En la noche del pasado lunes 14 de mayo el programa “Deportivamente” de la emisora Radio Rebelde, hizo oficial la noticia acerca de la cual la voz populis llevaba semanas especulando: la renuncia de Víctor Mesa como manager del equipo Industriales, y la declaración de que su puesto estaba vacante.

Ante tal situación, es lógico que la gran pregunta sea quién será el encargado de asumir las riendas de la selección más polémica de Cuba; quién será, en la 58 Serie Nacional, el heredero de Víctor Mesa.

El icónico y mediático VM32 llegó hace casi exactamente un año a la dirección del equipo de forma abrupta, a causa de los problemas familiares que aquejaban al entonces manager azul Javier Méndez. De esa manera, Víctor comenzó su mandato, sin estar exento de cuestiones polémicas, y llevó al equipo a disputar la etapa semifinal ante Las Tunas; elenco ante el cual cayó en siete partidos, para ocupar en definitiva el cuarto lugar del campeonato.

La imposibilidad de dirigir de VM32, sumado al contrato en Italia que cumple Javier Méndez y a la continua negativa de Rey Vicente Anglada de volver a dirigir, han dado al traste con la especulación de varios candidatos para ser el sucesor de Víctor al frente de la “Nave Azul”.

Nada es aún oficial, pero ya muchos aficionados valoran los posibles sustitutos de Víctor Mesa. A continuación les presentamos a algunos nombres de los que con más fuerza suenan.

Guillermo Carmona era, para muchos, la elección más lógica tras la salida de Javier Méndez. FOTO: Hansel Leyva.

Guillermo Carmona:

Es el principal protagonista de la telenovela vivida el año pasado alrededor de la dirección de Industriales. Carmona era el principal candidato a ocupar el puesto tras la situación de Javier Méndez. De hecho, ya llevaba meses scouteando la Serie Provincial y la Serie Nacional Sub 23, a raíz de la cual ya tenía conformada una idea muy sólida del rumbo que llevaría su equipo.

Carmona es un manager experimentado y sumamente respetado por toda la comunidad beisbolera capitalina, lo que lo convierte en un aspirante de mucha fuerza. Dirigió en la década de los 90 con muy buenos resultados a los conjuntos Metropolitanos e Industriales. A estos últimos los llevo a disputar una final ante Santiago de Cuba en 1999, la cual perdió en siete encuentros. También cuenta en su haber con experiencia internacional, al dirigir varios equipos profesionales en Italia con excelentes resultados.

Carlos Tabares:

Todo un símbolo del beisbol capitalino, el ex capitán azul ha declarado recientemente su intención de dirigir el equipo de sus amores en algún momento próximo. Si bien es cierto que no tiene experiencia como manager, Tabares formó parte del cuerpo de dirección del equipo en la campaña anterior, como couch de tercera.

Una de sus principales características como pelotero era la inteligencia. Además del plus que significa indudablemente el haber jugado en 25 temporadas con el conjunto azul. También es conocido por su brillante manejo de los medios de comunicación, lo que le garantiza de ser nombrado un gran respaldo tanto de la prensa, como de los aficionados.

Pedro Medina:

Otrora estelar receptor, catalogado por varios especialistas como el más completo que ha pasado por esa posición. Medina también estuvo al frente del equipo en los años noventa, coronándose en 1996 en el campeonato que cortó la racha de tres títulos consecutivos que llevaba el equipo de Villa Clara. Al año siguiente fue separado de su cargo por razones aún desconocidas.

Ha fungido una importante labor como educador en el mundo universitario del sector deportivo. Su vínculo más reciente con las labores directivas fue en el año 2012 como Director Asistente del manager Lázaro Vargas, con quien obtuvo el sub campeonato al caer en la final ante Ciego de Ávila cuatro partidos a uno.

De la Torre, al frente del Sub 23 habanero, es también una de las apuestas con más peso. FOTO: Hansel Leyva.

