en casa, que lo disfruten y que busquen alguna alternativa”.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine