Las Grandes Ligas de Béisbol (MLB por sus siglas en inglés) no se detienen, como tampoco lo hacen los cubanos que juegan en el certamen. En la jornada de lunes solo se celebraron siete desafíos, en los cuales los nuestros siguieron brillando -con un José Adolis de altos quilates- y con la derrota de los casi invencibles Dodgers de los Ángeles ante los Marineros de Seattle.

Los más productivos

A primera hora, los Red Sox de Boston derrotaron 11×4 a los White Sox de Chicago en un duelo donde vieron acción tres cubanos: Luis Robert Moirán, José Dariel Abreu y Yasmani Grandal, mientras que a Yoan Moncada le tocó su día de descanso.

De los tres criollos, el único que pudo producir fue el tercer bate y jardinero central del equipo de la Ciudad de los Vientos, Luis Robert, quien en cuatro turnos oficiales al cajón de bateo produjo un doble en la parte alta de la primera entrada que sirvió para remolcar a Tim Anderson.

Con esa conexión, Robert llegó a siete en este inicio de temporada y acumula 15 en lo que va de su joven carrera ligamayorista. El avileño conectó en la pasada campaña ocho biangulares en 202 oportunidades, mientras que, en la actual, con solo 67, está a punto de igualar esa marca.

El joven jardinero tiene un inicio de temporada aceptable, aunque se espera un crecimiento en su accionar según vaya evolucionando el torneo. Hasta este lunes 19 de abril, acumulaba 19 imparables en 67 turnos, con nueve extrabases, seis carreras anotadas e igual número de remolques, mientras que su línea ofensiva es de .284/.329/.463 (AVE/OBP/SLG).

Otro antillano que salió al ruedo, Jorge Soler, extendió su mala racha en el duelo que sostuvieron los Royals de Kansas City frente a los Rays de Tampa Bay, donde estos últimos se llevaron el éxito 4×1. “El Crudo”, a pesar de no ligar indiscutibles en cuatro turnos, impulsó la única anotación de los Reales en el cierre del noveno capítulo, con fly de sacrificio al jardín central.

Este inicio se ha tornado algo complejo para el slugger de Kansas que, sin tener su mejor momento ofensivo, se mantiene ocupando puestos de responsabilidad en la alineación de su franquicia. En el juego correspondiente a la jornada de lunes destruyó su segunda racha de seis partidos sin impulsar compañeros, y con el remolque arribó a cinco en la actual edición de la MLB.

Por otra parte, hay algo también preocupante, y es la sequía jonronera del oriundo de la extinta provincia Habana. Soler no desaparece una bola desde el día inaugural, cuando se convirtió en el primer cubano en mandar a volar una esférica fuera de los estadios de las Mayores en el 2021. A eso se suma su gran cosecha de ponches, con 22 en 15 desafíos, y en seis de ellos ostenta la cifra de dos o más por choque.

Para concluir con el toletero, es válido decir que acumula siete imparables en 45 turnos, con dos dobles, un cuadrangular, cuatro anotadas y cinco impulsadas, además de una discreta línea ofensiva de .156/.304/.267 (AVE/OBP/SLG).

Uno que parece haber llegado para quedarse, y sin dudas encabeza la participación de los cubanos en la MLB en la jornada de lunes, es José Adolis García, quien después de ascender al primer equipo de los Rangers de Texas busca, a través de su ofensiva y juego explosivo, ser un jugador de todos los días en la franquicia de los “Vigilantes”.

Mucho tuvo que ver José Adolis en la victoria de Texas 6×4 sobre los Angelinos de los Ángeles y Anaheim. El patrullero central conectó par de indiscutibles en cuatro apariciones al cajón de bateo, anotó en par de ocasiones e impulsó en otra. Además, protagonizó un excelente fildeo sobre un batazo de Shohei Ohtani, que amenazaba con caer más allá de las cercas perimetrales.

García inauguró el marcador del desafío en el inicio del tercer capítulo cuando desapareció la bola entre los jardines derecho y central, su segundo de la temporada, ambos por la banda opuesta. Ahora, acumula siete imparables en 29 turnos, con cuatro anotadas y cinco remolques, cifras que dejan la siguiente línea ofensiva: .241/.241/.552 (AVE/OBP/SLG).

Los que lograron hacer la “cruz”

En ese mismo duelo vio acción, pero por el bando opuesto, otro cubano: José “Candelita” Iglesias, el dueño del campo corto celestial, brilló con su madero en la noche de lunes. El torpedero ligó par de indiscutibles en cuatro turnos y anotó la cuarta y última carrera de los Angelinos.

“Candelita” sin mucha bulla ha cumplido con el madero. En 55 turnos al bate acumula 15 inatrapables, con siete anotadas y dos impulsadas. Además, en 14 desafíos solo ha dejado de hacer la “cruz” en tres encuentros y en cinco de ellos ha pegado dos imparables. Esos resultados reflejan una aceptable línea ofensiva de .273/.286/.309 (AVE/OBP/SLG).

Randy Arozarena, sin estar en su mejor noche, logró “marcar la tarjeta” y pegó un imparable en cuatro intentos. El pinareño alineó como segundo madero y jardinero izquierdo de los Rays de Tampa Bay.

Con la tercera victoria en línea de su equipo, Arozarena llegó a 15 indiscutibles en 61 turnos de esta temporada, en los que compila cuatro extrabases, par de dobles e igual número de cuadrangulares, estos frente a los Yankees de New York. Además, presenta ocho anotadas y seis impulsadas, para un total de 12 carreras producidas. Su línea ofensiva arroja los siguientes guarismos .246/.313/.377 (AVE/OBP/SLG).

Sus conexiones no fueron positivas

José Abreu siguió con su mal momento ofensivo y falló cuatro veces, tres de estas por la vía del ponche. De momento, la situación parece compleja para el Jugador más Valioso de la Liga Americana, algo que demuestran sus números, una prueba de la mala racha por la que está pasando: .188/.293/.313 (AVE/OBP/SLG). Estos, resultado de 12 inatrapables en 64 turnos, con seis anotadas y 11 remolques.

El receptor de los Medias Blancas, Yasmani Grandal, quien alterna su posición con Zack Collings, tampoco pudo hacerse justicia frente a Boston. El máscara falló en tres ocasiones y le recetaron un café, para afianzar su mal estado ofensivo. Grandal acumula cinco hits en 36 veces al bate, lo que deja sus números en .139/.311/.278 (AVE/OBP/SLG).

Otro que tampoco logró ser efectivo fue el bateador designado y hombre proa de los Rays, Yandy Díaz. El versátil jugador falló en cuatro turnos, incluido un par de ponches. Ahora registra 14 imparables en 53 turnos, aunque aún sigue en busca de su primer cuadrangular y cuenta con seis impulsadas y cinco anotadas, 11 producidas en total. Su línea ofensiva es de .264/.400/.302 (AVE/OBP/SLG).

Seattle dio la sorpresa

La noticia de la jornada fue la derrota de los Dodgers de los Ángeles frente a los Marineros de Seattle 4×3, la segunda en forma consecutiva después de caer frente a los Padres de San diego en el último juego de esa serie, que estuvieron a punto de ganar por barrida, y destruyó una racha de ocho triunfos en línea.

En el choque, Justus Sheffield se llevó la victoria, mientras la derrota fue a la cuenta de Dustin May, y el punto por juego salvado se lo anotó Rafael Montero. Con el bate sobresalieron por parte del equipo que obtuvo el éxito José Marmolejos y Taylor Trammell, con un cuadrangular cada uno, mientras el propio Trammell con un doble impulsó la cuarta y decisiva anotación del choque. Por parte de los Dodgers, Corey Seager la desapareció con Mookie Betts en circulación para cerrar el juego a una carrera.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.