Muchos de los baloncestistas cubanos por el mundo dejaron buenas actuaciones que certificaron su calidad individual, aunque desde el punto de vista colectivo, esta no fue la mejor semana de sus conjuntos.

Reynaldo García (Saga Balloners/Japón) y Yoanki Mencia (Gimnasia y Esgrima/ Argentina) firmaron grandes presentaciones, pero no pudieron evitar las caídas de sus respectivos equipos en playoff, situación similar a la que vivió Yorman Polas cuando el MHP Riesen Ludwigsburg (Alemania) quedó eliminado en la semifinal de la Basketball Champions League.

Con mejor suerte corrieron Pedro Bombino (Unión Santa Fe/Argentina) y Karel Guzmán (U-Banca Transilvania Cluj Napoca/Rumanía), al tiempo que Howard Sant Ross (Panatinhaikos) igualó registros históricos en la liga griega.

Sorprendentemente, el Gimnasia y Esgrima de Yoanki Mencia, segundo de la etapa regular en la liga argentina, sucumbió ante el Club San Martín Corrientes, que había sido séptimo en la clasificación.

El verde no encontró la dirección correcta en el playoff y solo pudo ganar un partido de dos en casa, para caer definitivamente en la visita a campo rival.

Con marcadores de 73-53 y 74-67, San Martín hundió a Gimnasia, que perdió la batalla en la pintura y no tuvo respaldo en una banca que registró un rendimiento inferior a la del contrincante.

En el plano individual, Mencia fue de los jugadores sobresalientes del conjunto y en el juego tres acabó con nueve puntos, seis rebotes y una recuperación, siendo el atleta con mejor valoración (12). Asimismo, su aporte ofensivo resultó mayor en el último desafío, en el cual consiguió 18 cartones, ocho rebotes y tres recuperaciones, para 21 créditos de valoración en una escuadra que quedó por debajo de las expectativas.

Por otra parte, también en territorio gaucho, el Unión Santa Fe despertó y materializó una épica remontada en la serie por la permanencia ante el Hispano Americano, que tuvo ventaja de 2-0.

Los de Pedro Bombino ganaron tres choques al hilo (68-73, 68-99, 83-73) para mandar a Hispano Americano al descenso. El pívot cubano tuvo protagonismo en la segunda victoria de su escuadra con una valoración de 19, basada en sus siete puntos, seis rebotes, una recuperación y un cien por ciento de efectividad en tiros de campo y lanzamientos de libres.

De Europa a Japón

En el viejo continente, el MHP Riesen Ludwigsburg, donde milita el cubano Yorman Polas, se llevó una sensación agridulce de la Basketball Champions League, pues cayó en semifinales ante el Baxi Manresa español, pero se llevó el tercer lugar, tras derrotar al Hapoel Holon.

El Manresa ganó 55-63 al MHP en la discusión del pase a la final, en un cotejo en el que los alemanes cedieron en tres de los cuatro parciales (17-20, 18-15, 14-20, 6-8) y se vieron totalmente superados en la pintura y la lucha bajo las tablas, además de haber estado muy desacertados en los lanzamientos, lo que se reflejó en un bajo 28.57 por ciento en tiros de campo.

El alero camagüeyano, en 17 minutos, anotó seis puntos, bajó dos rebotes y sumó una asistencia y par de robos.

No obstante, en el choque por la tercera plaza, la historia fue muy distinta y los muchachos de John Patrick arrasaron al Hapoel 88-68. Un efectivo Polas contribuyó con seis unidades y par de asistencias.

Esta victoria devolvió la confianza a los gigantes, que vencieron en la Bundesliga al MLP Academics Heidelberg 98-83 (Polas: nueve puntos, cuatro rebotes) y aseguraron arrancar en casa el playoff de cuartos de final ante el Ratiopharm ULM el 14 de mayo.

Asimismo, el campeón rumano U-Banca Transilvania Cluj Napoca de Karel Guzmán dispuso del CSU Sibiu 86-81 y lo dejó en el camino y ahora se verá las caras en la semifinal con el BCM U Piteşti. Guzmán estuvo acertado de cara al aro y se fue con cinco cartones y siete rebotes.

“Fue un partido muy difícil, sabía que sería así. No es fácil ganar en Sibiu cuando la sala está llena. Empezamos mejor el partido, pero en el segundo cuarto perdimos el foco y no ejecutamos fase a fase lo que teníamos que ejecutar. 

“En el tercer cuarto pasó lo mismo, tenían una ventaja de 12 puntos, pero demostramos que somos un equipo que no se rinde. Tuvimos una defensa precisa y agresiva, volvimos al partido. Estamos contentos de haber ganado y estamos avanzando. Estamos a la espera de ver de la otra serie quién será el oponente. Descansaremos un poco, luego comenzaremos a prepararnos”, dijo a los medios del club el entrenador del U-Banca Transilvania, Mihai Silvășan.

Mientras tanto, en la segunda división de Japón, ni con la mejor versión del base habanero Reynaldo García, el Saga Balloners pudo con el Kagawa Five Arrows y cayó eliminado en los cuartos de final.

García cargó con el peso del equipo y concretó números que parecen de otra galaxia.

En el primer encuentro, Saga se quedó muy cerca y perdió 94-90. Veintinueve de sus puntos fueron a la cuenta del organizador cubano, que bajó seis rebotes y repartió cinco asistencias para acabar con una eficiencia de 38.

Por si fuera poco, en la segunda presentación sus estadísticas resultaron aún más llamativas. Sin embargo, 41 cartones, siete rebotes, siete asistencias y nueve robos, que se tradujeron en una inaudita eficiencia de 60 créditos, no sirvieron para impedir el descalabro 105-94.

Asimismo, al momento de redactar esta nota, comenzaba la postemporada en El Salvador con los siguientes cruces:

Santa Tecla vs. Santiagueño (Pedro Roque)

Metapán (Yoel Cubillas) vs. Fantasmas de San Vicente (Osmel Oliva)

San Salvador vs. Santa Ana

Águila San Miguel BC (Lisván Valdés) vs. Brujos de Izalco

Momento más destacado: El momento más destacado de la semana se lo lleva el Unión Santa Fe de Pedro Bombino, que dio la vuelta a una serie que perdía 2-0 ante Hispano Americano y mantuvo la permanencia en primera división.

Mejor actuación individual: No hay dudas de que el performance de Reynaldo García con el Saga Balloners resultó de otro planeta. Nadie puede competir contra sus números.

La sorpresa: El Gimnasia y Esgrima no pudo satisfacer las expectativas y quedó fuera en el playoff, a pesar de la buena actuación de Yoanki Mencia.

Ojo al dato: Howard Sant Ross (5 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y un robo en la victoria del Panatinhaikos 78-68 sobre el Apollo P. Oscar en la liga griega) llegó a nueve partidos seguidos con al menos un balón estafado y ya en el desafío anterior había igualado el récord de más robos en un choque, con seis, cifra que solo habían conseguido en la historia del Panatinhaikos Michael Koch y Damir Mulaomerovic en el 2001. De esta manera se coló en el top 10 de estafadores extranjeros del conjunto verde con 79.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.