Por Rey Luis Savón

Reza el viejo adagio que “a la tercera va la vencida”. Pero más allá de terreno neutral seleccionado por la AIBA -como siempre se ha exigido-, creo que los Domadores de Cuba no están en condiciones de superar y, de hecho, tomar revancha ante los Lobos de Kazajstán, en la gran final de la VIII Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés), que se disputará los venideros días 26 y 28 en dos ciudades de China.

En la historia de estos certámenes en los que Cuba participa por quinta edición consecutiva, los alumnos del jefe de entrenadores Rolando Acebal acumulan dos títulos e igual cantidad de segundos escaños. Y precisamente, ese par de fracasos han sido contra los Lobos kazajos, favorecidos con la sede en ambas finales, y que son los máximos dueños de títulos en estas lides, con tres.

¿Por qué la sede siempre para la misma franquicia? La AIBA exige el pago de una buena cifra de dinero al país que acoja esa gran final. Como Cuba no se puede hacer cargo de esa “misión imposible” por los problemas económicos que atraviesa, entonces la federación kazaja de boxeo se ha agenciado el cupo de anfitrión, con la consabida ventaja que eso trae cuando un juez debe votar en un combate cerrado.

Si haces las veces de visitante en un cartel internacional de boxeo, tienes que mostrar palpable superioridad sobre el ring, máxime cuando la escuadra local “pagó” la realización del cartel. Pero si sumamos que en el ranking de la AIBA la selección de Kazajstán se ubica siempre entre las tres primeras por la calidad incuestionable de sus púgiles, entonces la exigencia para un triunfo es mucho mayor.

Desertores e indisciplina provocan renovación

Sin lugar a dudas, en las dos derrotas anteriores discutiendo el título de la WSB ante los Lobos kazajos, Acebal contaba con un potente equipo, en el cual se enrolaban campeones olímpicos y mundiales. Y aunque hubo peleas bien amañadas que favorecieron a los locales, vale citar que muchos de sus boxeadores cedieron ante la fuerza y excelente preparación física del rival.

El próximo día 26 será el primer cartel de este atractivo duelo, en la categoría C-1, que enrola las divisiones de 49, 56, 64, 75 y 91 kilogramos, el cual se disputará en el Xiamen Sports School Gymnasium. Mientras, el C-2, con combates en 52, 60, 69, 81 y +91 kilogramos, citó a los aficionados chinos para el Jinjiang Zuchang Stadium.

Y aunque los kazajos no volverán a ser anfitriones, esta será la ocasión en la cual los Domadores llegan más diezmados. Para solventar este difícil cotejo, Acebal se ha visto precisado a presentar una escuadra muy renovada, con varios hombres de escaso fogueo internacional.

Los Domadores sufrieron las deserciones en tierras mexicanas del minimosca titular mundial Johanys Argilagos y del bicampeón olímpico Robeisy Ramírez (56). Además, fue separado de la selección nacional el oro del orbe Yosbany Veitía (52) por excederse de peso antes de intervenir en el torneo clasificatorio para los Juegos Centrocaribeños de Barranquilla.

Pero por si esto fuera poco, Acebal no convocó, con sobradas razones, al monarca olímpico y mundial Arlen López (75), quien fue superado en la cita barranquillera por el joven guatemalteco Lester Martínez, de 22 años. Y los sustitutos de este cuarteto de púgiles, no exhiben el arsenal boxístico apropiado para medirse a rivales tan agresivos como son los integrantes del Astana Arlans.

Finalmente, Acebal incluyó en la nómina a Damián Arce (49), Jorge Luis Griñán (52) y al debutante Osvel Caballero (56), un trío que las tendrá muy difícil para salir airoso. Como exigente será también el reto para el subcampeón nacional Osley Iglesias (75), de muy pocas “horas de vuelo” al ser segundo de Arlen López durante muchos años. Y como Cuba (casi) nunca rota a sus boxeadores en la WSB… muchos “envejecen” esperando la oportunidad.

Mientras, el tricampeón mundial Lázaro Álvarez (60), el invicto monarca del orbe Andy Cruz (64) y Roniel Iglesias (69) tienen una excelente vitrina de trofeos. Pero deberán emplearse a fondo, al igual que el tetracampeón mundial Julio César La Cruz (81), para sacar un resultado favorable. El oro del orbe ErislandySavón (91) y José Ángel Larduet (+91), completan la escuadra cubana.

Combates pactados

Los Lobos de Kazajstán ya dieron a conocer su equipo. Por eso, les confirmo los combates para el primer cartel (C-1):

49 kgs: Damián Arce-Temirtas Zhussupov, quien venció en par de ocasiones al titular mundial Johanys Argilagos.

56 kgs: Osvel Caballero-Ilyas Suleimenov

64kgs: Andy Cruz-Dilmurat Mizhitov, a quien ya venció en la pasada final.

75 kgs: Osley Iglesias-Abilkhan Amankul, subcampeón mundial

91 kgs: Erislandy Savón-Nurbol Altayev.

Entretanto, para el segundo cartel del día 28, los pareos serán:

52 kgs: Jorge Luis Griñán-Saken Bibbosinov

60 kgs: Lázaro Álvarez-Zakir Safiullin, quien lo derrotó en la pasada final.

69 kgs: Roniel Iglesias-Aslanbek Shymbergenov, contra quien ha perdido en par de ocasiones.

81 kgs: Julio César La Cruz-Bek Nurmaganbet, a quien ya se impuso anteriormente.

+91: José Ángel Larduet-Kamshybek Kunkabayev, subcampeón mundial.

Si el match terminase empatado 5-5, algo que no creo, habría que decidir con un combate extra en los 64 kilogramos entre el cubano Jorge Moirány Bekdaulet Ibragimov.

El pronóstico de Play-Off es un 6-4 favorable a los Lobos de Astaná. ¿Qué me dicen?