Esta semana comenzó la 61 Serie Nacional de Béisbol. Luego de casi un año sin pelota en Cuba, los 16 equipos que participan en el evento cumbre del deporte de las bolas y lo strikes en la isla se hallan enfrascados en la pelea por los ocho puestos a la postemporada. En uno de esos equipos, Matanzas, un pelotero genera cierta polémica en cuanto a su rendimiento ante el equipo de su provincia natal, Cienfuegos: Erisbel Arruebarrena.

Tal y como profesa el proverbio popular: “No hay peor astilla que la del mismo palo”, durante la primera subserie de los Cocodrilos ante los Elefantes de Cienfuegos, Erisbel Arruebarrena cobró especial protagonismo ofensivo ante la escuadra sureña. Ante el equipo de la Perla del Sur, el “Grillo” pegó dos jonrones y llegó a tres, para dominar la liga en este apartado.

Además, Arruebarrena encabeza varios parámetros estadísticos de los Cocodrilos, como AVE, OBP y SLU. Es así, que particularmente esta subserie despertó la duda entre los seguidores del béisbol cubano, en torno a un posible regreso de Bárbaro Erisbel a las filas de los Elefantes.

Sobre el tema, Arruebarrena declaró en entrevista exclusiva a Play-Off Magazine, meses atrás, detalles sobre el por qué, tras su regreso a Cuba, su nombre figuró en Matanzas y no en Cienfuegos, su ciudad natal, de acuerdo a lo estipulado por el reglamento de participación de la Serie Nacional.

“Realmente, mi contrato con los Dodgers terminó en 2018. Estaba esperando para regresar a Cuba y poder jugar pelota aquí. Como tenía la condición de la diabetes no pretendía esforzarme tanto”, además, “quería estar un poco más con la familia”, declaró en aquel entonces el Grillo Arruebarrena.

“Llamé a Higinio (Vélez) para comunicarle mi decisión y este dio el visto bueno. Dijo que sí, que los comisionados provinciales conocían el proceder en estos casos de atletas repatriados”, dice.

Arruebarrena se convertiría en el primer exgrandesligas en regresar a la Serie Nacional y todo parecía indicar que retornaría a Cienfuegos para representar a su provincia natal.

Caso Arruebarrena, el burocratismo y llegada a Matanzas

“Me dirigí hacia allí, consulté con el comisionado provincial, pero no lo vi con el mayor interés de ayudarme porque primero tenía que hacer el “largo” proceso de repatriación. Decidí no jugar con mi anterior equipo y hacerlo por los Cocodrilos. En Matanzas, me ayudaron más y el proceso de repatriación no se hizo tan largo”.

Así comenzó su segunda etapa de Erisbel Arruebarrena en la pelota cubana, con una novena y provincia distintas. La posibilidad de vestir nuevamente el uniforme de los Elefantes de Cienfuegos no queda descartada del todo, pero por ahora parece una posibilidad remota.

“Me gustaría, porque es mi ciudad; de hecho, ahí está mi casa, detrás del estadio. Pero hasta que no cambien muchas cosas como la dirección del equipo y el comisionado, no pienso regresar a Cienfuegos. Nunca había jugado con Matanzas, pero me siento en familia con ellos. El pueblo, todos me tienen aprecio”.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.