La octava subserie de la 57 Serie se fue a bolina, y Pinar del Río sigue buscando un candidato que le dé la cara, aunque los Cachorros de Holguín no vendieron barata su derrota. Lazo la tiene fácil ganando todos los compromisos particulares, y ya debe estar pensando en las piezas que le hacen falta para redondear su novena en la segunda etapa. Otra “sorpresa” fue la cuasi barrida de los Gallos a los Leones capitalinos, un duelo que tiene sus antecedentes en las últimas campañas a favor de los del centro de la Isla, así que ni cabe lo de sorpresa. Los de Víctor se montaron en el último tren para evitar una barrida en el Huelga. El tren llevaba el apellido Entenza, recién llegado de la IBL canadiense. A propósito de lanzadores cienfuegueros, estos califican, por mucho, como lo peor de esta temporada. Y para cerrar, Granma aprovechó los vientecillos de Mayabeque, para acordarse de por qué son campeones.

1-MEJOR ME MUDO, estará pensando Jesús Gómez, mentor de los Elefantes de Cienfuegos, luego de soportar escobazo en el “5 de septiembre”, que significó la duodécima derrota en 14 veces que se han plantado como dueños de casa. Los cienfuegueros ganan más jugando como ajenos que como locales, una contradicción si no única, al menos extraña. Pero el gran problema de los de la Perla está en su cuerpo (tronco y extremidades) de sus lanzadores, con un escandaloso PCL de 8,02, promediando 9,10 carreras por cada nueve episodios. Les batean para 338 y la relación ponche-boleto, es de 97 por 148. Pero es admirable que todavía así vaya gente al graderío y que sean capaces de gritar a la televisión nacional: ¡Cienfuegos, campeón!

2-IRRECONOCIBLE, así anda el otrora as del pitcheo cubano y villaclareño, Freddy Asiel Álvarez. El nacido en el poblado costero de Sierra Morena, salió por quinta ocasión en la Serie, esta vez contra los Toros de Camagüey, y estos le regalaron su cuarta derrota sin victorias en la 57. Asiel no era de conseguir muchos triunfos en etapas clasificatorias, de hecho, apenas la pasada campaña alcanzó diez victorias en Series Nacionales. Pero para este año reservó su peor actuación. Los rivales le conectan para 345 de average, y tiene un PCL de 4,78. No es de extrañarse que sin su aporte, y las carencias ofensivas—eternas—de Villa Clara, los llamados Azucareros anden en puestos de vergüenza. ¡Shame, shame!

3- OTRA CARA, de la moneda de Asiel, es la del pitcher de Matanzas, Irandy Castro, que está viviendo días de imbatibilidad en tres salidas al box. Castro, ha lanzado 19,1 episodios contra novenas ofensivas como Ciego, Industriales o Las Tunas, y ninguna ha conseguido fabricarle una carrera limpia. De su brazo, y el de Jonder Martínez se colgaron los Cocodrilos esta semana para derrotar dos veces a una novena tunera que era segunda del campeonato, pero entraba en franco retroceso. Fue solo un desliz de los Leñadores, que se mantienen en puestos de clasificación directa.

4-COMO ES COSTUMBRE, en los últimos 30 duelos (18-12), los Gallos espirituanos les dieron par de picotazos a los Leones de la capital, y dominaron la Subserie, llevando a los dirigidos por Víctor Mesa a coquetear con los puestos del comodín. No salieron peor parados porque Santiago, su más cercano perseguidor, sufrió la batería del Guaso. Por los del centro, que se metieron a espuela pura, entre los ocho primeros, destacan al bate Yunier Mendoza, segundo en indiscutibles de la 57 Serie, con 39 hits, y el incansable Frederich Cepeda, peleando entre los mejores promedios de la liga con 424. ¿Los Gallos por desligarse del mote de Gallinas? Lo intentan, cuando el regreso de Ismel Jiménez a su rotación toca a la puerta.

5-UNA DE RENDON, y otra de Noelvis Entenza, pues así de dispares, resultaron las salidas de los industrialistas, tras su regreso de la Intercounty Baseball League (IBL) donde jugaron con las Panteras. Ian Rendón debutó primero en la 57 Serie esta semana, y terminó con derrota ante los Gallos, mientras Entenza salvaba la honrilla azul, dejando a los espirituanos en cinco hits en 8 episodios, y abanicando a seis contrarios.

Noelvis Entenza en acción.

Noelvis Entenza en acción. FOTO: Reynaldo Cruz

6-A CUATRO, remolcadas de las 500, quedó el pinareño William Saavedra al finalizar la octava subserie frente a Holguín, así que en la siguiente contra los Leñadores debe redondear cifras. Aunque no hubo festejo individual, sí lo hubo de manera colectiva, porque los dirigidos por Pedro Luis Lazo siguen cómodos en la cima de la tabla de posiciones, y su principal carta, Yosvani Torres, no le ha fallado en cinco intentos. Junto a Torres, el apagafuegos Isbel Hernández, le encaja a la perfección al también mejor pitcheo de la 57 Serie. En casa del herrero…pues cuchillo de metal. No hay casualidad con el 99.

7-AVILÉS FENIX, eso ha sido el infielder Guillermo Avilés para los actuales campeones de la pelota cubana, que aprovecharon muy bien la visita de los Huracanes de Mayabeque (que nada tienen que ver con Irma el que se aproxima a la Isla) y con una barrida se mantienen en la pugna por el comodín. Avilés no solo le dio a Granma un respiro en la carrera por clasificarse, si no que tumbó del caballo—para alazán él—al capitalino Torriente, y terminó la octava subserie, en la cima de los bateadores con average de 451. No conforme con ello, con 41 imparables desplazó a Mendoza también de ese liderato. Otro granmense, Lázaro Cedeño, domina las impulsadas y los vuelacercas. Granma tira del carro, con lo que siempre ha hecho mejor, batear.

*Con datos de beisbolcubano.cu

Yirsandy Rodríguez