Uno de los mejores prospectos del béisbol cubano e hijo de una leyenda hizo su debut como jardinero en Las Menores, algo que pudiera aumentar sus posibilidades de llegar a Grandes Ligas.  

Miguel Antonio Vargas, el conocido hijo de Lázaro Vargas, es uno de los grandes talentos del sistema de los Dodgers y un habitual jugador de cuadro durante su carrera, con un rendimiento superlativo en su paso por Las Menores.

Sin embargo, este miércoles, el joven de 22 años que batea y fildea a la derecha fue colocado en una posición ajena para él, pero que aumentaría el diapasón para un posible ascenso al primer nivel de la organización: los jardines.

Vargas se desempeñó en el jardín izquierdo con buenos resultados y hasta dejó una corrida de un fildeo que el propio equipo al que pertenece, Oklahoma City Dodgers, destacó en su cuenta de Twitter.

Miguel Antonio alineó como segundo madero y se fue de 3-1, con una base por bolas y un ponche, para elevar su average hasta los 282.

Hasta el momento, el hijo del extercera base de los Industriales acumula 184 juegos como tercera base, unos 28 en la intermedia, 22 como bateador y unos 13 en la primera base. Ahora, también cuenta uno como jardinero.

En lo que va de Las Menores, Miguel lleva 11 jonrones y 48 empujadas en 262 veces al bate, con lo cual da una muestra del poder que ha enseñado en otras ocasiones.

En enero de este año, el talentoso jugador cubano fue elegido como el mejor bateador del sistema de granjas de Los Ángeles Dodgers para el año 2022, según dio a conocer la revista Baseball América.

El año anterior, en Doble-A, ocurrió un hecho histórico: el habanero terminó como líder de los bateadores del circuito (Doble-A Central) con .320 de average.

Vargas es un destacado prospecto cubano que jugó por la isla en la Copa Mundial Sub-18 de 2015, en una nómina que tenía algunos grandes nombres, como el Luis Robert Moirán, Oscar L. Colás o el lanzador Josimar Cousín.

“Los Ángeles han impulsado de forma agresiva al talento cubano porque tiene las habilidades avanzadas en su bateo. Entiende la mecánica de su swing, controla la zona de strike y usa todo el campo. Comenzó a elevar pelotas con más regularidad en 2019 y podría conectar 20 jonrones si agrega fuerza y ​​se vuelve más agresivo en el plato. Debido a que Vargas carece de velocidad, su defensiva está en duda. Ha trabajado diligentemente para mejorar su acondicionamiento y su rango en la tercera base, donde muestra una sólida fuerza en sus brazos. Los Dodgers están complacidos con su progreso en la esquina caliente, mientras que los cazatalentos de otras organizaciones se preguntan si está destinado a la primera base”, detalla MLB.

De acuerdo con el reporte de Dodgers Digest, “juega una tercera base competente gracias a sus instintos, manos suaves y brazo fuerte. Ha registrado tiempo en la primera base en el pasado y podría moverse allí si no puede manejar la esquina caliente a medida que avanza en las menores (ya sea porque carece de la habilidad o porque supera la posición), pero su perfil general encaja mejor en tercera base”.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.