Solo unas pocas horas nos separan del Juego de Futuras Estrellas de las Grandes Ligas. Como recientemente comentamos, los prospectos cubanos Miguel Vargas, Yosver Zulueta y Oscar Colás han sido seleccionados para participar en esta edición, pero existe una interesante historia que relaciona a los jugadores cubanos con el evento desde su primera edición en 1999.

Inicialmente, y hasta la edición del 2018, se enfrentaba una selección de prospectos norteamericanos a una de jugadores internacionales. Desde entonces (con la salvedad del 2020) se enfrentan, a siete entradas, selecciones de jugadores que representan cada una de las Ligas (Nacional y Americana). Unos 32 peloteros nacidos en Cuba han recibido invitación a participar como las Futuras Estrellas.

Del total de jugadores cubanos que han integrado los rosters de los equipos Futuras Estrellas, ocho han sido lanzadores, un receptor, 10 jugadores de cuadro y 13 jardineros. Dos de ellos (Yasmany Grandal, 2012 y Jorge Soler, 2013) no llegaron a jugar, aun cuando la selección se hizo efectiva y pasó al récord personal.

Cuatro han recibido dos invitaciones. Ellos son Yordan Álvarez (2017 y 2018), Yoan Moncada (2016 y 2017), Dayán Viciedo (2009 y 2011) y Yonder Alonso (2010 y 2011).

Como dato bien interesante, que pone en relieve hacia dónde va nuestro béisbol dentro del ámbito de las Grandes Ligas, en los primeros 12 años (1999-2010) fueron invitados 11 cubanos a participar al Juego de Futuras Estrellas. Desde el 2011 y hasta la fecha (11 ediciones) la invitación fue enviada en 23 ocasiones a 21 nombres diferentes.

Solo en seis oportunidades (2002, 2003, 2004, 2007, 2014 y 2015) no ha habido representación de la mayor de las Antillas en el evento y dos rachas destacan. La primera, desde el 2002 y hasta el 2004 (tres años) sin representante y la segunda, desde el 2016 y hasta el 2022 (seis ediciones), racha activa y que seguramente, visto el material, seguirá creciendo, con al menos dos jugadores tomando partido.

El mismísimo 1999 vio a los dos primeros criollos llegar al evento. Alexis (Alex) Sánchez (nacido en La Habana) se unía al villaclareño Jorge Luis Toca en la edición inaugural del Juego de Futuras Estrellas.

El inicialista, quien poco antes había sido pieza clave del equipo villaclareño que ganó tres Series Nacionales consecutivas, se convirtió así en el segundo jugador, tras el estelar Alfonso Soriano, en batear de jonrón y ese día se fue de 3-2 con una anotada y dos empujadas.

En esa primera década, jugadores como Danys Báez (2000, 1.0 EL y un boleto), Billy Ortega (2001, 3-1 con ponche y doblete), Yuniesky Betancourt (2005, 2-0), Kendrys Morales (2005, 2-1 con doblete contra el bien jovencito Justin Verlander), Yunel Escobar (2006, 1-0 con boleto y ponche), Dayán Viciedo (2009, 2-1 con doble y empujada), Bárbaro Cañizares (2009, 2-1 y empujada) y Yonder Alonso (4-1 con un ponche) fueron parte del show que significa el Juego de Futuras Estrellas.

El segundo período reúne a varias de las actuales estrellas cubanas en la Gran Carpa y otros que siguen su camino profesional en otras ligas. También, en esta segunda etapa, llega de la mano la nostalgia y el tributo a un joven que perdió la vida cuando todos los sueños empezaban a volverse realidad.

El 2011 fue un año de segundas ocasiones. Dayán Viciendo (3-1, una anotada y un ponche) y el que será uno de los presentadores para MLB Network de la edición del 2022, Yonder Alonso (2-0, un ponche), fueron seleccionados nuevamente.

El 2012 se prestigió de ver sobre el box al fenómeno de los Marlins y Santa Clara José Fernández (1.0 IP, dos ponches y un hit permitido). También recibió una invitación, aunque sin participación posterior, el actual receptor de los Medias Blancas de Chicago: Yasmany Grandal.

En el 2013 se repetiría la invitación sin pisar el césped a otro cubano. Esta vez fue al actual MVP de la Serie Mundial: Jorge Soler. Le acompañó uno de los peloteros cubanos más subvalorados de la última década en circuitos profesionales y quien siempre ha tenido, sin importar el terreno en que juegue, rendimientos por encima de la media, Henry Urrutia (3-0 y un boleto).

Tras el receso del 2014 y 2015 comenzó la verdadera avalancha. Yoan Moncada y Yandy Díaz (2-1) en el 2016 iniciaron el camino. El cienfueguero (5-2, anotada, jonrón, dos empujadas y dos ponches) incluso fue seleccionado MVP del partido, distinción alcanzada por primera y única vez por un cubano. Esto tras dar vuelta al marcador en la octava en favor del equipo de prospectos internacionales con un cuadrangular y corredor en circulación.

En el 2017 regresó Moncada (2-0, ponche), llegó por primera vez el que para muchos es el jugador más encendido en estos momentos en todas las Grandes Ligas, Yordan Álvarez (1-1, boleto, empujada y carrera anotada) y también tuvo su espacio quien era uno de los jugadores más importantes en la granja de los Dodgers en aquel tiempo y que ahora está de regreso, Yadier Álvarez (1.0 EL con dos hits permitidos, una limpia, un boleto y un ponche propinado).

Dejando el 2018 para el final, los otros jugadores que han sido seleccionados son Luis Robert (2019, 4-0 y un ponche), Adrián Morejón (1.0 EL, dos hits y se anotó un HOLD), Pedro León (2021, 1-0 y un ponche), Yoelqui Céspedes (2021, 2-0 y un ponche) y José Barrero (2021, 1-1 que fue cuadrangular en la misma primera entrada más un boleto y dos anotadas).

El 2018, y por eso lo dejamos para el final, es un año de récord. Por primera vez, y seguramente no será la última, fueron invitados al partido cuatro jugadores cubanos. Yordan Álvarez (3-1 y un boleto) por segunda ocasión, Randy Arozarena (1-0), Yoan López (0.1 EL, un ponche a Ryan Mountcastle) y Yusniel Díaz, quién de paso marcó otra de las huellas importantes dejadas por nuestros jugadores.

El entonces prospecto número cuatro en la organización de los Dodgers de los Ángeles pegó dos jonrones en el encuentro. Esto solo ha ocurrido un par de ocasiones en los 23 años de historia del Juego de Futuras Estrellas y el cubano fue el segundo y último en lograrlo. A sus dos cuadrangulares sumó también tres empujadas y dos anotadas en cinco turnos al bate.

Más de 170 jugadores cubanos integran hoy el sistema de Grandes Ligas. Sobre los hombros de Vargas, Zulueta y Colás recae la responsabilidad de hacer crecer el legado cubano a corto plazo, pero muchas más historias vendrán en los próximos años con la nueva ola de jóvenes prospectos que están haciéndose temer con el madero o desde los montículos en las Ligas Menores.

Desde acá estaremos contando.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.