La cifra de jugadores cubanos vinculados al sistema de Grandes Ligas supera ya los 170. De ellos, 28 han visto acción en lo que va de temporada en Las Mayores mientras que el resto busca, desde las diferentes categorías, hacerse de un camino para cumplir su sueño.

Desde la Liga Dominicana de Verano hasta los equipos en la Clase AAA, el talento antillano ha ido ganando espacio y todos, de alguna forma, se han ido incluyendo en los diferentes rankings elaborados por los medios especializados. MLB Pipeline, Baseball America y Fangraph son tan solo algunos de los que sistemáticamente definen un ranking de prospectos, ya sea en general, por equipos e incluso por posiciones defensivas.

Hoy nos daremos a la tarea de presentar nuestro primer Top 30 de prospectos cubanos en Ligas Menores. En la lista se incluyen los jugadores que poseen la mayor probabilidad de llegar y tener oportunidades de juego en las Grandes Ligas.

Por supuesto, en su elaboración tuvimos en cuenta la edad, el nivel al que están jugando, los reportes de los ojeadores experimentados, el rendimiento en la actual temporada y la tendencia de desarrollo. Con seguridad, podríamos tener tantos listados como personas que intenten la elaboración, pero lo que sí es invariable es la cantidad de talento cubano que en tres años estará explotando en casi todas las organizaciones del sistema de Grandes Ligas.

Primero, recordemos los 11 nombres que dimos para seguir en nuestro primer trabajo para Play-Off Magazine. Marcamos como importantes las firmas de Cristian Vaquero, Oscar Colás y César Prieto en el periodo 2022. Resaltamos también el trabajo que venía haciendo Miguel Antonio Vargas y Andy Pagés, los dos únicos cubanos incluidos en el top 100 de MLB Pipeline.

Aquel listado lo cerramos con Norge Vera, Yoelqui Céspedes, Yosver Zulueta, Yolbert Sánchez, Pedro León y José Barrero.

Ahora, con la memoria fresca, sin más, nuestro Top 30 de los prospectos cubanos en Las Menores, con detalles de las 10 primeras posiciones.

10- Andy Pagés (21 años, AA, Dodgers)

Para muchos seguramente esta es una selección polémica. El jugador que está ubicado por MLB Pipeline en el puesto 46 entre todos los prospectos del sistema no ha tenido un 2022 precisamente dulce. A pesar de que todas sus condiciones se mantienen su rendimiento en la temporada (16 jonrones y .240 de promedio en 85 partidos en la categoría AA) no ha sido el mismo.

Si evaluamos el promedio de bateo sobre bolas puestas en juego de sus últimas tres temporadas (.364 en el 2019, .305 en el 21 y .274 en el 22) notamos una disminución en la medida que el nivel de complejidad aumenta. De igual manera, disminuye sustancialmente su OPS, su poder aislado, su wRC+ y su velocidad en las bases.

Uno de sus sellos ha sido el bateo de fuerza. El porciento de jonrones sobre batazos de fly ha ido desde 22.9% en el 2019 hasta 15.2% en la actual temporada.

No obstante, Andy sigue siendo considerado un prospecto plus y seguirá desarrollando sus habilidades con una muy alta probabilidad para ubicarse en un plazo no superior a las dos temporadas en el máximo nivel del béisbol.

9- Lázaro Montes (17 años, DSL, Marineros)

A los scouts les bastó solo verlo entrenando para hacerse una opinión muy favorable del jardinero habanero y le ubicaron de entrada en el puesto 13 dentro de la granja de Seattle. Se le compara en cuanto a la proyección ofensiva con quien hoy rompe termómetros en Las Mayores, Yordan Álvarez. 

En lo que va de temporada en la Liga Dominicana de Verano no ha defraudado. En 112 turnos promedia para .321 con seis cuadrangulares, 10 dobles, cuatro triples (20 de los 36 hits son extrabases) y un OPS de 1.086.

Para escribir de un defecto digamos que tiene que mejorar la disciplina en el plato. Solo toma 2.25 picheos por turno y se poncha en el 35% de los turnos.

Al cierre de este trabajo, Lázaro se ubicaba en el número 12 entre los jugadores en dominicana en cuanto a wRC+ (177). Este resultado le valió el boleto al Juego de las Estrellas de la Liga.

¿Se imaginan qué podría lograr disminuyendo los ponches si cuando pone la pelota en juego su promedio es de .508?

8- César Prieto (23 años, AA, Orioles)

Cesar empezó su recorrido impetuoso y es uno de los mejores prospectos cubanos en Las Menores. En poco tiempo, probó que la categoría A Avanzada estaba bien por debajo del nivel al que podría desarrollarse. Los siete jonrones en 105 turnos al bate poco se parecían al perfil del jugador de los Elefantes de Cienfuegos.

El recorrido en AA ha vuelto a poner sobre la mesa las habilidades ofensivas mejor recordadas. Disminuyó la cantidad de turnos que terminan en ponche (desde un 15.2% hasta un 11.4%) pero al mismo tiempo su poder aislado (ISO) bajó desde .278 hasta .090 y el promedio ofensivo desde .340 hasta .276.

César ha jugado la mayor cantidad de entradas en la antesala (231.2) aunque también ha tenido tiempo en la intermedia y el campo corto. Su perfil defensivo se ha desarrollado como utility del cuadro interior.

La tendencia y expectativa es a asentarse sobre la categoría y empezar a aumentar la frecuencia de embasado en los dos meses que le restan a la temporada. Aunque según Fangraph su fecha posible de llegada a Las Mayores es en el 2024, de su progresión depende que en septiembre pueda recibir alguna sorpresa.

7- Norge Carlos Vera (22 años, A, Medias Blancas)

Norge Carlos es ahora mismo una perla que los Medias Blancas quieren pulir con mucho cariño. En el 2021, lanzó en ocho encuentros (siete aperturas) a razón de dos entradas por salida. En lo que va de 2022 ha hecho siete apariciones (todas como abridor) y ha lanzado tres capítulos como promedio en cada una de ellas.

El único aspecto negativo en la evolución es el incremento de los boletos desde el 7.2% hasta el 15.1% (poco más del doble). En 21 entradas ha dejado sin respiración a 32 rivales y le batean para .137 (.141 en el 2021), aunque su Whip se incrementó hasta 1.10 (0.74 en el 2021).

El diestro santiaguero tiene todas las herramientas para establecerse en la parte alta de la rotación de cualquier equipo de las Grandes Ligas, pero en especial, le esperan en el sur de Chicago. De no ocurrir lesiones en el camino, podría ser cambiado de categoría nuevamente antes de terminar la actual temporada.

6- Loidel Chapellí (20 años, DSL, Medias Blancas)

La firma del camagüeyano llegó prácticamente el día en que arrancaban las ligas de novatos. Inmediatamente, fue ubicado en la filial de los Medias Blancas en la isla caribeña para iniciar su vida como jugador profesional.

A todas luces, llega con algo de atraso a la categoría y su ascenso quizás se vea frenado por temas de visado, pero no ha perdido tiempo. De no estar en ningún plan, Chapellí, desempeñándose como intermedista, ha pasado a ser el líder en la Liga de Verano de Dominicana en wRC+ con 199 y en OPS (1.183).

En 29 juegos ha pegado ocho cuadrangulares (segundo en la liga), seis dobles y tres triples mientras que solo se poncha en el 13.1% de los turnos al bate y recibe 1.19 boletos por cada turno que se va a la banca por la vía de los strikes.

Sus cualidades ofensivas lo llevaron al Juego de las Estrellas, en el que también se destacó con un triple tras largo batazo al centro del campo.

Aunque es temprano para que pueda confirmarse la tendencia, Chapellí Jr. no es solo lo que ha probado en su arranque profesional. Se reafirma como bateador de contacto, pero con fuerza suficiente para tener un slugging bien por encima de la media. A esto, súmele su capacidad para adaptarse a una nueva posición a la defensiva y estaremos contando con un jugador en pleno crecimiento.

El siguiente paso en su carrera bien pudiera ser ya en la Clase A o A Avanzada y a partir de allí, circular a la velocidad acostumbrada por el sistema, pues ya estaría al nivel al cual su edad se adecua.

5- José Barrero (24 años, AAA, Rojos)

“El Fino” prácticamente va saliendo de la lista de prospectos cubanos en Las Menores. Quizás a inicios de temporada era, junto a Pedro León, parte del top tres del grupo. Está en su quinta temporada en el sistema de Grandes Ligas y tras su actuación en la clase AAA en el 2021 (.306 de promedio con 13 cuadrangulares) parecía que la suerte estaba echada.

Luego de una lesión en una mano que le impidió arrancar en Las Mayores (debutó en el 2021 con 50 turnos y 10 imparables para .200), no ha tenido un regreso afortunado. Tras 50 encuentros y 218 comparecencias su promedio es de .209 con siete jonrones y un wRC+ de 64.

