A este club hoy se le nombra como Botafogo de Futebol e Regatas, pero fue fundado el 1 de julio de 1894 con el nombre de Club de Regatas Botafogoy en 1942, el 8 de diciembre, se fusionó con el Botafogo Football Club, con lo cual, adoptó así su nombre actual. Es considerado como uno de los clubes más antiguos y emblemáticos de Brasil y en el presente pertenece a Los Doce Grandes, grupo que recoge a los clubes más exitosos y con mayor cantidad de seguidores de este país sudamericano. Se le conoce además por O Glorioso, Fogão, Estrela Solitaria y Albinegro.

En mayo de 1950, arribó a tierras cubanas para efectuar una serie amistosa con clubes de la capital, luego de su recorrido por Venezuela, Curazao y Aruba. Los botafoguenses venían con etiqueta de favoritos, pues de los partidos previos que realizaron en estos países, ganaron siete de los ocho efectuados. Su presencia en Cuba parecía un sueño convertido en realidad y ahora los fanáticos del fútbol podían disfrutar de una excelente serie internacional.

Las noticias de su paso arrollador ante sus rivales, más la fama de ser considerado como uno de los cinco mejores equipos de fútbol del mundo junto al Dinamo ruso, el Arsenal inglés, el Racing argentino y el Vascoda Gamabrasileño, causó miedo en las huestes futbolísticas criollas y mucho revuelo en las autoridades deportivas y la prensa habaneras. Su calidad era innegable, solo quedaba esperar si los clubes habaneros eran capaces de derrotarle. A su llegada se les hizo un recibimiento en el aeropuerto de Rancho Boyeros y fueron trasladados al centro de la ciudad por la Empresa de Ómnibus Santiago-Habana en uno de sus pull-mans.

Los del Botafogo vinieron con un equipo de lujo compuesto por: Osvaldo, Indio, Nilton, Rubinho, Ávila, Juvenal, Zezinho, Geninho, Prillo, Octavio, Braguinha, Salvador, Jair, Souza, Jaime, Richard, Neca, Hamilton y Paraguaio; y por si fuera poco, contaban con la dirección del reconocido exjugador Carvalho Leite, quien en sus años como jugador del propio club había ganado el Campeonato carioca cinco veces, fue líder goleador en tres y tenía experiencia mundialista jugando para la selección brasileña en los mundiales de 1930 y 1934. Además de los jugadores, vino con ellos Pablo Medero, un periodista del Folha Carioca y dirigente de la Organización Periodística del Brasil, con la misión de darle la cobertura necesaria a todo lo acontecido en esta serie amistosa.

El principal interés de estos partidos por parte de las autoridades deportivas habaneras radicaba en la preparación y experiencia que pudieran obtener al enfrentarse a tan poderoso plantel. Serviría, además, como antesala al Campeonato Profesional de ese año y levantaría el entusiasmo futbolístico en la isla, el cual estaba muy decaído por aquellos años. Quizás los más optimistas creían que la rumba podía imponerse a la samba,aunque fuera una misión casi imposible. 

En la primera presentación del equipo brasileño se pudo observar un juego de alto nivel desarrollado por los cariocas, pues dieron la impresión de estar jugando básquet debido a la serie de combinaciones que hicieron. La forma en que manejaban la pelota, pasándola y recibiéndola casi siempre, sin el menor asomo de esfuerzo por la facilidad con que sabían desmarcarse, deslumbró totalmente al público habanero. No obstante, la admiración fue mutua, ya que según Geninho, el capitán del conjunto brasileño, aquí se jugaba fútbol del bueno y era el mejor que habían visto desde que salieron de gira.

Precisamente este primer juego fue contra el Deportivo Centro Gallego, a quienes vencieron con relativa facilidad, a pesar de tener los galleguistas a tres guatemaltecos que jugaban en nuestros campeonatos domésticos. Por la parte cubana resultaron destacadas las actuaciones de Ovide, García y del portero Tarzán. El resultado fue 4×1 a favor de los visitantes.

Presencia del Botafogo a La Habana
Diarios de la época Presencia del Botafogo a La Habana

En el segundo partido contra el equipo Iberia, los cariocas no tuvieron piedad y con una excelente exhibición, les endosaron una goleada de 5×0 a los leones iberistas. Nuevamente, gustaron mucho los guatemaltecos Juan de León en la portería y Estrada en la delantera por la parte del equipo local. Después de estas dos primeras derrotas, se vislumbraba imposible ganarles a los brasileños, pero uno de los propósitos iniciales de la serie se estaba logrando, que era rescatar la pasión futbolística del público habanero.

Para el siguiente enfrentamiento contra Botafogo todas las esperanzas recaían en la Juventud Asturiana, debido a su pasado glorioso cuando fueron capaces de ganarles a los campeones olímpicos del Nacional de Montevideo en el año 1927, pero ni toda la gloria acumulada por los astures bastó para ganar, pues salieron derrotados 5×1. Estos del Botafogo eran unas verdaderas maquinitas de hacer goles. Ese día fue un verdadero espectáculo, después de izada la bandera y cantado el himno en el estadio La Tropical, se le hizo entrega a Pedro Jorge de una medalla, por sus quince años de servicios continuados en la Juventud Asturiana.

Como medida más sensata se asumió que para poder derrotar a estos magos del balón hacía falta un conjunto más fuerte. Entonces, en aras de salvar la honra deportiva, se acordó reunir a lo mejor de lo mejor de los clubes habaneros y hacerles frente a los brasileños.

Para este encuentro se preparó un buen espectáculo y el público mediante las rutas de ómnibus 11, 20 y 58 y por el valor de entrada de 60 centavos las sillas de palco o 50 centavos por las sillas de preferencia, pudo presenciar el casi milagro de ganarles a los brasileños, pues estuvieron a punto de derrotarlos 2×1.

Fue así que culminó por tierras cubanas la expedición del Botafogo. Ese gran equipo brasileño, que cuenta en su historia con el mayor número de jugadores llamados a la selección nacional con 97 en general y 47 en Copas del Mundo; además de contar dentro de sus registros históricos con la mayor goleada propinada en el fútbol de su país cuando vencieron en 1909 al Spor Club Mangueira 24×0; y como si no bastara, por sus filas han pasado jugadores de la talla de Heleno de Freitas, Garrincha, Didi, Nilton Santos, Jairzinho, Manga, Gerson y Amarildo, además de jugadores extranjeros de renombre internacional como el uruguayo Sebastián (El Loco) Abreu y el holandés Clarence Seedorf.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube 

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine