Lo del talentoso boxeador profesional cubano David Morell Jr., de apenas 22 años parece un sueño: si triunfa este sábado pudiera convertirse en campeón supermediano en la que sería apenas su tercera pelea como profesional.

No solo sería algo increíble por su poca experiencia en el profesionalismo, sino por el hecho de apenas dos pugilistas, el conocido Vasyl Lomachenko y Saensak Muangsurin, han alcanzado una faja profesional en solo tres peleas.

“Es la pelea de mi vida y sí hay algo de tensión. Pero me siento muy motivado por el apoyo de la gente, de mi familia, de la familia de mi novia. Me siento con tremendo ánimo para entrar al ring y finalmente conquistar esa faja. Sé que hay mucha gente que pide por mí y quiere verme ganador”, dijo a El Nuevo Herald.

El antillano es la gran esperanza del boxeo profesional de la isla, y acumula dos victorias sin derrotas por la vía rápida, gracias a dos nocauts que le han brindado gran prestigio en su corta carrera.

Pero enfrente, durante la velada de Premier Boxing Champions, tendrá a Lennox Allen, en una pelea que se espera desde que fuera movida de su fecha inicial, el pasado 11 de abril, debido al impacto del coronavirus, y le cual está en juego el cetro interino Supermediano de la Asociación Mundial de Boxeo.

“Creo que esta ha oportunidad ha llegado en el momento en que tenía que llegar. En solo dos años en Cuba fui campeón nacional. Con solo dos años me convertí en campeón mundial juvenil y el mejor boxeador de ese torneo. No digo que soy el mejor del mundo, pero todos han visto mis talentos y eso, con la ayuda de mi equipo, me ha abierto esta puerta. Este sábado verá por qué sí merecía estar en este escenario”, añadió.  

David se mostró a gran nivel durante su etapa amateur, al ganar 130 peleas y solo perder 2. Su palmarés en la isla fue impresionante desde que en 2016 se convirtiera en campeón mundial juvenil, y después, en 2017 ganó el campeonato nacional de peso semicompleto, cuenta un reporte de ESPN.

Desde ese momento, era citado como una de las revelaciones del boxeo de la isla, e incluso, el diario Vanguardia lo citaba como el máximo exponente de los 81 kilos en el país en 2018, tras el ascenso de Julio César La Cruz a los 91. Por más señas, tenía como entrenador a Juan Hernández Sierra, con cuatro medallas de oro en mundiales en su forja. ´

Pero decidió salir de Cuba camino al profesionalismo y debió esperar un año en México antes de llegar a Estados Unidos, hasta que debutó en agosto de 2019 con un nocaut sobre Yendris Rodríguez en un episodio, mientras en noviembre doblegó a Quinton Rankin en dos rounds.

Ahora, tiene a su alcance el gran momento de su corta carrera profesional este sábado. Enfrente, tendrá a Allen (22-0-1, 14 Ko’s), de 35 años y natural de Guyana, quien viene de noquear a cuatro de sus últimos cinco rivales, aunque no pelea desde febrero de 2019.

“En el caso de Morrell y Allen, van por un sitio fundamental en las 168 libras, categoría en la que la AMB reconoce a Canelo Álvarez como su campeón regular y al británico Callum Smith como su campeón ‘súper’. Más allá de ello y confirmando el interinato, Morrell tratará de igualar algo que sólo han conseguido el ucraniano Vasiliy Lomachenko y el tailandés Saensak Muangsurin, de coronarse en su tercera pelea profesional”, informa ESPN.

“Trato de enfocarme primero en esta pelea, pero no dejo de ilusionarme con el futuro, con lo que pueda venir más adelante. No me voy a conformar con ser campeón interino. Lo quiero tener todo, conquistarlo todo. El que se me ponga delante, le voy a arrancar la cabeza”, dijo el talentoso guerrero, que está listo para hacer historia este sábado.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine