Hace apenas una década atrás, cualquier convenio con empresa extranjera en materia deportiva era examinado con lupa por parte de las instituciones gubernamentales cubanas. Sin embargo, cuando en noviembre del 2015 la firma Puma asumió el financiamiento de la inversión para rehabilitar una moderna pista de atletismo en la ciudad de Camagüey, la Federación de Atletismo antillana vio los cielos abiertos, pues a la infraestructura de instalaciones deportivas no se le ha pasado la mano desde los lejanos Juegos Panamericanos de 1991.

Tras un acuerdo con la compañía germana Polytan, el proyecto valorado en 261 000 dólares resulta el más ambicioso que se acomete en el país fuera de La Habana, y al finalizar se prevé que se convierta en escenario de importantes competencias del área de Centroamérica y el Caribe.

Precisamente Polytan es el nombre del material con el cual se va a revertir el óvalo, que hará del circuito uno de los más rápidos y modernos, y cuyo mantenimiento no requiere de altos costos; además los inversores aseguran garantías de explotación por unos 30 años.

«Nuestro objetivo es tenerla lista para finales de junio, y que sea avalada con categoría de primer nivel por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF)», expresó Ihosvani Urizarri, funcionario del Instituto Nacional de Deportes (INDER) en este territorio al centro-oriente cubano.

En la actualidad, la pista, que recibirá el nombre de Rafael Fortún Chacón, se encuentra a un 82% de su terminación, según afirman los directivos del deporte en esta provincia, sede del tradicional Festival Nacional de Velocidad que lleva precisamente el nombre de uno de los más importantes corredores cubanos en las décadas de los 40 y 50 del siglo pasado.

A finales del mes de mayo, el local recibió el visto bueno de la comitiva técnica europea que recién llegó de finalizar una instalación con características similares en Portugal y que está encabezada por el mánager del proyecto, Oliver Gintzel, quien ha evaluado de positivo los avances previos al revestimiento final con el material sintético.

Pista de atletismo en Camagüey.

Arreglos en la nueva pista de atletismo: FOTO: Otilio Rivero

En recientes declaraciones a PlayOff, Urizarri se refirió a algunos detalles del trabajo como la limpieza de los bordes de la pista y el completamiento de la fundición; aseguró además que se adelanta en las instalaciones hidráulicas, pintura, cerca y la carpintería del edificio técnico-administrativo.

Entre las novedades que tendrá el recinto deportivo destaca la inclusión de dos carrileras para el salto con pértiga, de longitud y triple salto, respectivamente. La obra en remodelación tendrá nuevos círculos para el lanzamiento de la bala y otras jaulas para las modalidades del disco y martillo.

El área, anteriormente conocida como Complejo Deportivo Patricio Lumumba, estuvo más de tres décadas a disposición del público para la práctica de diferentes actividades atléticas y ahora recibe la reparación capital que incluye también un novedoso espacio de calentamiento de ochenta metros por seis carriles.

«El cronograma de reparaciones consta de la remodelación del radio perimetral, jardinería, sala técnica, y otro espacio para la prensa acreditada en las competiciones; y para ello contamos con cada uno de los materiales y la fuerza de trabajo a disposición de las empresas constructoras de la provincia. Incluso para 2018 queremos ampliar la zona de gradas que en la actualidad es muy pequeña», refiere Urizarri.

Pista de atletismo en Camagüey.

FOTO: Otilio Rivero

Con el propósito de preservarla, la pista será solo exclusiva para efectuar entrenamientos y competencias de atletismo, incluso servirá para bases de entrenamientos del equipo nacional. En tanto, los responsables del movimiento atlético camagüeyano aseguraron la rehabilitación de las canchas cercanas, con gimnasios para que las personas continúen sus prácticas habituales.

Especialistas y entrenadores, entre ellos el comisionado de Atletismo en Camagüey, Roberto Ramos, certifican que la moderna pista posibilitará el desarrollo de las figuras jóvenes, además podrá asumir la celebración de eventos sin que los atletas corran riesgos de lesiones pues está asegurada la calidad de cada uno de los espacios de competencia.

Pista de atletismo en Camagüey.

FOTO: Otilio Rivero

Urizarri, principal responsable de las relaciones internacionales del INDER en Camagüey, se mostró optimista por la continuidad y evolución del trabajo a pesar de las lluvias primaverales que deben afectar el progreso continuo de las acciones. «Pensamos que a principio de junio ya comiencen las labores finales que deben terminar ese propio mes», sentenció.

En momentos donde el atletismo cubano está lejos de sus tiempos de gloria, al menos la remodelación de una nueva y moderna pista llega como un bálsamo, no solo para formar atletas de alto rendimiento, sino además para acoger eventos de un nivel superior más allá del Memorial Barrientos o la Copa Cuba. Su correcta explotación puede significar un impulso para que la Mayor de las Antillas vuelva a soñar con el poderío y el prestigio que ganó por tantos años en la arena internacional.