Un segundo talento del equipo Cuba sub-23 que compite en el Mundial de la categoría, el serpentinero Ubert Luis Mejías Rodríguez, dejó la delegación de la isla que se encuentra en México.

La noticia fue adelantada por el colega Francys Romero en la noche de ayer y confirmada por la Federación Cubana de Béisbol este viernes, con lo cual se trata del segundo joven del combinado de la isla que decide no regresar al país.

Según Romero, Ubert Mejías, un prometedor derecho de solo 20 años, era uno de los mejores prospectos del picheo de Cuba y salió caminando del hotel donde se encontraba en Obregón.

A tono con su acostumbrado discurso, el organismo deportivo de la isla informaba la decisión del pelotero cubano: “Confirmamos que el lanzador Ubert Luis Mejías Rodríguez ya no es parte del equipo que nos representa en la #U23WorldCup. De espaldas a la misión que le llevó allí, abandonó la selección”.

Es otro lanzador con talento de los que integraban la nómina del sub-23, pues de acuerdo con Francys, “Mejías lanzó envíos en el rango de las 90-92 millas en los partidos de preparación rumbo al torneo y es el único cubano, junto a Loidel Chapellí Jr. en integrar el equipo Cuba rumbo a Mundiales Sub-15, Sub-18 y Sub-23”.

Es el segundo integrante del equipo en dejarlo, pues el primero fue el jovencito Luis Danys Morales, de apenas 18 años y enormes condiciones, quien lo hizo en el mismo aeropuerto de la capital de México, de acuerdo con personas cercanas al equipo.

En este caso, no se trata de un lanzador cualquiera, pues es un talento impresionante, de quien se viene hablando mucho. Tiene apenas 18 años y lanza 96 millas, y es la nueva joya de la pelota cubana, gracias a su velocidad impresionante.

Polémica en la confección del equipo sub-23

El equipo Cuba sub-23 ha estado rodeado de polémica desde su confección, pues en vísperas de conformar el equipo, el mandamás de la novena esgrimió un aspecto que se tuvo en cuenta para conformar la nómina, y que ha dejado a más de uno con la boca abierta.

Eriel Sánchez dejó bien claro en sus declaraciones a Cubadebate que, más allá del rendimiento o la calidad deportiva –la disciplina también es una categoría muy válida-, dos notables talentos del béisbol antillano habrían sido dejados fuera del grupo previo por algún problema con su “patriotismo”, a todas luces una arcaica justificación que suena a décadas pasadas, aunque se trate de un “fantasma” que nunca se ha ido del todo y que está más vivo que nunca.

Interrogado sobre el hecho de que los aficionados se han alarmado al no ver a jóvenes como Yosimar Cousín o Yunior Tur con el grupo, entre sus justificaciones, Eriel se escudó en una palabra suelta entre tantas, que no constituye un detalle menor por su enorme significado simbólico.

“Lo que puedo decir sobre eso es que para confeccionar selecciones nacionales que representen a nuestro país en un evento internacional, hay muchos parámetros que medir. No solo es mirar para cuanto bateó, para cuanto lanzó, o para cuanto fildeó, hay otros aspectos como la disciplina, el patriotismo, etc. He dicho en otras entrevistas que es inconcebible que no estén ellos por su nombre y resultados, pero que revisen entonces los otros parámetros y miren en que fallaron, en que se equivocaron, y que aspectos son los que no cumplen para estar aquí”, afirmó el capataz del equipo cubano que asistirá a la III Copa Mundial en México.

El expelotero no definió cual sería el “patriotismo” o los niveles de este abierto, indefinido y dúctil concepto que toma como punta de lanza para la selección.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine