Si algo han sabido los Braves de Atlanta en esta postemporada es ganar los juegos cerrados y un ejemplo de ello ha sido el tercer desafío de la Serie Mundial. Solo dos carreras fueron suficientes para llevarse la victoria y tomar ventaja ante los Astros de Houston.

El mánager de Atlanta, Brian Snitker, envió al montículo a Ian Anderson como abridor y este lo hizo de maravillas, trabajando durante cinco entradas sin recibir hits. Luego vinieron en su relevo A.J. Minter, Luke Jackson, Tyler Matzek y Will Smith quienes lanzaron una entrada cada uno para asegurar la victoria.

Luego de par de entradas y media sin hacerse daño, los Bravos salieron en busca de su primera rayita del juego, pues su picheo había logrado retirar a siete bateadores de forma consecutiva. Cerca estuvo Atlanta de propinar un juego de cero hits, cero carreras, pero la ofensiva rival pudo quitárselo de arriba.

En la parte baja de la tercera, Eddie Rosario llegó a la inicial por la vía del boleto y luego avanzó hasta la intermedia tras cañonazo remolcador de Freddie Freman. Con corredores en primera y segunda, Ozzie Albies abanicó al tercer strike y se ponchó. Luego Austin Riley cazó una cutter a 84 millas y largó doblete remolcador, ocasión aprovechada por Rosario para hacer score.

El abridor de Atlanta, Ian Anderson, lanzó una pelota de altos quilates y, además, se convirtió en el primer novato que trabaja por espacio de cinco entradas sin permitir hits en una Serie Mundial. Esto no sucedía desde el año 1912.

Así mantuvieron a raya los locales a los Astros. La pizarra del Truist park mantuvo en cero la casilla de las carreras y los hits de Houston, hasta que el cubano Aledmis Díaz respondió como bateador emergente, en sustitución de Martín Maldonado, y salvó la honra de los siderales al pegar un sencillo. El receptor de Atlanta, Travis d’Arnaud, se llevó las cercas en el cierre del inning ocho y colocó el 2xo definitivo en el marcador.  Aunque los Astros lo intentaron en el noveno, con su segundo hit cortesía de Alex Bregman, la gasolina no les alcanzó para llevarse el partido.

Con la victoria Atlanta mantiene su invicto como local en estos Play Off en seis partidos disputados en sus predios del Truist Park. Mañana se disputará el cuarto juego con Zach Greinke como abridor por Houston mientras que por los Bravos lo hará el relevista Jesse Chavez, lo que muestra que Atlanta manejara su picheo en base a la teoría del bullpending.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.