Lázaro De La Torre:

“El Brazo de Hierro de la Capital” tiene en su haber una cantidad extraordinaria de méritos y proezas como lanzador, lo que lo convierte en otro de los símbolos indiscutidos del beisbol habanero.

Como manager ha tenido buenos resultados en la Serie Provincial al frente del equipo Plaza de la Revolución, a pesar de no haber obtenido el título hasta el momento. Actualmente se halla al frente del equipo de la categoría Sub 23, aunque con un rendimiento discreto y no esté situado en los primeros lugares de la tabla de posiciones. No podemos negar que tendría cierta lógica que continuara el trabajo en el equipo de la primera categoría.

Germán Mesa:

Otro archiconocido de la afición y quizás el torpedero defensivo más grande que ha dado el béisbol cubano. Ampliamente recordado por sus espectaculares fildeos y jugadas en combinación con Juan Padilla.

Germán dirigió el equipo entre los años 2009 y 2011. Coronándose como campeón en la Serie 49, derrotando en siete partidos en una disputada final al equipo de Villa Clara, cabe agregar que este fue el último título de los Industriales. También ha tenido varias incursiones dirigiendo en el béisbol profesional, fundamentalmente en la liga de Nicaragua.

José Luis Bosch:

Quizás este sea el menos conocido de todos los aspirantes. No obstante, esto no lo hace estar menos capacitado para ocupar el cargo. Bosch posee una vasta experiencia como manager multi campeón en las Series Provinciales con el equipo de Centro Habana, conjunto que por sus filas han pasado varios de los principales peloteros capitalinos de los últimos años como Yasser Gómez, los hermanos Chirino, Yoasan Guillen, etc.  También dirigió al equipo Habana en la primera Serie Nacional Sub 23.

Juan Padilla:

Precisamente el compañero de combinación alrededor del segundo cojín del candidato anterior. Otro de los grandes que ha dado el béisbol capitalino, conocido no solo por su brillante defensa, sino también por su bateo oportuno.

Padilla, como director en Series Nacionales, comandó al desaparecido equipo Metropolitanos por cuatro campañas. Aunque implantó un récord negativo de más derrotas en una temporada, algunas de esas campañas podemos catalogarlas como muy buenas si tomamos en cuenta que, año tras año, este equipo perdía a sus mejores talentos cuando estos eran traspasados a los Industriales. Estuvo también como director asistente de Javier Méndez en su primer año y, más recientemente, dirigió a los Indios del Boer de la Liga profesional nicaragüense, con los cuales obtuvo el tercer lugar.

Padilla, una de las leyendas de Industriales, es un posible aspirante aunque no ha manifestado sus intenciones de comandar su antiguo equipo. FOTO: Pedro Enrique Rodríguez Uz.

Rolando Verde:

Uno de los nombres que con mas fuerza ha sonado a nivel de redes sociales en las últimas horas, y con mucha razón, es el de Roalando Verde, quien siempre entra en la palestra pública cada vez que hay una transición en la dirección de Industriales. Su llegada al máximo puesto a la dirección habanera es un rumor que incentivado por ser uno de los que está al frente de los primeros entrenamientos de la preselección azul, algo que ha sido frecuente año tras año.

Verde es uno de los principales técnicos del país y un excelente preparador físico, y ha integrado en varias ocasiones el cuerpo de dirección de los equipos capitalinos. No obstante, ha declarado en más de una oportunidad de que no está interesado en dirigir. Sin embargo, por su vasta experiencia, sus amplios conocimientos de la materia y de los peloteros de la capital —casi todos han sido sus alumnos en la Academia Provincial—, lo convierten en uno de los candidatos idóneos para ocupar el cargo.

A manera de resumen podemos decir que, sea cual sea el manager designado y esté en esta lista —o no—, si alguna provincia de Cuba posee personal altamente calificado para dirigir a un equipo de beisbol esa es La Habana. No obstante, por el momento solo nos queda esperar a que se tome la decisión final de quien será el heredero del trono que ha abandonado Víctor Mesa… y rezar para que tal decisión se tome lo ante posible para que no afecte la preparación del equipo.