Desde el 8 de agosto, tres días después del inicio de la 57 Serie Nacional de Béisbol, la tropa dirigida por el otrora as del pitcheo cubano Pedro Luis Lazo, se subió a la cima, y no pretendía bajarse. Todo ello, hasta que el Huracán Irma le obligó a un receso, que a la larga se ha tornado peligroso, porque los maderos pativerdes no encuentran su anterior forma, y del pitcheo, su “torre”, Yosvany, ha caído tres veces de manera consecutiva. Sumado a lo anterior, el empuje de tuneros e industrialistas, que están de una mejor forma tras la parada, sobre todo a esta hora de repartir los puestos. Si Irma no hubiese afectado dos subseries intermedias, las de esta semana serían las penúltimas de la Serie, pero quedan tres pareos más, y demasiados rejuegos y pendientes como para asegurar algo. Quizás, la confianza de que Las Tunas, Industriales y Pinar, estarán en la otra fase. Eso sí, sin definir puestos de tribuna.

Pinar del Río ha tenido resbalones consecutivos con Gallos y Azucareros, dividió con Industriales, y en su visita al “Victoria de Girón” —lluvia mediante—también bajo la cabeza ante los Cocodrilos. Bajó la cabeza, y peldaños en la tabla de posiciones. Y a su costa, ascendió Matanzas, otro que quiere asegurarse entre los cuatro primeros, y no extenuarse en los puestos del comodín. El regreso de Yurisbel Gracial, recién llegado de la Liga Can-Am, le valió oro al mentor Víctor Figueroa. Utilizado como short stop, el matancero bateó de 8-6. Regreso a su altura ofensiva. Eficiente como él solo.

Las Tunas, que por primera vez en toda la Serie, vivió lo que ser líder, hizo trizas en casa a unos Cazadores que les valió cero el estreno de las luces en su estadio y los partidos nocturnos. Los artemiseños—otros en puestos de clasificación—tienen su fortaleza en los chiquillos del Sub 23, que pagaron su novatada nocturna. ¿Cuántas veces han jugado esos chicos por la noche? Entre la campaña juvenil y la 57 Serie, hasta esta semana no había kilometraje. Pagaron tan caro, que hasta jonrones dentro del terreno permitieron. Más que la velocidad en el corrido de las bases, valió la perdición de pelotas elevadas por parte de los jardineros locales.

A Industriales la cosa le va a pedir de boca. Aunque no sin penas, y siempre viniendo de abajo en el Latino, los Leones barrieron a los Cachorros de Holguín y se afianzaron en la cima (24-10). Lo próximo para los capitalinos será la visita de los Indios, probabilidad que bien puede dejarlos con más holgura en la tabla de posiciones. Las definiciones para la tropa de Víctor Mesa pasa por encuentros postergados contra Mayabeque y Artemisa. No será sorpresa, si en definitiva los Leones de Mesa terminen primeros de la etapa clasificatoria.

Industriales lleva un excelente paso en la serie

Industriales lleva un excelente paso en la serie. FOTO; Ricardo López hevia

Y si la pelea por los primeros puestos está candente, la del comodín está “on fire”. A pocos días del final no hay nada decidido en la parte intermedia de la tabla. El repunte de espirituanos y villaclareños, frente a rivales directos como Santiago o Ciego, lleva al típico “sálvese quien pueda” en esa zona. Los Gallos bajaron a fuerza de batazos a las Avispas, y los Azucareros a fuerza de pitcheo a los Tigres. Tanto que el mentor Vladimir Hernández utilizó a Freddy Asiel y Alaín Sánchez en un mismo partido, con tal de ganarle la subserie a los dirigidos por Roger Machado. Resulta significativo apuntar, que la última subserie para espirituanos y villaclareños, es entre ellos mismos. Enfrentamiento que se pinta terrorífico, ya que comparten iguales intenciones.

Los actuales campeones no pudieron desplegarse a sus anchas debido a las lluvias, pero se mantienen en zona, y junto a Villa Clara son los que tienen para la siguiente semana, rivales de sosiego. Granma visitará a los Cachorros, y los de naranja a Mayabeque. Los demás en perspectiva por los sitios del comodín, sufrirán o harán daño a rivales directos. Los Cazadores tienen que jugar en el Capitán San Luis, los Gallos reciben a los Cocodrilos, y las Avispas soportarán los palos de los Leñadores. Los Tigres buscarán en el Cepero detener la racha ganadora de unos Toros que nada buscan en la 57 SNB, pero están en tiempos de bonanza. Cada mentor sabe que por estos días los triunfos y caídas valen por dos. Si tienen dudas, pregúntenle a Lazo.