En el último mes, informaciones publicadas por medios de comunicación han mostrado serios problemas constructivos existentes en instalaciones deportivas de boxeo y béisbol de Pinar del Río, una de las provincias con destacados resultados en el movimiento deportivo cubano.

Las imágenes de Guerrillero y Radio Guamá enseñan el deterioro visible en el centro provincial de entrenamiento de boxeo Abad Méjico Fernández y la Academia de Béisbol. Ambas, pertenecen a disciplinas con conocida tradición en dicha provincia y en el país.

La situación incide, directamente, en la formación de nuevos talentos y en general, en la preparación de los atletas con vistas a próximos eventos deportivos, como el caso del Torneo Nacional Playa Girón de boxeo, que se celebrará en diciembre.

La casa del boxeo pinareño en horas bajas

La Abad México, conocida popularmente como «la Finca», presenta dificultades que afectan la práctica a los púgiles que allí se congregan.

«La falta de inversiones en la reparación o modificación de sus estructuras constructivas y el inevitable paso del tiempo contribuyeron a esta amarga realidad (…) Justo cuando se avecina el Torneo Nacional Playa Girón a celebrarse el próximo diciembre, vimos los baños en mal estado, incluso con olores poco agra-dables; el techo con filtraciones y escasez de ventiladores, así como daños en las instalaciones eléctricas e hidráulicas en un lugar donde las altas temperaturas imposibilitan el sueño», publica el diario Guerrillero.

Entre los problemas citados están la crítica situación del andamiaje eléctrico. Además, se habla de la necesidad de reparar los dormitorios que, refiere un atleta entrevistado, carecen muchos de ventiladores para refrescarse ante el calor.

Academia de boxeo de Pinar del Río.

“A veces nos concentramos en un dormitorio para alcanzar fresco, y así es muy difícil obtener un buen resultado en la parte deportiva, cuando al otro día tienes que cumplir con el plan de entrenamiento, no es fácil, es una tarea bien complicada”, dice el también boxeador Jorge Alier Sánchez Herrera.

Debido a las malas condiciones, fue necesario rebajar las cargas de trabajo de los alumnos, explicó Carmelo Hidalgo Pérez, comisionado provincial de la disciplina.

«En la actualidad se está realizando un solo entrenamiento, algo que no está acorde con la planificación histórica de los boxeadores, quienes generalmente realizan dos entrenamientos al día», expone el diario.

Dicha academia ha sido usada en varias ocasiones como sede del equipo nacional, incluso días antes de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

El béisbol también ve afectada su base

Pinar del Río es uno de los equipos históricos de la pelota cubana, con varios campeonatos en su palmarés. Sin embargo, en la reciente edición de la Serie Nacional quedó fuera de la siguiente fase, pese a estar bajo el mando del mánager Alfonso Urquiola.

Algunas instantáneas recientes demuestran que un pilar importante en la formación de peloteros, su Academia, sufre un elevado nivel de deterioro, como explica la emisora Radio Guamá.

Academia de béisbol de Pinar del Río.

“En estos momentos, Pinar del Río es una de las pocas provincias del país, por no decir la única, que no cuenta con una Academia de Béisbol. En realidad está, pero no sirve estructuralmente. El estado constructivo y de confort deja mucho que desear y dudo que alguien quiera permanecer albergado en ese local”, dice el periodista Ernesto Amaya.

“Desde hace meses el baño está demolido, en escombros y sin solución alguna, ya que el presupuesto asignado para repararlo fue retirado y destinado al salario de los trabajadores. Sea cual sea la justificación, si se comienza una obra se supone que debe terminarse, pues todos los recursos asignados a la misma deben planificarse con antelación y ser aprobados por la máxima dirección del organismo deportivo”, adiciona.

La calidad de los albergues destinados a los jugadores es otra de las circunstancias preocupantes de esa entidad. Estos se localizan debajo de la gradería del estadio Capitán San Luis, tienen poca ventilación y según el periodista es evidente “el olor a humedad”. A esto se suma que, por la pared trasera de los cuartos -compuesta por celosías- se cuelan gatos y roedores que ensucian las camas.

Una posible solución es “alojar a los atletas más lejanos en el Motel Deportivo pero el problema de la academia sigue y seguirá ahí”, concluye Amaya.

Academia de béisbol de Pinar del Río.

Instalaciones deportivas:¿Soluciones a la vista?

El reportaje de Guerrillero sobre el estado del centro de boxeo, explica que esa Academia junto a las de fútbol, baloncesto y béisbol, pertenecen a la Unidad Presupuestada de la Espa, que también tiene adjuntas a Medicina Deportiva y la Epef.

Del presupuesto de la Unidad Presupuestada de la Espa salen, entre otros asuntos, las inversiones para reparar dichas instalaciones.

Esto implica que el monto total se divide para la atención de cada uno de los centros. Según Daniel Labrador, director de la unidad, la cifra disponible es de solo 3 070 000 pesos, “y a esto hay que sumarle una serie de factores que provocan que cada vez se estreche más el presupuesto destinado a las reparaciones”, explica Guerrillero.

El actual estado de la Academia de Boxeo existe pese a labores de mantenimiento constructivo mencionadas por el funcionario que han sido concretadas en los últimos tiempos: reparación de tres de los seis cubículos del albergue, uno de los baños y las instalaciones hidráulicas y eléctricas.

La Finca, afirmó Sacarías Morales Roque, especialista principal de inversiones de la Dirección Provincial de Deportes, está prevista para ser incluida en 2020 en los presupuestos por concepto de mantenimiento constructivo.

No se traría de una una reparación capital, sino de “carpintería, impermeabilización, pintura, y todas las redes, tanto eléctricas, sanitarias como hidráulicas”.

La escasez de recursos y el mal estado de muchas de las instalaciones deportivas son algunas de las causas que afectan, con creciente fuerza, a un movimiento deportivo cubano que aún forma estrellas de reconocido prestigio, pero que ha visto como su poderío decrece en la región ante sus propias dificultades y el empuje de otros países.