Antes de salir de Cuba para hacer carrera como profesionales, Robeisy Ramírez y Andy Cruz protagonizaron una rivalidad sobre el ring que tuvo varias peleas, antes de que tomaran caminos por divisiones separadas.  

El primero fue bicampeón olímpico y el segundo alzó una corona bajo los cinco aros, pero, además de los títulos, son considerados dos de los más exitosos boxeadores cubanos de los últimos años.  

Mientras permanecieron en la isla, Robeisy Ramírez y Andy Cruz se vieron las caras en par de ocasiones, cuando el primero ya había ganado su primera dorada olímpica, en Londres 2012, en los 52 kg.  

En 2014, El Tren obtuvo el título Centroamericano sin muchas dificultades. Precisamente ese año ocurrió el primero de los dos duelos que tedrían ambos cuando coincidieron en la escuadra cubana.  

En diciembre, Robeisy Ramírez y Andy Cruz chocaron en la final del Torneo Playa Girón, en la división de los 56 kg, lo cual marcó el comienzo de la rivalidad.  

En aquel momento, El Tren, quien representaba a Cienfuegos, se impuso 2-1 a un menos experimentado Andy Cruz, quien lo hacía por Matanzas. Pero, al llegar al 2015, un nuevo roce con la dirección del equipo nacional sumado al meteórico ascenso de su competidor, le hicieron perderse de los principales torneos de ese año. 

“A finales del 2014, le gané en el Girón. Empezó el 2015 y yo seguía haciendo lo que me daba la gana, iba a entrenar cuando quería, estaba haciendo cosas de muchachos, seguía en mi descontrol y él ya venía creciendo, venía mostrando su talento y decidieron ponerlo a él”, nos contó en una entrevista a Play-Off Magazine.  

Entonces, llegó el momento de la revancha en la segunda fecha de la final de la Serie Nacional de boxeo que aconteció en Pinar del Río en septiembre de 2015. En esta segunda pelea entre Robeisy Ramírez y Andy Cruz, uno en representación de Villa Clara y otro de Pinar del Río, se invirtieron los papeles y el boxeador emergente terminó doblegando al campeón olímpico con superioridad por un 3-0: 50-45, 49-46, 48-47.  

“Yo peleé de primero en la Serie Mundial. Después no entrenaba, me perdía, nadie sabía de mí y bueno empezó Andy a pelear. Pasó el llamado por equipos que hicieron en Pinar del Río, me obligaron a pelear ahí y Andy me ganó, que era lo que ellos estaban buscando, una verdadera excusa para decir: no si ya él te ganó entonces la principal figura va a ser él”, cuenta El Tren. 

“Acepté porque ese año no tenía más nada en mi cabeza que los Panamericanos, pero Andy empezó a ganar y me quedé afuera. Pero estuve ahí, viendo el resultado del equipo y de Andy, yo siempre lo he apoyado, teníamos buena amistad y me alegré que le fuera bien”, añadió.  

Luego de esa serie de eventos, Andy Cruz tenía su plaza asegurada para la edición olímpica de Río de Janeiro 2016 en los 56 kg y parecía que Ramírez no tendría la posibilidad de ir por su segunda medalla de oro.  

No obstante, meses después de que el matancero se ganara la plaza por la Serie Mundial, Cubasí reportaba que “el desarrollo propio de un muchacho de apenas 19 años le impidió mantenerse en ese peso, y Cuba debió renunciar a esa plaza, porque en esta disciplina la clasificación la obtiene el deportista, no el país”.  

Peleas más importantes del boxeo cubano para cerrar 2023

La imposibilidad de mantenerse en el peso adecuado obligó a los entrenadores a mover a Andy Cruz de división y Robeisy Ramírez se vio ante una nueva oportunidad de ganarse el puesto para los Juegos de Rio 2016. Aquello pondría fin a la rivalidad que empezaba a surgir entre ellos y nos privó de ver una tercera pelea.  

“No fue una alegría, sino ver una posibilidad. Todo se iba a definir en el Playa Girón, y él allí se presentó en 64 kg, pero yo me sentía listo para vencer. Quería esa pelea en el Playa Girón para desempatar porque nos quedamos con una victoria para cada uno. Yo gané en el Campeonato Nacional y luego el me ganó en la Serie porque estaba mejor preparado que yo, no estaba entrenando bien y no es justificación, me ganó bien, pero quería el fin de año tener mi revancha”, dijo El Tren entonces.  

Ahora, cuando han pasado ya más de 8 años de aquellos enfrentamientos, Robeisy Ramírez y Andy Cruz pelean como profesionales, aunque ya no podrán verse las caras nuevamente, pues mientras el campeón mundial de la OMB actúa en 126 libras (pluma), el segundo lo hace en 135 libras (ligero).

Pablo Vicente, un cubano en tierra de Roberto Durán: «tengo dos patrias, Cuba y Panamá»

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.

Imagen cortesía de Fotos: César A. Rodriguez.

Autor

https://googleads.g.doubleclick.net/pagead/ads?ad_type=video_text_image&client=ca-video-pub-4968145218643279&videoad_start_delay=0&description_url=http%3A%2F%2Fwww.google.com&max_ad_duration=30000&adtest=on