En su larga historia beisbolera, Cuba ha tenido pocos peloteros tan mediáticos como Yuli Gurriel, muy querido, pero también de los más cuestionados de cuantos han pasado por lo diamantes cubanos, y que ahora, brilla en MLB.

Gurriel llegó al mundo del béisbol marcado por la estrella de su padre, Lourdes Gurriel, una de las leyendas de la pelota cubana, pero con 37 años de vida, puede decir que tiene una carrera sólida, por sí mismo, capaz de emular a la de su progenitor que nunca pudo jugar en Grandes Ligas.

Este sumó reconocimientos que dan más brillo a su carrera como profesional, con el título de campeón de bateo de la Liga Americana, así como Guante de Oro en primera base en el mismo circuito.

Lo cierto es que Yuli siempre está en el centro de atención de los aficionados cubanos, pues además de su gran rendimiento, fuera de los terrenos es también toda una atracción.

No faltan los que se alegran de sus malos resultados, como ocurrió cuando vivió momentos difíciles en su temporada de 2020, en la cual sus registros no fueron los mejores.

Entonces su hermano salió en su defensa con un mensaje contundente: “Para los cubanos y hasta algunos de su mismo pueblo Sancti Spíritus que solicitaban a gritos que Yuli fuera sacado de la alineación en el juego de hoy. Van a tener que esperar al menos un día más. Dios los bendiga a todos y les limpie su alma de tanto odio”.

Pero esa relación de amor-odio de muchos aficionados se remonta, por supuesto, desde Cuba, cuando desde joven se robaba reflectores por sus resultados y se volvió el pelotero más mediático.

Hace un tiempo atrás, el propio Yuli dio su consideración a Avispas Rojinegras. Cuban Sport Live Views sobre varios temas y respondió, de forma indirecta, a quienes afirmaban que él hacía en la isla lo que estimaba y que, incluso, era indisciplinado.

En ese diálogo, además, habló sobre por qué tomó la decisión de jugar en MLB y la situación del contrato en Japón, que fue firmado en su nombre, algo que le trajo problemas.

“Ya veía que el béisbol cubano con esas decepciones cada vez iba mermando más y a raíz de eso tuve mi problema. Creo que de los pocos porque soy un atleta que nunca tenía problemas con nadie”, contaba Yuli.

No faltó quien siempre lo tildara de “presuntuoso” durante su estancia en Cuba, pues en su condición de estrella todas las miradas se posaban sobre él y cualquier gesto o acción era evaluado con lupa y sacado de contexto.

Con respecto a sus decisiones personales y su proyección, Yuli afirmó en la entrevista que “siempre hacia lo que yo quería hacer”, aunque matizó sus palabras y entonces, llegó su respuesta ante los pensamientos de sus críticos. 

“No era que yo fuera indisciplinado, engreído como varias veces lo decían, lo que yo siempre iba por mi carril. No se metan conmigo que yo nunca me voy a meter con nada de dirección”, explicó.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.