En un partido vibrante y entretenido, el Madrid derrotó al Barcelona 3-2, ganó el Clásico y avanzó a la final de la Supercopa de España tras 120 minutos jugados de poder a poder, que hicieron las delicias de los aficionados.

Arrancaba el Clásico fuera de España, con la gran noticia para el Barcelona de la presencia de sus dos flamantes refuerzos -Ferran Torres y Dani Alves-, mientras el Madrid perdía a su central titular, David Alaba.

Fue un primer tiempo parejo, aunque la posesión, de forma sorprendente, terminó de parte del Real, y los remates 8-6 en favor de los blaugranas. Sin embargo, el líder de la liga parecía tener más facilidad para crear peligro cuando su rival perdía el balón.

Los blancos abrieron el marcador por intermedio de sus dos jugadores más determinantes y gracias a un error de Busquets: Benzema recuperó la pelota tras “dormirse” el mediocentro azulgrana y extendió para Vini Jr, quien no perdonó ante la portería.

Sin embargo, poco antes del descanso, el Barcelona llegó a la igualdad por intermedio de su “goleador”, Luuk de Jong, quien pasó de estar en la rampa de salida a ser la única arma para el conjunto.

El holandés tuvo un par de remates de cabeza y después vio puerta en una jugada rocambolesca, por fortuna, cuando se encontró con una pelota proveniente de Militao que impactó en su anatomía y terminó por colarse en la portería.

De esta forma, llegaron ambos conjuntos al descanso con igualdad en el marcador y la sensación de que el Madrid, con poco, creaba problemas a la defensa rival, mientras que el Barcelona movía la pelota sin la velocidad que necesitaba para desarticular la defensa blanca, aunque terminó por acercarse a la portería mediante Luuk de Jong.

Comenzó el segundo tiempo con un Barcelona impetuoso que dominó los primeros minutos e incluso, rozó el gol con dos intentos de Pedri y Dembélé, que se fueron anchos, pero que pusieron en aviso a los blancos.

Pero el Madrid recuperó esa sensación de que podía generar mucho con poco -con Benzema-, y el Gato se encargó de avisar primero al poste y después, de guardarla en las redes del Barcelona, para tomar la delantera 2-1.

Una vez más, los azulgranas supieron reaccionar, esta vez por intermedio del nuevo 10, Ansu Fati, que ratificó su idilio con el gol y empató en el minuto 84 mediante un cabezazo que mandó el choque a la prórroga de un emocionante duelo.

Arrancaron los últimos 30 minutos del partidazo de una Supercopa que no desentonó, pese a que los blancos llegaban con mejor pronóstico ante un Barcelona que mostró buena cara.

Nuevamente, los merengues se adelantaron en el marcador, cuando Valverde anotó en un contragolpe que pilló a la defensa del Barcelona en desventaja, que otra vez tenía que venir de abajo.

No pudo esta vez el Barcelona empatar y el Madrid se llevó el Clásico para colarse en la final, tras un gran duelo de fútbol.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.