Después de varios meses en espera sin poder viajar a Cuba, la noticia sorprendía a muchos el pasado jueves: “Nos fuimos pa Cuba”, publicó en su cuenta personal de Facebook el exjardinero de los Leñadores de Las Tunas, Rubén Paz, quien volaba a Cuba desde el Aeropuerto Internacional de Cancún, México.

Hace varios meses, en medio de la pandemia del Coronavirus, Paz, de 25 años —cumplirá 26 en diciembre próximo—, presentó el interés de repatriarse y volver a vestir el uniforme de los Leñadores de Las Tunas, con el único equipo que jugó en Series Nacionales. Por esa razón, se creó una gran expectativa con la noticia, e incluso los fanáticos de los Leñadores comenzaron a armar sus alineaciones ubicando en el centro a Paz, quien fortalecería aún más la ya excelente complexión del outfield tunero.

Junto a Yuniesky Larduet (centerfielder) y Andrés Quiala (rightfielder), Paz se convertía en una excelente opción para jugar en el left, teniendo en cuenta sobre todo que Jorge Yhonson está aún recuperándose de su operación en el brazo.

En la única campaña que jugó en Cuba, la Serie 55, Paz bateó .361/.411/.476, con 91 hits en 76 juegos, 3 jonrones y 32 empujadas, demostrando habilidades defensivas, velocidad y tacto con el madero. Sin embargo, salió de Cuba tras aquella campaña de 2014-2015, para intentar abrirse camino en el béisbol mexicano, pero no fue hasta la temporada pasada que logró insertarse en la Liga Profesional.

Los Sultanes de Monterrey fue el club profesional que le abrió las puertas al jardinero natural de Granma en la pasada campaña de la MXPW (Liga Mexicana del Pacífico de béisbol). No obstante, su experiencia no fue tan positiva como esperaba, aunque jugó apenas nueve juegos. Con la oportunidad de tener otro cubano cerca, el pinero Félix Pérez, fichado como una de las piezas fundamentales de los Sultanes, Paz bateó apenas para .207/.281/.345, con un jonrón y tres remolques.

Cuando terminó la liga, su interés de volver a jugar en Cuba seguía creciendo, al punto de querer comenzar el proceso de repatriarse. Sin embargo, debido a la aún incesante pandemia de la COVID-19, Paz no podía unirse a los Leñadores de Las Tunas.

¿La historia cambió?

Cuando Paz anunció su regreso a Cuba el pasado jueves, los Leñadores de Las Tunas estaban viviendo su mejor racha en toda la campaña, con siete éxitos de manera consecutiva antes de la parada por el Juego de las Estrellas. Para entonces, con el anuncio del vuelo de Paz, las perspectivas empezaban aumentar para los Leñadores, pero cuando comenzaron a pasar las horas, todo cambió. ¿De qué manera? Paz llegó a Cuba el pasado jueves y, desde entonces, no se ha vuelto a reportar.

El pasado domingo, en una publicación de Paz en su cuenta de Facebook, compartió fotos con un texto: “Concierto de Divan la pasamos rico!!!rico!!!”…

O sea que, durante sus primeras horas de regreso con la familia, Paz no parecía haberse reportado ni con una llamada por teléfono a su exequipo de los Leñadores, realidad que se pudo constatar este lunes, cuando el exnarrador de Las Tunas, Albert Blanco Zayas, le dejó un mensaje en su muro:

“Pablo Civil quiere comunicarse contigo. Su teléfono lo tienes en mensaje privado. Por favor, si puedes, llámalo”.

Con dicho mensaje compartido, al parecer los pronósticos del regreso de Rubén Paz con los Leñadores comienzan a dar un giro inesperado. Y, obviamente, por lo que se ve, Paz ya no mantiene el mismo interés que lo llevó a entusiasmarse con su regreso a vestir la camisa “rojiverde”.

El mismo Albert Blanco escribió en una publicación de Orlando Cruz Vázquez, comentarista deportivo de Las Tunas, otras referencias que aportan pistas al tema de la posible participación del pelotero en la Serie Nacional.

«Rubén Paz asegura que se personará en Las Tunas en ocasión de la subserie contra Industriales, para hablar personalmente con Pablo Civil, porque ‘hay varias cosas que es mejor hablarlas personalmente’, me comentó», afirma Blanco Zayas.

Ahora mismo, no hay un indicio claro de que Rubén Paz volverá con los Leñadores para esta 60 Serie Nacional, aunque aún hay tiempo, dado que las altas y bajas se dan a conocer en el juego número 60. Pero, de cualquier manera, algo está claro: el interés de Paz cambió. O, quizás lo que es igual: algo falló de ambas partes. La comunicación, al parecer, y los deseos de Paz se han desvanecido.

Sólo queda esperar. Para los Leñadores, el regreso de Paz sería realmente bueno, pero hasta este minuto, no pasa de una gran incógnita.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine