Existen apellidos en nuestro béisbol que, solo de mencionarlos, a usted le vienen a la mente jonrones, fildeos, victorias. Y en el deporte, como pasa frecuentemente en la vida cotidiana, la validez del proverbio “hijo de gato, caza ratón” se prueba con muchísima frecuencia.

Ahora mismo, Gurriel ya es significado de Grandes Ligas y está más cerca el título de bateo de Yuli en la Liga Americana en el 2021 que los jonrones de Lourdes en Parma en 1988. Igual ocurre con Vargas, apellido que cada vez suma más titulares en las Ligas Menores y su posición en el ranking de prospectos de los Dodgers de Los Ángeles ha crecido hasta incluirse en el top cinco de la organización.  

Por ahí, empiezan a asomar los Vera y Céspedes dentro de la franquicia de los Medias Blancas, pero a ellos, los jugadores, y la organización en general estaremos dedicando otro momento en el futuro cercano.

Hoy quiero escribir sobre otro apellido célebre en nuestra pelota y que ahora mismo se abre camino en una de las organizaciones de Grandes Ligas: Mesa.

Víctor fue por 19 años jugador de los equipos del centro de la isla. La “explosión naranja”, el “show” Mesa o la “centella” fueron algunos de los calificativos que lo acompañaron durante su carrera en la que, entre otras cosas, se robó el home en siete ocasiones. Víctor es conocido por generaciones de cubanos y el apellido, ya en tiempo reciente, está llenando dos plazas de la organización de los Marlins de Miami en sus granjas de desarrollo.

En octubre del 2018 se anunciaron las firmas de dos prospectos internacionales por la franquicia del sur de la Florida. Derek Jeter fue uno de los promotores de las firmas y Víctor Víctor (22 años en aquel momento) recibió un bono de 5.25 millones mientras que Víctor Jr. recibía un millón, en lo que el afamado extorpedero de los Yankees calificó como un redireccionamiento de los Marlins hacia agrupar en sus filas a los principales prospectos internacionales disponibles.

Víctor Víctor Mesa, el mayor de los hermanos, vio acción en las Series Nacionales (321 partidos con promedio ofensivo de .277). Incluso formó parte de la selección nacional (2017 a la Serie del Caribe bateando de 4-2, a la Liga Canadiense-Americana con  promedio de .214 en 84 turnos oficiales y a la Clásico Mundial donde logró tres imparables en siete turnos).

En el momento de la firma la expectativa, según el “scout report” era de pulir algunos temas, pero llegar a Las Mayores en fecha tan temprana como la temporada siguiente (2019) no debía ser un problema. Los más prestigiosos rankings de prospectos lo ponían entre los 100 mejores de todas las Grandes Ligas previo al inicio de la temporada 2019.

El tiempo y el rendimiento hablarían luego en otro idioma completamente diferente. En su paso por las Menores ha jugado más a subir y bajar como las olas que al béisbol.

Luego de 140 partidos en A+ (en dos temporadas diferentes) exhibe un promedio ofensivo de .272. (.252 en el 2019 y .306 en el 2021). En el 2019 fue promovido a AA y en 27 partidos con 113 apariciones en el plato bateó para .178 con un OPS de .396 (logró el Premio Guante de Oro).  De allí a Arizona para la Liga Otoñal en la que dio destellos de posibilidades bateando para .271.

Temporada muerta por la Covid-19 por medio, Mesa inició el 2021 donde terminó el 2019, Clase AA. No fue difícil para los entrenadores convencerse de que no estaba en el lugar correcto y luego de 91 turnos ofensivos y un promedio de .091 fue enviado de vuelta al Beloit Snappers de la clase A+. Esa segunda estancia en A+ le devolvió el sueño para reiniciar en el 2022 nuevamente en la categoría superior.

El comienzo escabroso otra vez. En el mes de abril parecía que la tierra lo tragaría definitivamente. En 62 turnos solo logró nueve imparables (dos dobles) para .113 de promedio ofensivo. En mayo salió el sol y otro gallo ha cantado.

Desde el cinco de mayo hasta la fecha, Víctor Víctor promedia para .333 luego de 13 imparables en 39 turnos válidos. Un jonrón figura como su único extrabase mientras que se ha robado la intermedia en siete oportunidades.

En este tiempo, su porciento de ponchados es del 14%. El único cubano en las Menores que mejora este valor en los últimos 21 días es Yolbert Sánchez (10%). Su OPS es en este tramo de .832.

¿Será que finalmente Víctor Víctor le ha tomado el pulso a una categoría superior? ¿Estará a tiempo para superar las deficiencias que le quedan y superar la distancia hasta Las Mayores? O simplemente, ¿será otro el Mesa quien jugará en el Loan Depot Park?

Arena de otro costal ha sido el menor de los hermanos desde su firma y debut. El que menos posibilidades tenía, de inicio, pasó a más. En dos temporadas completas en las categorías Rookie y A ha promediado para .284 y .266 con seis jonrones, 94 empujadas, 105 anotadas, 30 dobles y 15 triples.

Víctor Jr. fue seleccionado incluso para el All Star de las Menores de la organización de los Marlins en el 2021 y promovido para el arranque de la actual temporada a la categoría A+.

Actualmente, promedia para .246 con un promedio de bateo sobre bolas en juego de .307. Con seis pies de estatura y 190/195 libras de peso (jardinero zurdo para la ofensiva y defensiva) se ubica como el prospecto número 14 de la organización en la más reciente actualización del ranking de MLB Pipeline, detrás de otro cubano, Yiddi Capé.

Del 17 de mayo a la fecha (29-9 en ocho encuentros) su promedio es de .310 con jonrón, triple, doble, siete anotadas y cinco empujas, igual número de boletos y ocho ponches.

Según la proyección, le queda un buen tramo por recorrer y crecer en cuanto a fuerza al bate (está en 25 y debe llegar a 40 de una evaluación total de 80 máximo) y capacidad productora de imparables (25/55) que lo pueden llevar a debutar en la Gran Carpa para la temporada 2024. Aunque sus estadísticas anuales no evidencian una progresión, en cada temporada ha ido escalando.

Víctor Jr. solo tiene 20 años y ocho meses por lo que está bien sincronizado su desarrollo con el tiempo que aún puede pasar en las Menores sin temor a convertirse en un jugador de este nivel para siempre.

Queda tramo en el 2022 por recorrer y de seguir el paso de la segunda quincena de mayo podría ser un candidato a cambiar de categoría antes de terminar la temporada. ¿Llegará un Mesa a Las Mayores? ¿Emularán a los Gurriel y se convertirán en otra pareja de hermanos cubanos en el “Big Show”?

El tiempo, como el agua a las piedras en los ríos, traerá las respuestas.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.