La organización le va a tener paciencia y seguramente apostará a su recuperación ofensiva para el curso del 2023, pero ahora mismo está en riesgo, de no ocurrir una ruptura de su desempeño actual, de quedar de forma perenne como jugador de Ligas Menores de carrera. 

4- Edgar Quero (19 años, A, Angelinos)

Acá tenemos la definición de puro talento. El nacido en Santa Isabel de las Lajas se ubica en el puesto ocho entre los principales prospectos del equipo de Los Ángeles y fue seleccionado como el mejor receptor dentro del sistema de granja de la organización en el 2021.

En su segunda temporada como profesional, ha marcado números que evidencian su crecimiento y proceso de maduración deportiva. Tras 76 partidos en la Clase A, su promedio de bateo es .307 (.253 en la Clase Novato en el 2021), y el porciento de turnos que terminan en ponche disminuyó desde 38.1% en su corto paso por la clase A en el 2021 hasta 18.2% en la temporada actual, mientras aumentó hasta 12.7% los boletos negociados.

Quero tiene un wRC+ de 142 y su OPS llega hasta un excepcional .917 en una temporada en la que ha llevado su promedio de bateo sobre bolas en juego hasta .362. En la era de las formaciones especiales a la defensiva, el hecho de ser un bateador que comparte casi de forma equitativa los batazos hacia todas las zonas del campo constituye una ventaja.

A la defensiva, se muestra todavía en la media para la edad. Su agilidad para moverse lateralmente tras el plato es excelente y ha desarrollado la capacidad para bloquear los picheos. El brazo es fuerte y ha ido mejorando el tiempo para soltar la bola. Recibiendo está ligeramente por debajo del promedio, pero ha mejorado y la tendencia es positiva (solo dos passball en lo que va de temporada).

3- Pedro León (24 años, AAA, Astros)

Los Astros de Houston son la organización con la mayor cantidad de jugadores antillanos en su seno. De igual manera, su equipo de Grandes Ligas ha sido de los más asiduos en cuanto a resultados en las últimas temporadas. Dentro de ese panorama, Pedro León, un jugador llegado en el 2019 y que tuvo paciencia para esperar hasta el 2021 y hacerse del mayor bono de firma de su clase (cuatro millones), se clasifica como el tercer prospecto entre todos los que desde Houston intentan hacerse paso.

A pesar de que sus herramientas para jugar al béisbol son escandalosamente visibles no parece haber superado aún el tiempo sin jugar por la Covid 19 y emite señales dudosas. En el 2021, su primera temporada como profesional, tuvo promedios de .222, .249 y .131 en las Clases Rookie, AA y AAA, respectivamente. En el 2022, cuando muchos esperaban que a la salida de Carlos Correa del equipo principal se podría abrir un espacio, este fue llenado por otro joven prospecto (Jeremy Peña), pero por encima de todo, su rendimiento no ha sido lo suficientemente tentador como para forzar las cosas.

León batea para .235. Su OPS de .824 producto de 13 cuadrangulares, 21 dobles y dos triples reflejan una productividad que va más allá del promedio ofensivo y para terminar de despistarnos, su wRC+ es de 109 (nueve puntos por encima de la media).

Toda la temporada ha estado tomando tiempo a la defensiva en el outfield, preparando el camino para llegarse hasta Las Mayores en esta posición.

Pedro tiene que seguir trabajando en poner bolas en juego y mejorar los contactos (26.5% de los turnos terminan en ponche. Además, el promedio de bateo sobre pelotas en juego es ligeramente superior a .302). En cuanto a la aceleración de su swing y fuerza en las conexiones, muestra un excelente ISO (poder aislado) de .215. La recta final de la temporada será definitoria para el habanero, que seguramente deseará que el último fin de semana se repita con más frecuencia (jonrones en partidos consecutivos incluido un Grand Slam).

2- Oscar Colás (23 años, AA, Medias Blancas)

El santiaguero traía una mezcla de exotismo difícil de categorizar. Llegaba a la agencia libre con el sabor del Caribe y, a su vez, con una mezcla con todo lo que envuelve a los jugadores que provienen del béisbol japonés. Recordemos que entre los latinos más significativos llegados desde la tierra del sol naciente estuvo Alfonso Soriano.

