Esta vez el cubano Randy Arozarena no pudo batear y fue víctima de su compatriota Aroldis Chapman en la victoria de los Yankees sobre Tampa Bay, mientras los Astros de Yuli Gurriel y Aledmys Díaz se llevaban el triunfo y seguían rumbo a la Serie de Campeonato, como parte de las presentaciones de los cubanos en playoffs.

No fue la noche de Randy, quien venía como el mejor bateador de los Rays, pero se fue de 4-0, con dos ponches, uno de estos precisamente en el octavo inning ante su coterráneo el lanzallamas Aroldis Chapman.

El zurdo cubano salió a preservar la ventaja de los Mulos del Bronx que ganaron con marcador de 5 carreras por 1 y forzaron el quinto duelo, y primero dispuso con apenas tres lanzamientos del pinareño -uno de 101 para concluir- y después cerró el noveno, en excelente forma, al no permitir libertades. En total, tiró una entrada y un tercio, con dos ponches.

El otro antillano que participó en el duelo, el fornido Yandy Díaz, se fue de 3-1 con una base por bolas como primer bate, pero no tuvo chance de vivir el cara a cara contra Aroldis, como si pasó con Randy.

Los Astros esperan ahora en la Serie de Campeonato de la Liga Americana por el ganador del duelo final que sostendrán Yankees y Tampa, luego de derrotar a Oakland con marcador de 11 carreras por seis, en el cual sacaron a relucir su artillería pesada con tres vuelacercas.

Una vez más, el Yuli Gurriel alineó séptimo en la tanda y defendió el primer cojín, pero también se mostró mal al bate, al irse de 5-0, en unos playoffs que, al menos por lo visto hasta ahora, querrá olvidar.

Gurriel no ha sido para nada un bateador dominante, y hasta el momento batea apenas 086, fruto de 2 hits en 23 turnos al bate, pues solo conectó un sencillo en el primer choque ante los Mellizos y otro en el primero ante Oakland.  

No obstante, su novena aguarda para pelear nuevamente por colarse en la Serie Mundial, y sin importar el ganador entre Rays y Nueva York, en la lucha por la Serie de Campeonato otra vez se pudieran ver enfrentamientos de los cubanos en playoffs.

En el juego entre Dodgers y Padres de San Diego, por estos últimos abrió el joven cubano Adrián Morejón, quien sufrió rápido a los imparables representantes de Los Ángeles, que lucen, una vez más, como claros favoritos al título.  

El antillano lanzó solo dos innings en los cuales toleró tres carreras y dos hits, al momento de salir en la tercera entrada, cuando el mejor equipo que tiene ahora mismo el béisbol de MLB echó su maquinaria a andar.

No obstante, aunque sea un flaco consuelo, con sus apenas 21 años pasó a los libros como el más joven lanzador de la Isla en abrir un juego de postemporada, al dejar atrás la marca de Liván Hernández en 1997.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine