Luego de varios años alejado de la mira de la fanaticada del boxeo, el cubano Lenier Peró busca enrumbar su carrera profesional y para esto se ha trasladado a Estados Unidos en busca de acceder a grandes peleas que le permitan ubicarse en la élite de los pesos pesados.

“Llegué desde Argentina y desde el primer día comencé a entrenar para lograr mi objetivo de ser campeón mundial” comentó hace apenas unas horas al diario El Nuevo Herald en declaraciones concedidas al periodista Jorge Ebro.

Con dos títulos de campeón panamericano en Guadalajara 2011 (91 kgs) y en Toronto 2015 (+91 kgs), el camagüeyano asistió a los Juegos Olímpicos de Rio 2016 en donde se fue sin medallas al caer ante el croata Filip Hrgovic en ronda de cuartos de final.

A su regreso de esta competición, el cubano Lenier Peró solicitó la baja del equipo nacional alegando que el manejo desde su esquina no había sido el adecuado.

Luego de dos años fuera del deporte, “El Justiciero” emigró hacia Argentina en el año 2018 donde dio inicio a su carrera profesional. En un inicio se estableció en Buenos Aires para entrenar en el gimnasio de Marcos “El Chino” Maidana, pero no encontró en dicho lugar muchos púgiles con quien realizar sus sesiones de sparring por lo que decidió trasladarse a la ciudad de Trelew, en donde se encontró en una situación más favorable para su carrera sin llegar a ser la ideal.

Su debut se produjo un año después en contra del ucraniano Maksym Pedyura y se impuso por nocaut técnico en combate celebrado en Alemania. En los siguientes dos años, el cubano Lenier Peró peleó en otras cuatro ocasiones, todas ellas saldadas con victorias.

Con 29 años a cuestas y un apreciable margen de mejora, decide abandonar Argentina consciente de que para acceder a los grandes rivales tiene que pelear en Estados Unidos.

“En la división pesada hay muchas figuras, pero pocos de calidad. Ya hay varios que quieren trabajar conmigo y siento que puedo llegar lejos. En dependencia de cómo vaya todo en el gimnasio, estaré peleando en diciembre o enero”, comentó el cubano Lenier Peró a Jorge Ebro.

Sobre el reencuentro con su padrino deportivo, el tambien boxeador Luis Ortiz, declaró: “Él está entrenando en Las Vegas para su pelea con Charles Martin y ya me llamó para que fuera para allá a ayudarlo. Martin tambien me quería en su equipo, pero por ética y por principios, me quedo con Ortiz, que siempre me ha apoyado”.

Sin dudas, la llegada del cubano Lenier Peró a los Estados Unidos despertará interés de representantes y promotores importantes, siempre deseosos de contar con un púgil de calidad en los pesos completos.

Su reciente encuentro con el legendario promotor Don King no ha hecho más que avivar las especulaciones sobre una posible sociedad entre ambos, algo que sería sumamente beneficioso para el camagüeyano, pues si alguien sabe negociar buenos acuerdos para sus púgiles ese es el veterano King.

Ya veremos qué depara el futuro al Justiciero camagüeyano. Lo cierto es que por el momento, su sola presencia añade otro nombre entre los púgiles cubanos de nivel que buscan obtener el primer título mundial en la historia de nuestro país dentro de la división de los pesos pesados en el boxeo profesional.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.