Yunel Escobar quiere dar un nuevo rumbo a su vida, y para ello se reinventa de pelotero a empresario con un novedoso proyecto llamado Batter’s Box que está, como no podía ser de otra forma, vinculado al béisbol.

Esta iniciativa abrió en la ciudad de Miami y combina la tecnología y la realidad virtual, para brindar una experiencia interactiva para los seguidores del béisbol. Además, cuenta con un lounge y restaurante completo.

El experimentado atleta cubano dijo a El Nuevo Herald que destaca de su proyecto “el sentido familiar. Que las familias se reunieran aquí, los padres con sus hijos, y pudieran sentir el amor por el béisbol. Es un proyecto que deseo llegar a toda la Florida. Quiero que las personas que vengan aquí acepten este proyecto y vivan una experiencia inolvidable”.

El Gambao lleva toda una vida dedicada al béisbol y ha dejado una carrera destacada en Grandes Ligas, con 11 años al máximo nivel. Por eso nunca entenderá por qué no puede entrar a Cuba, cuando lo único que ha hecho es representar a su país.

“No tengo nada en contra de nadie, no tengo que ver con política. He representado a Cuba en el mejor nivel del béisbol. Cuba debe estar orgulloso de un pelotero que jugó 11 años y que quiere entrar a su país a ver a sus abuelos morirse”, confesó a Jorge Ebro.

Hay nostalgia en el expelotero que pasara por Atlanta, Toronto, Tampa, Washington y los Angelinos, que quisiera volver a su país, del que lleva separado tantos años, y a su Habana.  

“Uno tiene amigos y quiere ir a Marianao. Tengo un pasaporte inhabilitado. Soy ciudadano americano. Donde a mí me boten, yo no vuelvo. Tengo mucho orgullo. Quiero ver a Cuba libre”, dijo.

La suya fue una etapa bastante productiva en la Gran Carpa, rindiendo a buen nivel de forma sostenida durante varios años. No por gusto acumula 1501 hits y un aceptable average ofensivo de 282 de por vida.

Pero ahora Escobar está en el camino de la reinvención, aunque el nuevo destino también siga atado al juego que tanto ama. Para él, salir de Cuba le permitió conocer un nuevo mundo, pero sobre todo, obtener una nueva posibilidad de reconstruir su vida.  

“Todo el mundo en Cuba tiene un solo camino. Siempre hay una cosa ilícita, siempre hay un camino de invento. Todos los caminos conducen a una sola prisión y en Cuba estamos presos”, afirma Yunel, quien frases que parecen entroncar con la “la maldita circunstancia del agua por todas partes”, que Virgilio mencionara en su poema.

“Cuando estás encerrado en una isla y no puedes expandir tu futuro, ni tu talento, creo que estamos presos. Si me hubiera quedado ahí, estuviera preso como lo están todos los cubanos”, afirmó.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine