Foto: Las Mayores.com

El problema se agudiza con los días, las partes no llegan a buen puerto y algunas tensiones se alimentan con diversos criterios. Especulación, es la palabra que define este asunto, porque consenso no aparece en el vocabulario.

El tres de enero del presente año, Oscar Luis Colás abandonó el país con el objetivo de firmar con una franquicia de Grandes Ligas. Desde ese entonces, una especie de guerra fría surgió entre el equipo japonés, Halcones de SoftBank, y él jugador, considerado un gran prospecto del béisbol cubano.

Colás en 2017 firmó un contrato por la Federación Cubana de Béisbol (FCB) para representar a los Halcones de SoftBank de la Nipon Profesional Baseball (NPB). El santiaguero, en tres temporadas con el equipo de Fukuoka, jugó 57 desafíos en el equipo de desarrollo y solo siete en el primer conjunto.

En junio del 2019, debutó en la NPB, en la cual registró línea ofensiva de .278/.381/.444 en 21 comparecencias. “No conté con suficiente oportunidad con SoftBank. Me dijeron que para integrar el primer equipo tenía que lanzar como Moinelo y batear como Gracial o Despaigne”, le afirmó Colás al grupo de Facebook Avispas Rojinegras de Cuba, en días recientes.

Después que terminó la contienda en Japón, Colás regresó a la Isla para jugar con Santiago de Cuba, conjunto que no pudo llegar a la postemporada de la Serie Nacional 59. A pesar de luchar con una lesión en la segunda parte del campeonato, fijó un OPS de .793 con cuatro vuelacercas y 18 remolques.

La guerra fría entre Oscar Luis Colás y SoftBank

La directiva de los Halcones arribó a la Isla en diciembre pasado para renovar el contrato del prospecto de 21 años. “No estuve de acuerdo con el precio que me ofrecieron ($500 000 dólares) y entonces ellos me informaron que discutiría nuevos términos de la renovación cuando regresaran a Japón” le informó Colás a Pelotacubanablog.com.

Cuando los japoneses volvieron a preguntar por Colás, ya este había tomado un nuevo camino, uno que no tenía nada que ver con Japón. “Es mi sueño, jugar con un equipo de MLB”, dijo a Avispas Rojinegras de Cuba.

El 19 de febrero, con la excusa de un incumplimiento de contrato, el club de la ciudad de Fukuoka anunció que Oscar Luis Colás había sido puesto en la lista de inelegibles, es decir, no podía fichar con ningún equipo de béisbol en el mundo.

Play Off Magazine contactó directamente con Colás para referirse al tema. “¿Cual opción sobre mí?”, se cuestionó el talentoso jugador santiaguero ante la pregunta.

“Cumplí con los tres años de mi contrato. Tengo mi contrato y nadie pude decirme algo que no esté firmado en él”, nos recalcó el santiaguero.

Colás tiene a su favor que varios equipos de MLB se están fijado en él, según publicaron Pelotacubanablog.com y Francys Romero. Cuando la oficina del comisionado del Big Show anuncie que se puede realizar Showcase, el joven corpulento puede someterse a uno.

¿Qué argumentos pueden usar los Halcones para colocarlo como inelegible?

Conversamos con el conocido sitio especializado en la NPB, Béisbol Japonés, para obtener referencias sobre los Halcones y sobre en qué argumentos se basaron para enviar a Colás a la lista de inelegibles. El director principal del sitio, Claudio Rodríguez, nos aclaró al respecto.

“No conocemos la causa exacta, pero hay varias posibilidades. Primero, existe una figura legal en la NPB en la que los equipos tienen prioridad a la hora de firmar a un jugador una vez que este ya ha jugado con el equipo. Una vez que se termina el contrato, el equipo coloca a ese jugador en su lista de «reservados» para que nadie más lo firme mientras prepara su oferta para renovarlo.

“Si por alguna razón la negociación para renovarlo no llega a buen término, entonces el equipo lo deja en libertad y este puede firmar con cualquier otro equipo. Esta figura legal es válida no sólo dentro de Japón sino también a nivel internacional. Aun sin la existencia de un contrato firmado, ningún otro equipo puede firmar al jugador hasta que el club que lo tiene reservado lo deje en libertad”, explica Claudio Rodríguez.

Sobre esta variante que detalla Béisbol japonés, si ese fuera el caso, ya Colás hubiera quedado en libertad desde el momento en que rechazó la renovación. Así cualquier otro club de NPB o MLB podía contratarlo.

“El otro problema es que el contrato es firmado por SoftBank y la Federación Cubana de Béisbol en representación de Colás, así que hay detalles que la FCB ha podido negociar en ausencia de Colás que este desconoce”.

Esta opción no debería ser cierta, puesto que no se puede firmar un contrato a espalda de un jugador.

Un caso con similitudes al de Colás se dio con Lourdes Gurriel Jr en 2015 con las Estrellas de Yokohama. Entonces, DeNa BayStars puso en la lista de restringidos al menor de los Gurriel sin que el cubano hubiera firmado contrato alguno.

“Al final yo no firmé como tal ningún contrato que me obligara a estar con ese equipo todavía y me dejaron así. Incluso me tienen en esa nómina hasta noviembre y eso me perjudicó para otros contratos porque al final ya me tenían incluido en ese equipo y no pude participar en otro torneo”, dijo Lourdes Jr. a Francys Romero.

Aunque el destino es incierto, el futuro gira sobre conversaciones entre MLB y NPB, pero antes queda por conocer si hay algo nuevo en esta guerra fría. SoftBank está seguro de que retendrá al cubano y Colás tiene toda la confianza de que firmará en MLB. Entonces, nos quedan capítulos de esta novela. 

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine