Dos niños nacidos en el mismo hospital, destinados a la grandeza en el mejor baloncesto del mundo regresaron a casa y entre las estrellas de la NBA, brillaron más que el resto. Steph, quien parece hecho para el espectáculo y para este tipo de eventos, volvió a dejar marcas para la historia, mientras que LeBron, pues, fue LeBron, pidió la pelota en el momento clave y no falló, como de costumbre.

Un game-winner de LeBron James sumado a la noche de récord de Stephen Curry dieron la victoria al Team LeBron 163-160 sobre el Team Durant en el Juego de las Estrellas de la NBA 2022.

Curry anotó seis triples en la primera mitad del encuentro, récord en un Juego de Estrellas y terminó con 16 desde más de nueve metros, también un hito sin precedentes en estas citas, de hecho, nadie había superado siquiera los diez. Además, se fue hasta los 50 puntos, bajó 5 rebotes e hizo dos tapones con un 56.7% en tiros de campo (17/30) y 59.3% en disparos de tres unidades (16/27).

De esta manera, se ubicó como el segundo jugador que mayor cantidad de puntos ha anotado en un Juego de Estrellas, solo por detrás de los 52 cartones de Anthony Davis en 2017. Por esta actuación, recibió el trofeo MVP del encuentro y se suma a su sala de galardones personales.

El Juego de las Estrellas nos dejó varios momentos memorables y la primera participación de algunos jóvenes con talento que parecen liderar una generación que dará para hablar en los próximos años. Entre ellos, estuvieron LaMelo Ball, Fred Van Vleet, Darius Garland, DeJounte Murray, Jarret Allen, Andrew Wiggins y Ja Morant.

Además, pudimos ver de lo que son capaces estos chavales con el balón en sus manos y el espectáculo como principal móvil. LaMelo (18+3+3) dejó destellos de su calidad como pasador, Allen (10+9+1) defendió correctamente a jugadores como Embiid (36+10+4) o Trae Young (13+2+10), Murray (17+5+5) demostró su buen momento en San Antonio, mientras que Morant (6+1+3) voló como de costumbre y regaló un mate de reverso antológico a pase de Trae.

Por otro lado, DeRozan (10+4+5) hizo valer su candidatura al MVP con una disertación desde la media distancia y anotó una canasta clave en los compases finales. Los europeos Nikola Jokic (10+9+8) y Giannis Antetokounmpo (30+12+6) también demostraron por qué han sido los últimos Jugadores Más Valiosos de la liga.

Si de momentos importantes se trata, LeBron James siempre aparece en la conversación. El “niño de Akron” regresó a casa a la que nunca cerrará la puerta como declaró días antes y fue el autor de la canasta ganadora. Con solo dos puntos por anotar para el triunfo, “El Rey” pidió la pelota y lanzó un disparo en suspensión complicado, pero que entró como si la historia quisiera que así sucediera.

La marca de Zach LaVine fue casi perfecta, la ayuda de Embiid, insuficiente, pues no podía ser de otra forma, LeBron, en Cleveland, con la posibilidad de la victoria en sus manos, parece una novela de amor. Hay hombres que nacen para estos momentos y James ha probado en 18 años de trayectoria deportiva que es parte de ese selecto “clutch” club.

Pero en la noche de las estrellas, el espectáculo de medio tiempo dejó una de las imágenes más icónicas en la historia de este deporte. La foto de la semana será el abrazo y la pequeña charla entre Michael Jordan y LeBron James. El público mantuvo un estado de júbilo exorbitante durante toda la noche, pero el éxtasis llegó en esos segundos en los que pudieron apreciar juntos a dos de los más grandes que han pisado las canchas.

Si esto no fue suficiente, imagina ver personificada la historia de la NBA en 75 jugadores, que, a opinión de la organización, han sido los mejores de todos los tiempos. Muchos ya fallecieron o no pudieron asistir, pero ver a hombres como Tim Duncan, Dirk Nowitzki, Dwyane Wade, Magic Johnson, Charles Barkley, Larry Bird, Jerry West, Kareem Abdul-Jabbar, Oscar Robertson, Bill Russell, Reggie Miller, Ray Allen, por solo citar algunos, fue repasar momentos inolvidables del deporte ráfaga. El homenaje fue más que merecido y el mundo lo agradeció. Fue realmente emocionante.

Con respecto al resto de las actividades del All-Star Weekend, el Rising Stars Game, donde participaron 12 Rookies, 12 Sophomores (Jugadores de Segundo Año) y 4 del Team Ignite (Equipo de desarrollo de la G-League) se lo llevó el Team Barry tras vencer en la final al Team Isiah 25-20. El MVP fue para Cade Cunningham.

Por su parte, la competencia de habilidades se quedó en casa. El Team de los Cleveland Cavaliers, integrado por Darius Garland, Jarret Allen y Evan Mobley ganó con un disparo desde el centro de la cancha anotado por el propio Mobley. En cuanto al concurso de mates, Obbi Toppin, de los New York Knicks, salió victorioso en uno de los eventos más aburridos de este tipo en la historia del Juego de las Estrellas.

A su vez, Karl Anthony Towns se convirtió en el primer pívot que gana el concurso de triples. Sin embargo, este hecho no sorprendió a muchos, pues con un 39.6% de acierto de por vida en disparos desde el perímetro, Towns es el “center” con el mejor porcentaje de la historia en la NBA.

Sin lugar a duda, el fin de semana de las estrellas dejó buena defensa, volcadas, triples, jugadas clutch, Curry anotando 50 puntos en su ciudad natal, LeBron y Jordan juntos, repaso a las páginas más gloriosas de la liga en sus 75 años a través de un homenaje sin precedentes y, sobre todo, mucho espectáculo.

De esto se trata el deporte, de hacer divertir al público y que los jugadores lo den todo en la cancha por lo que aman, el baloncesto es una vía idónea para juntar todos estos elementos. ¡Gracias NBA, gracias Cleveland, gracias, estrellas!

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.