Con la indiscutible fortaleza de sus batazos, Orestes Kindelán dejó su marca en la historia de la pelota cubana. La afición nacional recuerda con orgullo al llamado Tambor Mayor, que despachó incontables vuelacercas en las series nacionales, y vistiendo el uniforme del equipo Cuba.

Un 1 de noviembre de 1964, nació en el municipio santiaguero de Palma Soriano un niño que, años después, se convertiría en el máximo productor de jonrones e impulsadas en el béisbol cubano.

Kinde, como lo llaman sus paisanos santiagueros, acumuló en 21 series nacionales un total de 487 cuadrangulares en 6 588 turnos al plato, uno por cada  13,56 comparecencias oficiales como promedio.

Sin embargo, el total se eleva a 588 y la frecuencia disminuye a 12,51 en 7 214 comparencias, cuando adicionamos las conexiones del indómito en los certámenes internacionales, como cuarto bate del seleccionado nacional a lo largo de 16 años (1985-2001).

Fue un impulsador nato, con 1511 carreras propulsadas, gracias a su producción variada de incogibles,  de los cuales 853 fueron extrabases (330 dobletes, 36 triples, además de las ya citadas conexiones de vuelta completa).

Al sumar toda su actuación, la cifra asciende a 1 808, y el promedio de impulsadas por veces al bate es de una por cada 4.03, otro elemento que lo ratifica como el mejor toletero del patio en cualquier época.

Orestes Kindelán. Foto: swingcompletobeisbolcubano.com.

Orestes Kindelán. Foto: swingcompletobeisbolcubano.com.

De pie ante Orestes Kindelán

Las hazañas de Orestes Kindelán, dentro y fuera de casa, pusieron de pie a los presentes en los graderíos de muchos parques beisboleros. Esto ocurrió de manera especial en su querido Guillermón Moncada, donde envió 249 batazos más allá de los límites de ese terreno.

Debutó como catcher, luego fue jardinero izquierdo, hasta llegar a actuar como primera base, o en condición de bateador designado.

Según declaraciones a la prensa, su mejor año lo constituyó 1989, cuando obtuvo la Triple Corona de Bateo en la Serie Nacional de Béisbol. Aquella fue una campaña espectacular, con números de ensueño: 402 de AVE (66 en 164); HR: 24 y CI: 58. Además, tuvo grandes actuaciones en 2 torneos internacionales de ese propio año.

En los años ochenta y noventa representó a Cuba en 6 campeonatos mundiales, 6 copas intercontinentales, tres Juegos Olímpicos, cuatro Panamericanos y cuatro lides centrocaribeñas.

Orestes Kindelán en la pelota cubana

Números de Orestes Kindelán en su carrera nacional e internacional. Foto: Play Off Magazine.

Números de Orestes Kindelán en su carrera nacional e internacional. Foto: Play Off Magazine.