La talentosa ajedrecista cubana Thalía Cervantes, una joven emigrada que aprendió a jugar en las calles de La Habana, ha causado una grata impresión en el Campeonato Femenino de los Estados Unidos.   

Mientras los Grandes Maestros Leiner Domínguez y Lázaro Bruzón compiten entre los hombres -también naturalizados en ese país-, la antillana se bate entre las mujeres y en cinco rondas, ya dio muestras de su gran proyección en el mundo de los trebejos.

Antes de cruzar la frontera de México con sus padres en una travesía para llegar a EEUU, Thalía Cervantes jugaba por la isla, su país de origen, al cual representó incluso en eventos internacionales.

Su historia, contó al Miami Herald, comenzó jugando al ajedrez en las calles de La Habana “contra hombres mayores, fumadores”, que afirmaban que “ninguna chica podía vencerlos”.

Descubrió su amor por el juego ciencia a los 7 años y pudo recibir clases en el Instituto Superior Latinoamericano de Ajedrez con el Gran Maestro Walter Arencibia.

Durante aquellos años, Thalía Cervantes ganó varios trofeos representando a Cuba, entre los cuales se encuentran el primer lugar en la categoría sub-12 para el Campeonato Centroamericano y del Caribe, así como el torneo internacional Marcel Sisniega. Además, ganó el campeonato provincial de La Habana para jugadoras menores de 14 años.

Parecía que Thalía Cervantes tenía un futuro marcado en el ajedrez cubano como representante de la Mayor de Las Antillas, pero sus padres tenían otros planes.

Ella salió junto a su familia rumbo al Panamericano Juvenil en México en 2014 y entonces, su camino tomó otro rumbo. Cuando finalizó el torneo, ella, sus padres y su hermana mayor cruzaron la frontera con EEUU.

Después vino la adaptación del emigrante, el estudiar ajedrez muchas horas el día y los resultados comenzaron a llegar a poco a poco, como su victoria en el Susan Polgar Girls ‘Invitational 2015 para jugadoras menores de 19 años, cuando apenas tenía 12 años.

Thalía Cervantes ha tenido buenos resultados en torneos como los Carlos Torre Open, North American Open y Continental Championship que la han reafirmado como una de las jóvenes talentosas del ajedrez de EEUU.

Su amor por el ajedrez y aquella decisión de sus padres -afirmó hace años que fue “la mejor”-, la llevaron a este Campeonato Femenino, en el cual se coloca en octavo lugar, a un punto de la puntera, y a media raya de un pelotón que marcha en segundo.

Hasta el momento, acumula una victoria, una derrota y tres empates, ante jugadores que la superan en ELO, pues es la competidora con menor coeficiente.

Su perfil en el sitio del ente rector del ajedrez mundial la muestra como Maestra Fide, así como Gran Maestra Femenina.

Thalía Cervantes tiene apenas 19 años y mucha capacidad para seguir creciendo entre los trebejos. Aunque compita por Estados Unidos, siempre será la chica que aprendió a jugar en las calles habaneras y que da brillo al ajedrez cubano.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.