Si creemos que por el solo hecho de tener jugadores insertados en ligas extranjeras el fútbol cubano goza de buena salud, estamos perdidos.

Sin dudas, llamar a la selección nacional a jugadores que se encuentran en ligas extranjeras ha sido de gran avance para el balompié de la isla, porque los atletas que se desempeñan fuera puedan crecer internacionalmente y eso es un logro, además de la profesionalidad que le trasmiten al equipo nacional.

Sin embargo, esto pone en desventaja a muchos de los que se encuentran desempeñándose en Cuba, que reciben malas señales de parte de los encargados de hacer el listado.

El problema es que, desde la dirección del fútbol cubano, no hay proyecciones para levantar este deporte desde lo interno y los atletas de aquí se estancan. Los directivos se preocupan más construirle la casa al vecino, que por atender y arreglar la suya, una muestra de que han perdido la brújula en la travesía para mejorar el balompié doméstico.

El hecho de que la Liga Nacional de Fútbol se encuentre detenida hace más de un año ha sido muy negativo para quienes militan en esta, porque solo se llama a la selección nacional, en su mayoría, a los que compiten fuera y de esa manera, el de casa muere.

Hay futbolistas que juegan en el torneo doméstico que tienen nivel para estar en el equipo nacional, pero estar en inactividad competitiva les juega en su contra y ni si quiera se concentran como matrícula de la Escuela Nacional de Fútbol, ya que solo dependen de los “planes de entrenamientos individuales” que envía el colectivo técnico del equipo nacional.

Hay temas de funcionamiento interno del deporte que sobrepasan el alcance del entrenador nacional, quien ni siquiera puede constatar que él jugador cumpla dichos planes, y ver el estado en que en realidad se encuentra el atleta, razón por la cuál es entendible que, en su mayoría, él equipo lo integren jugadores que militen en ligas extranjeras debido a su continuidad y ritmo competitivo. ¡Así no se desarrolla el fútbol cubano!

Lograr un balance entre la importancia que se le ofrece al desarrollo de este deporte a nivel internacional y el nacional, parece que no es un tema muy importante para los encargados en el país, quienes siguen con “grandes proyecciones” a nivel internacional, pero a nivel nacional, el balompié continúa muy distante de tener buena salud y organización. ¡No hay manera de que los jugadores en Cuba se desarrollen!

Tras anunciarse recientemente la convocatoria de la selección nacional de fútbol de Cuba para enfrentar la triangular a desarrollarse en tierras nicaragüenses, nuevamente Roberney Caballero Ariosa no es tomado en cuenta para integrar el conjunto tricolor. Continúan las injusticias con este jugador, quien en la actualidad es uno de los mejores futbolistas del país.

– ¿Ha bajado tanto su rendimiento Roberney Caballero para no ser convocado?

– ¿Es decisión técnica su ausencia en él equipo?

– ¿Qué opinan los directivos del fútbol cubano sobre su no convocatoria?

– ¿Es capricho de la afición, que exige su convocatoria al equipo nacional?

Estas son solo algunas de las preguntas que salen a la palestra cuando se menciona este caso en particular, pero que pudiera servir de ejemplo para otros similares.

¿Ha bajado tanto su rendimiento Roberney Caballero para no ser convocado?

Tras los discretos resultados de la selección en la Copa de Oro 2019 asume las riendas del conjunto tricolor el entrenador pinareño Pablo Elier Sánchez. Desde su llegada a los banquillos, Roberney ha sido descartado completamente de las convocatorias del equipo. Su último partido con la selección fue el 23 de junio de 2019 en la competición antes mencionada.

Este jugador destacó desde muy joven y fue elegido “Mejor Jugador del año en 2016” y desde esa fecha y hasta la actualidad, ha sido uno de los futbolistas cubanos más estables en los Campeonatos Nacionales.

Antes del fenómeno de la convocatoria a la selección de los llamados Legionarios en 2021, el principal acápite que se media para hacer el grado era la actuación en el torneo doméstico: Roberney Caballero sobrecumplía y sobrecumple aún con creces este parámetro. Su fútbol está más que desbordado, se ha convertido en líder del equipo Villa Clara FC (El expreso del centro) uno de los más importante del país. Por tanto, su ausencia no se debe a un bajón en su rendimiento: los datos y estadísticas los demuestran además de su connotada actuación.

Incluso así, fue desechado por el entrenador principal del equipo y las autoridades del fútbol cubano para los encuentros de la Liga de Naciones en 2019, las Eliminatorias Mundialista rumbo a Qatar 2022 y la clasificatoria a la Copa Oro 2022.

