Tras una temporada 2020 recortada a causa de la pandemia de la COVID-19, la MLB volverá este año al formato habitual empleado en los últimos años. La cifra de juegos a disputar por cada equipo volverá a ser de 162, por lo cual, quien aspire a un cupo en la postemporada deberá tener algo más que un buen arranque y tendrá que estar bien atento a cómo distribuye sus fuerzas.

Otro elemento para tomar en cuenta será la cantidad de equipos clasificados por cada liga. Tras la zafra pasada, en la que ocho planteles avanzaron a los playoffs por cada liga, este año se volverá a la cifra anterior. Resulta obvio que esta temporada será más complicado ganarse el derecho a seguir jugando beisbol en el mes de octubre.

Analizar qué equipos son los favoritos para acceder a la postemporada nunca resulta una tarea fácil. Elementos como lesiones, rendimientos por debajo o por encima de las expectativas de determinados jugadores, pueden marcar el desempeño de los equipos. A esto se le suma el fenómeno de la pandemia, que también puede mantener separados a varios peloteros de sus novenas durante un periodo de tiempo determinado.

Tras un anterior análisis de los favoritos en la Liga Nacional, esta vez centraremos la mirada en la Liga Americana. Mencionaremos primero a los que parecen tener más papeletas para quedarse con los lideratos de sus respectivas divisiones, para luego analizar quiénes podrían ocupar un lugar entre los dos comodines.

Nuevamente la División Este se presenta como la más fuerte, pero la mayor parte de las miradas se dirigen a los poderosos Yankees de Nueva York. Con una de las alineaciones más potentes de todo el Big Show y con un cuerpo de picheo que este año ha sumado un refuerzo de lujo en Corey Kluber, los Bombarderos del Bronx parecen superiores sobre unos Rays de Tampa Bay que han sufrido bajas importantes en su róster para la presente campaña, mientras que los Blue Jays de Toronto todavía parecen ser un equipo que necesita madurar y reforzar su staff de lanzadores que no es muy amplio.

A la hora de dar un favorito en la División Central de la Americana, el voto de este escritor va para los White Sox. El equipo del sur de Chicago ha añadido nuevos rostros a su nómina que pueden mejorar el nivel de juego mostrado en la campaña anterior, como es el caso de Liam Hendricks, que llega de Oakland para dar mayor apoyo a un Dallas Keuchel que será sin dudas, el líder de la rotación. Además, contarán con los servicios del mánager Tony La Russa, lo cual parece que resultará muy positivo para la escuadra que tiene en José Dariel Abreu a su principal estrella.

En cuanto a la lucha en el oeste, nuevamente los Astros de Houston parecen ser el equipo a derrotar. A pesar de una temporada anterior donde accedieron a la postemporada como el último clasificado de la Liga Americana y de que para este año no podrán contar con los servicios de George Springer que hizo sus maletas rumbo a Toronto, siguen teniendo suficiente talento para mayorear su división por delante de unos Athletics de Oakland que tendrán que ver como lidian con la marcha de Hendricks y Khris Davis y sobre unos Angels que aún no logran conformar un cuerpo de picheo que respalde las grandes prestaciones de sus bateadores.

Si hablamos de los equipos que podrían luchar por los dos puestos de comodín, parece ser que la pelea estará entre cuatro conjuntos. Unos de los planteles llamados a hacerse con uno de los cupos son los Rays de Tampa Bay. Ciertamente, la marcha de Blake Snell y Charlie Morton resultarán dos bajas sensibles para la tropa de Kevin Cash, pero aún cuentan con los servicios del joven Tyler Glasnow que deberá recibir algo de ayuda de Rich Hill y Chris Archer, ya que el cuerpo de relevistas sigue siendo el punto débil del equipo, que mantiene el grueso de su alineación.

Otro de los planteles que deberá luchar por el Wild Card en la Americana es Toronto. La franquicia canadiense presenta un equipo aún joven, pero con mucho talento, que ya el pasado año los llevó a la postemporada, con figuras como Lourdes Gurriel Jr, Bo Bichette y Vladimir Guerrero Jr, a lo cual se suma el valioso fichaje de George Springer.

Por otra parte, Billie Bean tendrá que ver cómo arma a sus Atléticos para lidiar con las ausencias que tendrá en su cuerpo de lanzadores, ya que su alineación sigue siendo de respeto con Matt Chapman y Matt Olson a la cabeza. Pero si algo sabe el avezado Gerente General es de armar equipos competitivos, así que descartarlos no sería algo aconsejable.

Por último, están los Twins, que en los últimos años han cifrado sus esperanzas en jugadores de experiencia. Este año parece que repetirán esa fórmula al mantener a hombres como Nelson Cruz o Josh Donaldson en su róster, mientras que su picheo nuevamente tendrá al japonés Kenta Maeda como su principal carta de triunfo, secundado por J.A. Happ y por Alex Colomé, encabezando a los relevistas.

Solo resta esperar al inicio de la campaña regular para dilucidar si los favoritos cumplen con las expectativas en la Liga Americana. Ciertamente, los pronósticos no siempre se cumplen, pero eso es parte de la riqueza de este deporte. Si hay algo que resulta indudable, es que nuevamente el espectáculo estará garantizado.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.