En Cuba, la década de los 80 del pasado siglo es recordada por una relativa estabilidad económica y social, la cual con el pasar del tiempo se ha convertido en el tema anecdótico preferido de los que peinan canas.

En materia de béisbol, también tuvo sus propios hitos, como aquel escándalo de la acusación de venta de partidos que desembocaron en suspensiones de por vida y en penas de cárcel para varios peloteros, muchos de ellos acusados de manera injusta.

Otros sucesos que marcaron esta época fueron las caídas en “desgracia” de dos de los símbolos del béisbol cubano, Armando Capiró y Pedro José (Cheíto) Rodríguez, pues ambos vieron truncadas sus estelares carreras por sendas arbitrariedades que parecen resultado de la imaginación de un guionista de una película de suspenso hollywoodense. Sin embargo, estos años vieron el surgir un cambio radical en la estructura que cambiaría para siempre el porvenir de los toreos domésticos, los playoffs.

A partir de 1986, año que marca el inicio de las postemporadas cubanas, se dio una sucesión de momentos icónicos que permanecen en la retina del aficionado. Sin duda alguna, el beisbol antillano cambió para siempre de color.

Play-Off Magazine les propone rememorar a través de imágenes muchos de aquellos momentos de gloria expresados en los jonrones conectados en estas instancias de postemporada de la década de los 80, con espectaculares jonrones que harán las delicias de muchos.

1986: Agustín Marquetti vs Rogelio García (Industriales – Vegueros), Juego Final

El debut de lo que se considera como la primera postemporada oficial, nos trajo uno de los momentos más trascendentales del béisbol cubano en general. A diferencia de cómo se estipuló años más tarde, esta tuvo un formato de round robin que vio a dos equipos clásicos, Industriales y Vegueros, enfrentarse en el último día para definir el título.

Fue un partido épico que tuvo altibajos para ambos conjuntos, cuyo desenlace llegó cuando el veterano Agustín Marquetti mandó a volar uno de los envíos del diestro pinareño Rogelio García más allá de las cercas, con lo cual dejó al campo a los Vegueros, para que Industriales ganara el campeonato. La explosión de júbilo de la afición capitalina fue, sencillamente, extraordinaria.

1987: Omar Linares vs José Ramón Riscart (Vegueros – Villa Clara), Juego Final

Con características muy similares en cuanto a estructura se desarrolló la postemporada de 1987. Esta vio imponerse a una de las dinastías más grandes del béisbol cubano, los Vegueros de Pinar del Río, de Jorge Fuentes.

Este era un equipo plagado de estrellas, sin embargo, una destacaba en especial por encima del resto: Omar “El Niño” Linares, a quien no pocos catalogan como un el mejor jugador que ha pasado por la Serie Nacional. Su cuadrangular en el quinto inning y con hombre en primera contra el estelar diestro villaclareño José Ramón Riscart puso delante a su equipo y apuntaló una nueva corona nacional para los oriundos de la más occidental de las provincias cubanas.

1988: José Cano vs Ariel Cutiño (Vegueros – Santiago de Cuba), Juego Final

La gran dinastía pinareña volvía a ponerse en posición para ganar el campeonato. Esta vez les tocaría ante otro gigante del béisbol cubano, el Santiago de Cuba de Pacheco, Kindelán, Pierre y compañía.

En estos Vegueros convivían una serie de jugadores que marcaron una época dentro de los torneos domésticos, como Omar Linares, Luis G. Casanova, Fernando Hernández, Lázaro Madera, Alfonso Urquiola, Giraldo González, etc.  Pero fue uno de los menos recordados del equipo fue quien puso a volar la pelota más allá de las cercas del estadio Capitán San Luis, el inicialista José Cano. En la misma primera entrada le conectó un grand slam al lanzador “indómito” Ariel Cutiño, para marcar una diferencia definitiva en el partido que llevó a la consecución de la sexta corona nacional para los Vegueros.

1989: Modesto Larduet vs René Arocha (Santiago de Cuba – Industriales), Serie Final, 4to juego

Esta edición trajo la novedad de otro cambio de estructura. Los equipos serían divididos en dos zonas, Occidental y Oriental, y clasificaban los dos primeros de cada grupo para la llamada Serie Final.

En el cuarto partido de este Round Robin se enfrentaron los dos favoritos para llevarse el título, Industriales y Santiago de Cuba, choque que sería a la postre decisivo para que los orientales obtuvieran el título. El receptor Modesto Larduet le conectó un descomunal batazo al lanzador capitalino Rene Arocha que voló por encima del techo de la grada izquierda del estadio Guillermón Moncada. Esto puso delante a los santiagueros 2 carreras por 1 en el partido, ventaja que no volverían a perder.

1989: Antonio Muñoz vs Rafael Gómez Mena (Las Villas – Ciudad Habana), Final de la Serie Selectiva, juego 1

Hacemos un paréntesis para recordar aquellos extraordinarios torneos que eran la Series Selectivas y a uno de los más grandes peloteros que han pasado por nuestros torneos domésticos, “El Gigante del Escambray”, Antonio Muñoz.

En esta Selectiva se enfrentaron en la final Las Villas y Ciudad Habana, dos equipos clásicos del béisbol nacional. Dentro de la tanda villareña destacaba Muñoz, uno de los sluggers más formidables de nuestra historia beisbolera.

Él se encargó de sepultar las aspiraciones capitalinas en el undécimo inning con un descomunal cuadrangular por el jardín derecho con dos hombres a bordo, ante una recta de Rafael Gómez Mena en el Estadio Latinoamericano. A la postre, los villareños se alzarían con el título de aquella XV Serie Selectiva.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.