Los últimos meses han constituido una pelea contra la adversidad para el boxeador cubano Yuriorkis Gamboa, quien tras una dolorosa lesión y derrota por nocaut, tiene ahora la oportunidad de pelear contra un campeón 17 años menor que él, que sale como evidente favorito, para demostrar que todavía tiene fuego en sus puños y gasolina en las piernas.

Gamboa tendrá en frente un escollo difícil en Devin Haney, el estadounidense campeón de peso Ligero del Consejo Mundial de Boxeo, un joven talentoso que chocará con un rival de probada experiencia como el cubano, el 7 de noviembre, informa Jorge Ebro, de El Nuevo Herald.

De entrada, las apuestas se inclinan por Haney, pues arrastra también el handicap de su terrible lesión en la pelea de 12 asaltos frente a Gervonta Davis el 28 de diciembre en Atlanta.

Fueron momentos difíciles para el antillano tras la rotura completa del tendón de Aquiles derecho en el State Farm Arena en Atlanta, cuando pese a caer derrotado y ser derribado tres veces en una derrota por nocaut, fue alabado por muchos por combatir lesionado desde el segundo asalto.

Tanto es su deseo de pelear que, en pleno proceso de recuperación de una operación, quería comenzar a entrenar sentado, y dio un alegrón a la afición al mostrarse en medio de las calles desiertas de su provincia natal de Cuba, Guantánamo, corriendo y entrenando en abril pasado.

Después, empezó a entrenar nuevamente y su entrenador Pedro Roque había dicho: “Va por muy bien camino y siento que lo veremos en el ring antes de que finalice el 2020”, lo cual está ya confirmado.

Pero los especialistas no lo dan como favorito y algunos hasta critican a Haney por elegirlo como rival. “Concedido, es un exmedallista de oro olímpico de Cuba y excampeón unificado, pero lo que no es, en este 2020, es un gran contendiente. Ha pasado su mejor momento a la edad de 38 años, sale de un desgarro y lleva casi un año fuera del ring. Si bien entiendo el atractivo que tiene su nombre, simplemente hay mejores opciones para que Haney haya elegido”, afirma Jerrell Fletcher, del sitio 3 Kings Boxing.  

El estadounidense viene falta de rodaje pues se lesionó el hombro cuando ganó a Alfredo Santiago en noviembre y se sometió a una cirugía, por lo cual hay dudas de cómo enfrentará también esta pelea.

“Gamboa hizo fuerza ante Davis en las 135 libras y tal vez todavía tenga lo suficiente para poder pelear con Haney durante varios rounds. ¿Pero una victoria? Es una posibilidad muy remota”, opina James Slater, del portal Boxing News 24/7.

Todos los especialistas se inclinan por el joven, pero para los responsables del guantanamero este podría dar sorpresas, pues no muestra secuelas.

“Totalmente recuperado, todos podrán verlo en gran estado físico y mental Es increíble como el nombre de Gamboa despierta interés cada vez que se menciona. Davis sabía lo importante de enfrentarlo y ahora con Haney se repite la historia. Cuando dejas un legado valioso, eso es lo que sucede”, dijo a Ebro el mánager del antillano, Jesse Rodríguez.

Yuriorkis tiene ansias de demostrar que está a buen nivel y meses atrás clamaba en redes sociales por chocar con Gervonta una vez más: “¡Yo quiero esa revancha con mi pie sano, ahora!”.

Ahora, tiene ante sí otro reto, la posibilidad de romper el mito de la edad al que muchos se aferraron cuando dijo esas palabras, con un peleador incluso varios años menor, también campeón, y con la necesidad de probar que tampoco sufre molestias físicas.

Será como intentar una vez empujar la piedra a la cima de la montaña, como Sísifo, pero con la encomienda de que esta no vuelva a rodar cuesta abajo. Es, nuevamente, una pelea contra la adversidad, los especialistas, el pasado y el tiempo, que lo señalan como el débil. Otro chance para resurgir de las cenizas.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine