Foto: IRONMAN Triathlon

Un joven estadounidense que no caminó hasta los 4 años, que ha sido intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones -incluso del corazón-, y que padece una alteración genética muy conocida, probó recientemente en Florida que no hay barreras ante la voluntad, al completar una de las más extenuantes pruebas atléticas del mundo.

Chris Nikic ha asombrado al convertirse en el primer triatleta con síndrome de Down que completa un Ironman, la prueba que pone al límite las capacidades de los seres humanos y que no todos pueden terminar.

A sus 21 años, ha demostrado durante su vida que es un luchador nato, que superó a los cinco meses una operación a corazón abierto, que incluso no empezó a comer alimentos sólidos hasta los 5 años y que a los 17 se sometió a cuatro operaciones de oído, cuenta el diario Marca.

Pero nada le impidió superar los 3,86 km, pedalear durante 180 km y correr una maratón, pruebas todas juntas que harían desfallecer a cualquiera porque multiplican la complejidad del ya muy fuerte triatlón tradicional.

“Para Chris, la carrera fue mucho más que la línea de meta y la celebración de la victoria. Fue un ejemplo para mostrar a otros niños y familias que han superado obstáculos similares que ningún sueño es demasiado grande o ninguna meta demasiado inalcanzable”, dijo Nik, su padre.

El joven síndrome de Down no tuvo privilegios de ningún tipo, pues si no completaba en el tiempo reglamentario, su logro no hubiera sido homologado por el Libro Guinness de los Récords.

Chris Nikic corrió junto a Dan Grieb, un hombre con 17 Ironman completados, y pasó al meta final después de 16 horas, 46 minutos y 9 segundos, con parciales 1.54:39 en el nado, 8.12:37, en la bici y 6.18:48, en la carrera a pie.

Apenas hace poco más de un año que el estadounidense y su familia pensaron en atreverse con el Iroman, el “hombre de hierro”, que obliga a sacar lo mejor de un ser humano en tres pruebas que intimidarían a cualquiera.

Pero el joven ya podía nadar hasta un kilometro en aguas abiertas, y estaba decidido a completar su reto, pese a que sufrió una caída de una bicicleta 10 días antes.  

Al momento de su llegada a la meta, el narrador le recibe con un grito de felicidad: “Eres un hombre de hierro”.

Pero su esfuerzo no termina en la competencia de Florida, porque Chris Nikic desea, igualmente, participar en el Ironman de Kona, Hawai, en el campeonato del mundo.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine