Uno de los jugadores históricos del ajedrez cubano, Lázaro Bruzón, envió un mensaje lleno de agradecimiento y de optimismo a los aficionados y personas que lo apoyaron durante su actuación en el recién Campeonato de EEUU de ajedrez.

El Gran Maestro no tuvo la actuación esperada durante el evento, en el cual compitió junto al también antillano Leinier Domínguez entre los hombres, mientras que Thalía Cervantes lo hacía entre las mujeres.

Mediante un post en sus redes sociales, Bruzón ofreció detalles sobre su rendimiento en el fuerte certamen -condicionado por diversos factores, como un aviso con poco tiempo que dificultó su preparación adecuada-, además de brindar señales de que va en serio en su regreso al ajedrez competitivo de gran nivel.

“A principios de septiembre me dieron la sorpresiva noticia de que estaba incluido en la nómina del torneo, no tenía idea de que existía esta posibilidad. Al parecer, por alguna razón, Nakamura declinó su participación y yo ocupé su lugar. En un mes debía prepararme lo mejor posible y a la vez, mantener la rutina de clases y pruebas en la universidad”, contó Lázaro.

En medio de estas complicadas circunstancias, el cubano asumió el duro reto de prepararse para un complicado certamen en el cual enfrentaría, una vez más, a competidores fuertes de la magnitud de Fabiano Caruana, Wesley So o su mismo compatriota, Leinier Domínguez.

“Mi preparación fue la mejor que pude, lo que me permitió el tiempo que disponía para ello. Aun así, enfrentar un torneo de ese nivel requiere mucho más que un mes de cierta preparación”, detalló el Gran Maestro.

Fueron 11 rondas de gran tensión competitiva para Lázaro, que arrancó dando buenas señales en su juego, al punto de que en la ronda inicial metió en apuros al número dos del mundo, Caruana, que vio de cerca el abismo ante el cubano, aunque terminó por negociar tablas.

No obstante, con el paso de las jornadas, Bruzón sintió el agotamiento que lo llevó a perder varios duelos y terminar el certamen con cuatro puntos, debido a tres derrotas y ocho empates, como él mismo confirmó.

“Al principio del torneo mostré buen nivel, sin peligro en mi juego con piezas negras, pero antes de cada partida dedicaba muchas horas en la preparación de aperturas y creo que esto me pasó factura al final, cuando estaba muy agotado físicamente y perdí posiciones sencillas”, explicó quien es considerado uno de los mejores ajedrecistas cubanos de la historia.

Leinier quedó cerca del podio y Bruzón, último

Al término de la última ronda, el Gran Maestro cubano Leinier Domínguez, culminó en el cuarto puesto del Campeonato de EEUU de ajedrez. El resultado llegó tras conseguir tablas ante Dariusz Swiercz en la última fase del certamen. Por su parte, el GM Lázaro Bruzón cerró en el último escaño.

En cuanto a las féminas, la Maestra FIDE Thalía Cervantes, ocupó el séptimo lugar, luego de pactar el empate frente a su rival en la última ronda. Con cinco unidades, Cervantes consiguió una victoria, dos derrotas y ocho tablas en todo el torneo.

Leinier, con 2760 puntos Elo, quedó fuera de las medallas, pero no conoció la derrota en todo el torneo, pues ganó una partida e igualó en otras 10.

Mientras, Lázaro Bruzón sufrió tres costosas derrotas que le catapultaron al sótano de la tabla de posiciones por los hombres y durante su última presentación dividió el punto con Aleksandr Lenderman (2607).

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.