A raíz de la decisión de César Prieto de abandonar la selección nacional de béisbol en Estados Unidos, desde Play-Off Magazine te traemos algunos de los abandonos más recordados de peloteros cubanos durante eventos internacionales. Desde el primero, René Arocha, hasta uno de los más legendarios beisbolistas antillanos, el fenómeno Yulieski Gurriel, actual inicialista de los Astros de Houston.

René Arocha: el primero de los abandonos en eventos internacionales

A pesar de que Bárbaro Garbey resultó el primero de los peloteros cubanos de la Serie Nacional en jugar en las Grandes Ligas, René Arocha consiguió lo impensable para muchos en aquel momento. El 10 de julio de 1991, con 27 años, dejó al equipo Cuba en Estados Unidos durante un torneo internacional.

Sobre aquel día, Ariel Prieto, teammate del Equipo Nacional ese año, relató en el documental Cuba Island of Baseball que la noche previa el seleccionado durmió en el hotel del Aeropuerto Internacional de Miami.

“Los jefes salieron y comunicaron que nadie (jugadores) estaba autorizado para salir del hotel. Entonces todos nos pusimos de acuerdo para salir. Pensamos que si ellos podían por qué nosotros no; pues arrancamos y nos fuimos esa noche. Recuerdo que regresé casi a las 6:30 am y me quedé medio dormido esperando para montar en el avión. Había tremendo revuelo y era que estaban buscando a alguien. Era René Arocha que se había quedado”, dijo.

Según el propio Arocha, tal decisión no fue fortuita, pues la tomó desde mucho antes. “Desde 1986, que empecé a salir, estaba buscando una oportunidad. No me quedé porque nadie me dijo nada, me quedé porque quería ser libre, porque quería vivir en un país libre”, dijo Arocha durante una conversación con Fernando Rodríguez Álvarez para su canal de YouTube Baseball & other Sports.

Edilberto Oropesa

Una de los abandonos más dramáticos y menos comentados fue el que ocurrió en febrero del 1993, mientras se celebraban los Juegos Universitarios de Buffalo, y fue protagonizado por el lanzador Edilberto Oropesa.

Mientras se celebraba el partido entre el equipo cubano y el de Taipei de China, Oropesa se encontraba en el bullpen y, a la primera oportunidad que tuvo, se desprendió a correr para saltar la cerca del terreno y huir hacia el auto de un familiar que le esperaba, previa coordinación. Aunque no debutó en Grandes Ligas hasta el 2 de abril de 2001 se mantuvo en las ligas del Caribe con actuaciones en México e incursionó en la pelota de Holanda.

Liván Hernández  

Liván Hernández decidió abandonar en septiembre de 1995 a la selección que se encontraba en la ciudad de Monterrey, México, durante la celebración de un Campeonato Mundial. El hecho ocurrió en la noche, cuando Liván se dio a la fuga del hotel y se desprendió a correr hacia un carro que lo esperaba, para reunirse con el agente personal Joe Cubas y su socio Juan Ignacio Hernández.

El joven lanzador solo contaba con 20 años cuando tomó esa difícil decisión. Posteriormente, en febrero del 1996, firmó contrato con los Marlins de Florida por la suma de 6.5 millones de dólares. Al año siguiente ganó la Serie Mundial y se alzó con el MVP de la fiesta de otoño debido a su impresionante labor en el montículo.

Brayan Peña

Brayan Peña tenía 16 años cuando dejó al equipo en un torneo fuera de Cuba. Sobre el proceso de la fuga, así lo narró para Cuba Island of Baseball: “Estaba jugando con el Equipo Nacional en Venezuela y tomé la decisión de desertar. Estaba cansado de ver a mi mamá y mi papá luchando. Un amigo me ayudó”, relató Peña.

En ese mismo espacio, el otrora receptor de Grandes Ligas recordó que esa persona le dio a escoger entre unas guantillas verdes y otras rojas, en franca alusión a si escogía el camino del abandono de la delegación. “Obviamente elegí las verdes. Entonces me dijo que en lobby del hotel había una ventana, que la iba a dejar abierta y saliera por ella. Él me esperaría fuera”, añadió.

“Al día siguiente le dije a un hombre de la seguridad que necesitaba ir al restaurante y me dijo: ‘Pues voy contigo’. Le pedí un poco de privacidad, que yo de ahí no iba a salir. Entonces dijo: ‘Está bien, te voy a esperar aquí’… Creo que todavía me está esperando”.

Aroldis Chapman

Tras un intento infructuoso de abandonar el país mediante un viaje en lancha, Aroldis Chapman fue separado del equipo nacional por un año. Tras su regreso, el joven y talentoso lanzador nunca descartó la opción de labrarse un futuro en la mejor pelota del planeta.

El portal digital del Chicago Tribune, en artículo publicado bajo el título La pesadilla cubana de Aroldis Chapman, indicó que este viajó en julio del 2009 para participar en el Torneo Interpuertos de Rotterdam, Holanda. El primero de ese mes, Chapman salió de su hotel con su pasaporte. Se subió a un auto y escapó del concentrado donde se hallaba la delegación antillana.

Según el sitio, el pelotero viajó en aquel entonces a Barcelona “donde sopesaron sus opciones sobre cómo establecer la residencia. Por lo general, los beisbolistas cubanos evitan buscar asilo político en una Embajada de Estados Unidos porque las políticas de las Mayores requieren que los jugadores que deserten directamente a EEUU deben ser puestos en el draft, donde hay límites sobre cuánto les pueden pagar los equipos por ser elegidos”. El resto es historia. En los últimos años, “El Misil” devino cerrador por excelencia en los equipos donde ha militado. 

Yulieski Gurriel y Lourdes Gurriel Jr: uno de los abandonos más recordados

La fuga más polémica del equipo Cuba en los últimos tiempos fue la protagonizada por los hermanos Yulieski y Lourdes Gurriel, durante el desarrollo de la Serie del Caribe del 2016 en República Dominicana. Este hecho significó un duro golpe para el béisbol cubano, por lo que representaban esos jugadores para el pasatiempo nacional, sobre todo el Yuli.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 6 de febrero, cuando los hermanos se escaparon por el lobby del hotel donde se encontraban hospedados. Según relataron varios medios se montaron en una camioneta del ejército dominicano para evitar sospechas. Los medios oficiales nacionales y los internacionales se hicieron eco de la noticia.

Yulieski, de 31 años en aquel entonces, era de los jugadores más veteranos e importantes de la isla debido a su amplio palmarés y resultados en las competiciones internacionales. En dicho evento Yuli integró el equipo ideal en la segunda base, con average de .450.

Sin embargo, Lourdes solo tenía 22 años y apuntaba entre los mejores prospectos de la en aquel entonces. En julio de ese año, el estelar Yuli firmó un contrato con los Astros de Houston por la suma de 47.5 millones de dólares. Por su parte, el menor de los Gurriel se encontraba en el ranqueado en el número 6 de los prospectos internacionales de las Grandes Ligas, en noviembre del 2016 acordó con los Blue Jays de Toronto por 22 millones.   

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

¿Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad? Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.