Cuando faltan apenas dos meses para el inicio de la Eliminatoria Mundialista de Concacaf, se presenta una muy complicada situación para la selección cubana de fútbol por diferentes circunstancias que atentan contra la preparación del equipo.

El seleccionador nacional no ha podido incorporarse a la concentración pues está varado en su provincia, en Pinar del Río, que se encuentra con medidas restrictivas por la Covid19.

Uno de los asuntos preocupantes es que la preselección concentrada en la capital cubana no ha iniciado la preparación para la Eliminatoria Mundialista a causa de un caso de Covid19 en el grupo y como consecuencia de todo lo anterior, no ha empezado el torneo entre selecciones nacionales que se había concebido como alternativa a la ausencia de partidos amistosos.

¿Les parece razonable? Pues ahora explico qué tratamiento se le ha dado a situaciones similares cuando se ha tratado de otros deportes en la Isla, como el caso reciente del béisbol, que celebra su campeonato nacional.

En esta situación, los jugadores y cuerpo técnico del equipo de béisbol de Pinar del Río sí pudieron salir de la provincia para jugar la Serie Nacional de Béisbol, lo cuál me parece una decisión atinada, pero contradictoria, pues no se concibe entonces que un solo hombre, con una responsabilidad a nivel de selección nacional con el fútbol, no pueda hacerlo.

Durante la propia Serie se han dado casos de Covid-19 dentro de los equipos participantes. Atinadamente, en todos los casos sí se han buscado soluciones para que el torneo no se detenga y ahora, según publicó el semanario Jit en días recientes, “el consejo de dirección del Inder ha aprobado el formato ‘burbuja’ para las fases de 4tos y semifinales de la 60 Serie Nacional de Béisbol”.

Si se aprueba esto para un campeonato doméstico, la Eliminatoria Mundialista para uno de los eventos deportivos más importantes del planeta no puede recibir un tratamiento inferior, pero lo más preocupante alrededor de todo el asunto es el silencio.

Me consta que aficionados, periodistas, y varios jugadores de la selección nacional están preocupados con esta situación. No se ha comenzado la preparación a falta de ocho semanas para el primer partido.

Creo que a todos nos gustaría escuchar una declaración oficial del INDER, la Comisión Nacional de Fútbol o la Asociación de Fútbol de Cuba sobre las estrategias que se tienen previstas para el afrontamiento a esta situación. Pues nadie explica nada, aun cuando explicar no es un favor, sino una obligación inherente a cualquier organismo público.

Y es que, si bien entendemos la seriedad de la pandemia, si bien comprendemos que nada es más importante que la vida, también vemos (y apoyamos) que se han buscado estrategias efectivas ante situaciones similares en otros deportes. El fútbol no pide tratamiento priorizado, pide un tratamiento igualitario.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.