A eso, súmele la expectativa del sobrenombre, “el Shohei Ohtani cubano” y entenderá por qué todos los ojos estaban sobre él en el actual periodo de firmas internacionales.

En su contra, las dos temporadas completas sin ver acción a nivel competitivo. Pero todo el humo se disipó en poco tiempo.

Oscar Colás, clasificado como el prospecto número dos en la segunda organización con más cubanos en sus filas, ha tenido un arranque de su carrera profesional en los Estados Unidos como quizás ni el mismo había soñado. Arrancando en la Clase A+ promedió para .311 con siete jonrones y 42 empujadas en 59 encuentros (el wRC+ de 127).

La promoción no se hizo esperar demasiado y poco antes del partido de las Futuras Estrellas, al que fue invitado, llegó a la Clase AA. En esta promedia para .393 con tres jonrones y ocho empujadas en tan solo siete encuentros (el wRC+ de 220).

En el reporte de Fangraphs, al cubano solo le falta crecer ligeramente en su capacidad para hacer contactos efectivos, aunque su porcentaje de ponchados (capacidad para poner la bola en juego) es tan solo el 16.1% en AA y su promedio de bateo sobre bolas en juego (calidad de los contactos) es de .400.

A la defensiva no sobresale por su velocidad, pero su poderoso brazo capaz de lanzar sostenidamente sobre las 90 mph desde el montículo (aclaró bien temprano que no tiene intenciones de convertirse en un jugador de dos vías) lo pone en posición para ser titular indiscutido en cualquiera de las esquinas del outfield.

1- Miguel Vargas (22 años, AAA, Dodgers)

De Miguel Vargas es difícil decir algo a esta altura que no se haya dicho. Su progresión ha sido positiva en todos los escenarios en que se ha subido. El 2021 fue su temporada para ubicarse en los reflectores y ya en el 2022, con todos los ojos encima, no ha defraudado ni por un instante. Incluso el 23 de marzo, durante el Spring Training del 2022, consiguió un cuadrangular sobre el Cy Young Shane Bieber.

Con promedio de más de .300 en su paso por cada una de las categorías, en la temporada actual sus porcentajes de ponchado (14.7%) y bases por bolas recibidas (12.8%) son de los mejores en sus cuatro temporadas como profesional. En una sola ocasión (cerrando el 2018 en la categoría A) su wRC+ ha sido inferior a 111 (66).

Su selección para el juego de las Futuras Estrellas era más que esperado (su ubicación en el lugar 69 del Ranking de MLB Pipeline lo anunciaba a voces) y al hijo de Lázaro solo le falta recibir el llamado (al que todos estamos pendientes y del que esperamos que sea durante el actual curso).

De él, su padre (Lázaro Vargas) comentó en una entrevista reciente al periodista Francis Romero que “él (Miguel) es mejor que yo en todos los aspectos, batea más, tiene más fuerza, defiende mejor”. “Seguramente, voy a llorar el día en que sea llamado a Las Mayores: será el mejor día de mi vida”.

Miguel Antonio ha jugado a la defensiva en la intermedia, la antesala (mayoritariamente) y la inicial. Aunque su capacidad para jugar la esquina caliente se ha incrementado a pasos agigantados, muchos scouts renombrados lo ven jugando en la inicial en años venideros.

Lugares del 11 al 30 de los mejores prospectos cubanos en Las Menores

El resto de los jugadores en el listado también han venido teniendo reportes satisfactorios en cuanto a sus condiciones para jugar al béisbol. Y no solo reportes, su rendimiento los acompaña, en mayor o menor medida, al igual que su evolución.

El listado va desde un Yosver Zulueta (AA de los Azulejos) lanzando rectas de humo a 101 mph hasta el novel receptor de los Rays de Tampa Raudelis Martínez que se desempeña en la Liga Dominicana de Verano. Incluye nombres conocidos como Yoelqui Céspedes (AA de Medias Blancas) y otros recién llegados como Sandro Gastón, receptor de los Astros en la DSL. 

Como antes decíamos, un factor común los relaciona. El talento y las grandes probabilidades de llegar a posicionarse de forma estable en algún lineup, bullpen o rotación en el “Big Show”. Sin más, y para terminar, los dejamos con el ranking completo. Quedamos a la espera de sus comentarios.

Ranking de los mejores prospectos cubanos en Las Menores

Mejores prospectos cubanos en Las Menores
Jesús Aláin Fernández Ranking con el top 30 de los mejores prospectos cubanos en Las Menores

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.