Muy polémica ha sido la decisión de la Comisión Nacional de Béisbol de no permitir para esta temporada altas y bajas de peloteros en los equipos que participan en nuestro mayor espectáculo deportivo.

La excepción de la regla, en este caso, sería por aquellos que saldrán del país a jugar en ligas profesionales amparados por la Federación Cubana de este deporte, y por quienes sean llamados en un momento determinado para un equipo nacional de cualquier categoría. Bajo esas situaciones, sí estarían autorizados los directores de equipos a nombrar a un jugador para que ocupe su plaza entre los 40 del róster oficial.

Sí, leyó bien: róster de 40. Una cantidad de peloteros que por primera vez se autoriza por conjunto para una temporada, y que es la clave de toda esta vorágine que ha traído a la palestra pública este nuevo reglamento.

Muchos aficionados y colegas olvidan este detalle, y es que en la edición anterior de nuestro campeonato doméstico las nóminas fueron solo de 32 atletas, y los directivos de este deporte autorizaban altas y bajas en los juegos 30, 60, y 74, antes del comienzo de los apasionantes playoffs.

Después de un estudio teniendo en cuenta algunas estadísticas de las que hablaremos más adelante, se tomó la decisión de autorizar desde un principio a tener esos 40 peloteros y evitarse así estas movidas en medio del torneo.

Ahora las direcciones de todos los equipos involucrados tienen una bolsa grande de atletas antes de todos los partidos para escoger los 25 que podrán salir al terreno cada día, como dice el reglamento, y un abanico más grande de posibilidades para trazar estrategias, darle tiempo de recuperación a los lesionados, etc., sin tener que esperar a ninguna fecha específica para hacer cambios.

Si echamos un vistazo a lo ocurrido en la campaña anterior, según datos que ofreció el Director de la Serie Nacional Carlos Martín, con una nómina de 32 atletas, un total de 75 jugadores de posición de los 337 inscritos apenas llegó a las 25 comparecencias oficiales al bate, y nada menos que 106 lanzadores de los 265 en nómina no completaron a las 20 entradas lanzadas.

Todo eso representa casi un 30 por ciento de peloteros que apenas tuvieron participación en la serie, y si esto ocurrió con una nómina de 32 jugadores por equipos, imagínense como será ahora que cada elenco cuenta con 40 peloteros.

Según las estimaciones se espera que un promedio de 13 peloteros por cada equipo no tenga ninguna participación en esta contienda, a pesar de estar incluidos en esa nómina, por lo que esa cantidad es más que suficiente para enfrentar un campeonato de 75 partidos.

Altas y bajas Serie Nacional
Play Off Magazine

Esa cantidad sobra para poder escoger atletas en caso de lesiones, abandonos, indisciplinas graves, etc., mucho más en un torneo de 16 equipos donde todos sabemos que la calidad no está para nada concentrada y las provincias no tienen un saco grande donde escoger muchos atletas que estén preparados para enfrentar el reto.

Con relación a los peloteros que juegan en otras ligas profesionales y que quisieran en un momento dado regresar a sus equipos provinciales, los directivos alegan que durante todo este largo año en no tuvimos serie, se conversó con los directores para conocer estos casos, y sólo dos atletas mostraron su interés en hacerlo, por lo que fueron incluidos en los listados para que se incorporaran en cualquier momento.

Esto es una responsabilidad de cada provincia y a partir de ahora cada territorio estará obligado a colegiar estos asuntos antes del inicio de la temporada, algo que tiene lógica si se quiere llegar a tener una liga ordenada, como hace muchos años no hemos podido tener.

La verdad, y coincido esta vez con los directivos de este deporte, no tiene sentido subir y bajar atletas en determinado momento del campeonato cuando ya tienes desde el comienzo un paquete grande de opciones a tu disposición.

Para terminar lo hago con un ejemplo hipotético. Tenemos un equipo X con un jugador X (regular) que sufre una lesión grave y no puede jugar más. ¿Qué sentido tiene, si tenemos un róster con los 40 mejores peloteros de la provincia, que demos un alta a un atleta que no pudo ganarse el puesto antes de comenzar el campeonato? ¿No tienen ahí ya un sustituto entre todos esos atletas? ¿Alguien cree que ese número 41 podrá sustituirlo como regular?

Pudiera ser, pero eso sería un caso muy aislado, en un deporte en que juegan solo nueve todos los días, otro lanza, en la banca hay 15, y esperando alguna oportunidad remota hay otros 15 más dentro de la nómina para casos como esos. Nos vemos en el estadio.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.