Al detenerse las acciones del torneo doméstico por la Covid-19 era uno de los principales goleadores y asistidores del torneo, cosa que no le interesa al parecer a los encargados de conformar las convocatorias del equipo cubano.

¿Es decisión técnica su ausencia en él equipo?

Pablo Elier Sánchez, actual seleccionador nacional, era miembro del anterior colectivo técnico del equipo, por lo que conoce bien al jugador. Si Roberney Caballero no está en la selección, es su decisión, no hay otra razón de peso para dejarlo fuera, a menos que la orden venga de los directivos.

Roberney se enfoca en lo suyo, en mejorar cada día, no usa muchos las redes sociales, no es jugador de hacer tanto grupo y es callado, pero habla bastante con los pies, algo más que demostrado por sus actuaciones tanto en Villa Clara como en la selección cuando ha sido llamado y ha estado a buen nivel en partidos claves para el equipo.

En declaraciones al medio JIT, expresó el seleccionador nacional Pablo Elier Sánchez el día 22 de septiembre de 2021:

“Hay un grupo de jugadores regulares y otro que se entrena en Cuba. Todos cuentan (…) Es bueno que estás figuras entiendan el rol que desempeñan y que todos son elegibles. También beneficia que pueda puedan tener minutos en la medida de lo posible, para que demuestren su calidad”.  

Roberney Caballero lleva dos años sin ser llamado a la selección y está claro que el jugador de Zulueta no cuenta. A varios jugadores que están en Cuba, de los que sí “cuentan”, les han enviado su plan de entrenamiento para una posible convocaría. El hecho de que a Roberney no se le haya enviado ni uno solo de esos planes, significa que él no es de los “elegibles”.

¿Qué opinan los directivos del fútbol cubano sobre su no convocatoria?

Tras conversar con un directivo del fútbol cubano sobre el caso de Roberney, este explicó:

“Los equipos se conforman por posición, para que tengan balance y equidad. En su posición llevamos a otros jugadores.

Se debe conformar un conjunto con equidad en las posiciones, de acuerdo con eso, pero ¿cuántos jugadores llevan en la posición de Roberney Caballero que tengan nivel superior a él? Para nada es cuestionar a los jugadores que están, por el contrario, siento orgullo por ellos, y porque tengan la oportunidad de integrar el equipo nacional. Dentro del equipo nacional hay jugadores que se encuentran en Cuba, que están inactivos competitivamente al igual que Roberney, por eso me resulta dudoso el criterio de selección para el equipo.

Para las Eliminatoria Mundialistas rumbo a Qatar 2022 dejaron en casa a Nesiser Sandó Hervé, quien se encontraba en buena forma competitiva y recuperado hace meses de los problemas de salud que lo alejaron de las canchas. En la posición de mediocampista central solo llevaron a Karel Espino y esto provocó que, tras su expulsión en el juego contra Guatemala, tuvieran que mover para el siguiente encuentro al defensor Yosel Piedra a la posición de volante central, quien realizó un gran encuentro en esa posición, pero la defensa quedó desprotegida y por allí vinieron los goles rivales. Quedó demostrado que los argumentos los usan a su manera. ¿De qué balance hablamos entonces? ¿Con su balance no previeron un sustituto en esa posición?

El problema es de las autoridades de deporte, de concepción ante determinados aspectos, y por el bien de este deporte se necesita un cambio en el manejo del mismo. No se debe olvidar tampoco, que, debido al manejo negligente en el proceso de contratación de jugadores extranjeras, a Roberney Caballero se le frustró un contrato en la Liga de Panamá. Le están matando la carrera a este jugador.

Haciendo un análisis objetivo, en una selección nacional deben estar los mejores y el fútbol cubano no puede desperdiciar el talento que existe en casa, mucho menos siendo un jugador que ha adquirido, además, experiencia internacional.

Al jugador le negaron la oportunidad de jugar en una liga profesional y pese a esto, sigue en pie de guerra. Es importante que las personas encargadas de decidir al respecto se den cuenta de esto, y vuelvan a convocar a quien, sin dudas, tiene mucho que aportar a la selección nacional. Razones profesionales para que el jugador esté fuera del equipo no existen, pero si su ausencia es debido a decisiones técnicas, las respeto, pero no la comparto, porque tiene nivel de sobra para estar en la selección nacional.                         

Roberney, desde su etapa en las categorías inferiores, ha tenido gran rendimiento, y ha mantenido su nivel en varios eventos con la tricolor. Su ausencia, es una de esas que deben preocupar al fútbol cubano, que parece ahora mirar solo hacia afuera y no al talento que existe dentro.

Conversando con Roberney Caballero Ariosa (diálogo con este redactor, hace un tiempo)

Se jugaba el Campeonato Nacional 2015-2016 y un jugador con solo 20 años destacaba entre tantos otros: su nombre, Roberney Caballero. Su forma de jugar lo hace indetenible para los rivales y muy necesario para cualquier conjunto en el cual se desempeñe. Es un futbolista de todo el terreno, rápido, habilidoso. Destaca siempre por su juego en equipo, sacrificio en la cancha, compromiso en defensa y mucha actitud dentro del terreno de juego.

Por sus actuaciones se convirtió en uno de los hombres más estables en la selección cubana durante el período 2016-2019, pero en las últimas convocatorias no ha sido tenido en cuenta para integrar la misma.

¿Cómo fueron tus inicios en el fútbol y que entrenadores aportaron más a tu carrera?

Empecé a jugar fútbol en las calles de Zulueta, el profesor Carlos Manuel me vio jugando y me dijo que tenía talento y condiciones para llegar a ser un buen jugador. Recuerdo que me invitó a un entrenamiento suyo y me sentí muy bien. Estuve entrenando con el hasta sexto grado debido a que después fui para la EIDE, y allí Roy Marín me ayudó mucho. Tuve, además, muy buenos entrenadores como Ariel Álvarez, Rolando Rodríguez, Ariel Betancourt, Raúl Mederos, y la dicha de haber sido entrenado por Regino Delgado y Pancho Gonzáles Mena, dos grandes entrenadores.

Desde las categorías inferiores venía mostrando su gran nivel y talento, pero sin dudas su actuación en el Campeonato Nacional Juvenil de 2013 marcó un momento importante dentro de su carrera. En aquella ocasión, su equipo Villa Clara quedó en segundo lugar y él marcó 5 goles y repartió varias asistencias, además de tener una gran actuación que lo hizo estar entre los mejores jugadores del torneo.

La actuación en el Campeonato Juvenil de 2013 te abrió las puertas a la Selección Nacional sub-20. ¿Cómo te sentiste ante aquella oportunidad?

Al terminar dicho torneo recibí la noticia de mi convocatoria, en ese momento me puse muy contento, me dio muchas fuerzas para seguir adelante y hacer lo que me gusta, jugar al fútbol. Ya en el equipo tuve buena actuación en la clasificatoria celebrada en Trinidad & Tobago, razón por la cual los narradores elogiaron mucho mi desempeño en aquellas presentaciones cosa de la que me enteré después. En la siguiente fase celebrada en Jamaica anoté un gol, aquello era un sueño cumplido, había jugado para la Selección de mi país.

Roberney Caballero debuta con Villa Clara en 2013 en la Copa Cerro Pelado, en un equipo con grandes jugadores como Roberto Linares, Jorge Luis Clavelo y Jenniel Marqués, entre otros. Era un joven con apenas 18 años por aquel entonces.

“Fue la primera Copa que jugué en mi vida y es algo que nunca voy olvidar. Estuve rodeado de grandes jugadores que tenía Cuba en aquel momento, recuerdo que entré de cambio y era casi un niño todavía”, cuenta.

Obtienes el título en el Campeonato Nacional 2015-2016 con Villa Clara teniendo un gran desempeño y responsabilidad en el “Expreso del Centro”. ¿Cómo vivió Roberney Caballero ese año en que su fútbol creció enormemente?

Para mí fue un año maravilloso, recuerdo que tuve una buena preparación y venía de estar en la Selección sub-20. En Villa Clara el colectivo técnico se sentó a conversar conmigo, me dijeron que tenía responsabilidad en el equipo, que confiaban en mí, pero que tenía que esforzarme para tener un buen desempeñó. Valoré mucho la confianza que ellos habían depositado en mí y seguí entrenando para estar en buena forma deportiva. Aquello me motivo e hizo que madurara mucho como persona y como futbolista.

 Como resultado de la enorme actuación en el Campeonato Nacional 2015-2016 donde guió al título al “Expreso del Centro” fue elegido como Mejor futbolista del año.

“Nunca esperé que con solo 20 años iba alcanzar esa importante distinción y más aún con los grandes jugadores que había el país, aquello me hizo trazarme otras metas y prepararme para empeños mayores”, explicó.

Roberney estaba claro, vendrían empeños mayores y es que en 2016 la Selección Nacional de Fútbol jugaría un histórico partido amistoso ante los Estados Unidos. Un jugador de solo 20 años estaba en la lista de convocados e iba hacer su debut con la selección de mayores.

¿Qué recuerdas de ese partido que tuvo un impacto positivo en tu carrera?

Nunca me había enfrentado a un partido con un nivel semejante, pues Estados Unidos convocó a grandes jugadores para el mismo. Recuerdo que muchas personas me decían:  te vas a enfrentar a jugadores como Bradley, Pulisić y otros, a ellos le dije; yo no tengo nada que perder, vengo a hacerlo bien y a disfrutar lo que me gusta, el fútbol. Antes del partido, los entrenadores dudaban si ponerme o no porque me veían muy niño y todavía no había jugado algún partido con el equipo de mayores. Al final, apostaron por mí, me dieron la confianza, yo me lo creí y creo que jugué un gran juego. Al final del mismo, el entrenador me abrazó y me dijo que lo había hecho bien y que era uno de esos jugadores que nunca harían quedar mal a un entrenador.

Después de ese gran partido jugado por el muchacho de Zulueta, se convierte en un jugador clave dentro de la Selección Nacional. Lo demuestra en los partidos clasificatorios para la Copa de Oro, en los que tuvo excelentes apariciones y su calidad se hizo presente en cada una de las actuaciones.

Por tu desempeño se interesa un club de la liga de Panamá y te ofrece un contrato, y con este, la oportunidad de insertarte en una liga profesional. ¿Por qué no se concretó ese fichaje si llegaste a firmar hasta el contrato?

El Club Atlético Independiente la Chorrera se interesó en mí y viajé hasta Panamá donde hice todas las pruebas que exigió dicho equipo, resistencia, circuitos, y las pruebas de juego. Los directivos del club quedaron encantados con mi actuación así que me ofrecieron un contrato, el cual firmé. El representante me dijo que me quedara allá, porque la liga iba a empezar el 12 de enero y estábamos a finales de diciembre, y no iba a tener tiempo de regresar, pero en Cuba la selección me solicitó. Se lo expliqué al representante, que iba a Cuba y viraría con el tiempo para estar en el equipo cuando empezara la liga. Al final hice lo que me pidió la federación, regresé a Cuba y después no pude regresar a Panamá; sinceramente, no sé qué pasó”.  

Por decisiones “técnicas”, las cuáles son incomprendidas por las personas que conocen sobre el fútbol cubano quedas fuera de la convocatoria para los partidos de la Liga de las Naciones y de la Eliminatoria Mundialista rumbo a Qatar 2022, sabiendo que tienes calidad y nivel para estar en este equipo. ¿Cómo has vivido este proceso en el tiempo en que has estado fuera de la Selección?

Humildemente, creó que tengo nivel para estar en el equipo. Si bien se han incorporado algunos jugadores, hace un año estaba y creó que puedo estar aún. Me da mucho dolor, pero bueno, he tenido que ser fuerte. Yo estoy entrenando todos los días, incluso tengo un entrenador que trabajaba a diario conmigo: sigo aquí enfocado y entrenando más fuerte que nunca para mantener mi forma deportiva.

¿Volverías a la Selección Nacional si te toman en cuenta para los próximos compromisos?

Volvería con más fuerza, es un honor y un orgullo representar a mi país. Vestir la camiseta de la Selección es algo incomparable; las sensaciones de cantar el himno de mi país y que haya muchas personas al pendiente de nuestra labor es una de las cosas más bonitas que he vivido.

¿Cuánta influencia tuvo Zulueta en tu inclinación hacia el fútbol?

Creo que si fuese de otro lugar quizás hubiese jugado fútbol, pero jamás con la calidad y nivel como el que aprendí aquí. Los niños y jóvenes, tienen gran calidad y tocan bien el balón. Todo eso sin contar el enorme ambiente de fútbol que se respira y las grandes personas de este sitio que hacen por el fútbol.

¿Cuán importante ha sido para ti el apoyo de tu familia en tu carrera deportiva?

A ellos le debo todo lo que soy como atleta y como persona, además siempre están ahí apoyándome tanto en las buenas como en el malas. Sobre todo, en esta última etapa bien difícil que no estoy en la selección, ellos han sido muy importante dándome ánimos y motivos para seguir adelante.

La familia del fútbol cubano y en especial tus seguidores, están pendientes de las principales noticias de este deporte, y al no verte en las últimas presentaciones se preguntan que éstas haciendo. ¿Qué les dices a estas personas?

A toda la familia del fútbol y en especial las personas que me siguen, les digo que no los voy a hacer quedar mal, que seguiré entregando lo mejor de mí, entrenando, luchando y esforzándome para mejorar cada día más. Haré lo que esté a mi alcance para volver y si vuelvo, será con más fuerza.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

 ¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine