Entre los notables talentos que Boston Red Sox tiene en sus fincas se encuentra un joven cubanoamericano con un enorme poder en sus muñecas, hijo de padres cubanos, de Florida, y que fue seleccionado por Boston en el draft de 2018: Triston Casas.

Hijo de cubanos, ha destrozado pelotas en eventos internacionales vistiendo el uniforme de Estados Unidos, con sus monstruosos jonrones y se proyecta como una esperanza de esta histórica novena para reconstruirse y volver a la senda de la victoria.

Triston Casas es un joven de apenas 20 años con un excelente físico, pues mide seis pies con cuatro pulgadas (1.93 cm) y pesa 238 libras, que ha demostrado un poder sobresaliente y que en la lista de los 100 mejores prospectos de Grandes Ligas para 2020 fue ubicado en el puesto 77, según MLB Pipeline.

En las Menores con Boston, el cubanoamericano ha alternado entre la primera y la tercera bases a la defensiva y ha dado indicios de su fuerza, al despachar 20 pelotas en 433 veces al bate.

Aunque van despacio con él, el notable zurdo fue invitado como jugador fuera del róster al Summer Training de Red Sox este año, y según Al Bat, “el futuro de la organización podría tener luz, pues Triston Casas, uno de sus prospectos, apunta para ser el jonronero de Red Sox de Boston”.

En su aval tiene un amplio recorrido internacional con Estados Unidos, pues como indica Pelota Cubana, “había ganado tres veces la medalla de oro con la selección nacional estadounidense de la categoría, recibiendo múltiples condecoraciones individuales durante su paso por el mismo, como por ejemplo el “premio Dick Case”, presentado anualmente al mejor jugador del programa. Su contribución fue clave para catapultar al equipo Sub 18 de Estados Unidos a su cuarto campeonato consecutivo en 2017. Allí ganó el MVP del torneo, con tres jonrones y 13 carreras remolcadas (liderando ambos departamentos en el campeonato)”.

Incluso, su impacto fue tal, que la Confederación Mundial de Béisbol-Softball lo nombró el Jugador del Año 2017, el mismo galardón que ganó el cubano Loidel Chapelli en 2016 y que se había llevado el fenómeno japonés Shohei Otani en 2015.

Triston, nacido en el sur de la Florida, ha estado en contacto antes con estrellas como el reconocido Erick Hosmer, pues junto a amigos asistió en algún momento a casa de la familia Hosmer a tomar prácticas de bateo con Mike Hosmer, hermano de Eric.

Incluso, este estelar pelotero dijo que “Para mí, Triston se hará de un nombre en esa casa (Fenway Park)…..No he oído nada más que cosas buenas de él….Cada vez que está en la jaula, inmediatamente pienso en Freddie Freeman, es exactamente su configuración y cómo se ve en la caja”.

MLB lo describía como uno de los “mejores bateadores de poder de la escuela secundaria en este Draft. Tuvo la oportunidad de llegar como el no. 13 en el club de su ciudad natal en Miami, por lo que obtenerlo en el No. 26 es una buena oportunidad para los Medias Rojas. Si bien tiene algo de atleticismo para su tamaño (6 pies 4 pulgadas, 240 libras), Casas es probablemente un primera base, aunque uno con un brazo fuerte que puede lanzar rectas de 94 mph en el montículo”.

Hay otras buenas opiniones sobre él, pues Matt Collins lo describía en un análisis el mes pasado como el mejor prospecto en el sistema de granjas de Boston, al decir que “obviamente, hay mucha más presión sobre su bate de la que habría si jugara en una posición defensiva más valiosa, pero no me preocupa demasiado que lo haga bien”.

De acuerdo con este analista, “a pesar de una muestra relativamente pequeña en las menores y tener una experiencia limitada por encima de la pelota A, Triston Casas ha demostrado todos los indicios de que es algo muy real. Hay un gran poder y un enfoque que lo acompaña. Ha dicho que admira a Joey Votto, lo que solo puede ser un buen augurio para su enfoque”.

Además de batear, “Casas parece que puede ser un fildeador por encima del promedio para estar de acuerdo con ese potencial en el plato. De cara al futuro, estoy muy interesado en ver qué tan agresivamente mueven a Casas”.

Para más detalles, la Confederación Mundial de Béisbol-Softball compartió un video suyo en YouTube que no lleva más descripción: “Triston Casas ganó los honores de ser nombrado MVP en la Copa Mundial de Béisbol WBSC Sub-18 de 2017 después de dar una clínica de bateo en la final contra Corea, coronada por este gigantesco jonrón”.

Esperamos que un día también se lleva la barda en el estadio de Boston.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine